Inicio / Actualidad / COVID-19: Wuhan se prepara para el fin de la cuarentena y América para la batalla

COVID-19: Wuhan se prepara para el fin de la cuarentena y América para la batalla

Mientras Wuhan, la ciudad china donde brotó la pandemia de coronavirus, se prepara para finalizar casi tres meses de cuarentena, América, con Estados Unidos a la cabeza, afronta esta semana decisiva en la lucha contra un virus que mantiene en ascenso la curva de contagios. Italia, por el contrario, presenta un tendencia de ligero descenso.

wuhan cuarentena
Un hombre dentro de una zona de seguridad de un área residencial de Wuhan (China), origen de la pandemia de coronavirus. EFE/EPA/ROMAN PILIPEY

Wuhan finiquita a partir de este miércoles casi once semanas de cuarentena, aunque los ánimos de sus residentes están divididos entre las ganas de marcharse y quienes temen que otras ciudades pongan trabas a su llegada.

“Las medidas de control y prevención de la epidemia siguen siendo una prioridad y la gente debe seguir alerta”, afirmó hoy el funcionario local Hu Shuguang a la cadena estatal CGTN.

Según Hu, Wuhan ha logrado salir del hoyo en el que se encontraba hace dos meses y la situación no deja de mejorar: desde el 18 de marzo, la ciudad sólo ha confirmado dos casos de coronavirus en dos días separados.

“Que no haya nuevos casos no significa que haya cero riesgos en Wuhan. Las tareas de prevención y control siguen siendo críticas”, acotó.

Y mientras algunos viajeros comienzan a preparar sus equipajes para salir, otros se lo han pensado dos veces y han decidido no viajar en este periodo.

El fin de la cuarentena en Wuhan se une así a otra buena nueva difundida hoy por la Comisión Nacional de Sanidad: el primer día que han informado de que no se han producido muertos ni en Wuhan ni en el resto del país por COVID-19.

Los contagiados “activos” continúan disminuyendo y suman 1.242 casos, de entre los cuales hay 211 en estado grave (181 de ellos, en Wuhan), mientras que las autoridades chinas siguen preocupadas por el continuo goteo de positivos detectado en viajeros chinos procedentes del extranjero y que hoy sumó 32 nuevos casos.

América: un posible repunte de casos

América se encuentra en una semana decisiva en la lucha contra el coronavirus ante la previsión de un repunte de casos en el continente, donde se cree que Estados Unidos está a punto de llegar al pico de contagios, mientras crece la presión de algunos sectores para que se relajen las restricciones y las cuarentenas que tienen paralizados el empleo y la economía.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de que aunque Europa concentra aún más de la mitad de los casos (más de 655.000), seguida de América (más de 413.000) y Asia-Pacífico (más de 112.000), solo en el caso americano hay una curva ascendente de contagios.

De hecho, Estados Unidos se mantiene como el país con el mayor número de infecciones del mundo (más de 369.000), seguido de España (unos 140.000) e Italia (132.000).

Además, Estados Unidos superó este lunes los 10.000 muertos por coronavirus y se sitúa como el tercer país con más fallecidos tras Italia y España, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

Dentro de América, los países más afectados después de Estados Unidos siguen siendo Canadá (16.500 casos y 339 muertes); Brasil (más de 12.000 casos y 553 muertes); Chile (4.815 contagios y 37 decesos); y Ecuador (3.747 infectados y 191 fallecidos).

Tras ellos se sitúan Perú, con 2.561 casos y 92 muertes; México (2.143 y 94, respectivamente); Panamá (1.988 y 54, respectivamente); República Dominicana (1.828 infectados y 86 decesos); Colombia (1.579 y 46) y Argentina (1.554 y 48) .

wuhan cuarentena
Voluntarios entregan alimentos y productos de limpieza en Río de Janeiro (Brasil) por la crisis del coronavirus. EFE/ Antonio Lacerda

Italia, tendencia en ligero descenso

Los fallecidos en Italia con coronavirus ascienden hoy a 17.127, al registrarse 604 más en las últimas 24 horas, una cifra inferior a la del día anterior, mientras se reducen los contagios y el número de personas hospitalizadas.

Los casos totales desde que se detectó el virus el 20 de febrero son 135.586, 3.039 más respecto al lunes y que indica que continúa la tendencia de ligero descenso en la propagación del virus.

Actualmente hay 94.067 personas enfermas, y el número de positivos ha subido solo 880 en un día, la cifra más baja desde el pasado 10 de marzo.

Un total de 24.392 personas ya se han curado, de ellas 1.555 en las últimas 24 horas, también un dato muy favorable, según los datos transmitidos por el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli.

La gran mayoría de los positivos, 61.557, están en aislamiento domiciliario, otros 28.718 están hospitalizados con síntomas -menos que el día anterior- y solo 3.792 están en cuidados intensivos (106 menos que ayer), lo que mantiene una reducción de estos pacientes graves por cuarto día consecutivo.

Japón decreta el estado de alerta

Japón quedó a partir de este martes y durante un mes bajo un estado de alerta sanitaria que busca atajar el repunte reciente de la pandemia de coronavirus y que afectará especialmente a los centros educativos y a los lugares de ocio, buscando no afectar demasiado a la poderosa maquinaria productiva del país.

“No hay tiempo que perder (…). Hay riesgos de una grave amenaza para la vida de la gente”, afirmó el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en una rueda de prensa para explicar la decisión adoptada.

Es la primera vez en la historia reciente del país que se aplica esta medida, conocida en Japón como estado de emergencia, para hacer frente a una situación que, en principio, tiene unas dimensiones que están muy lejos de las de otros países afectados por la COVID-19, como España, Italia, Estados Unidos o China.

Japón registró el primer caso de coronavirus a mediados de enero, y hasta la fecha ha afectado a unas 4.800 personas, con 108 muertos, incluyendo los infectados en un crucero que fue sometido a cuarentena.

Pero en los últimos días se ha notado un repunte preocupante en Tokio, donde ya se alcanzan unos mil casos.

Boris Johnson, estable en la UCI

El primer ministro británico, Boris Johnson, se mantiene “estable” desde la pasada noche en la unidad de cuidados intensivos del hospital londinense de St Thomas y continúa “con buen ánimo“, confirmó este martes un portavoz de Downing Street.

“Está recibiendo un tratamiento estándar de oxígeno y respira sin ninguna otra ayuda”, agregó la fuente oficial, que aclaró que Johnson “no ha precisado de ventilación mecánica o respaldo respiratorio no invasivo”.

El líder tory, de 55 años, fue ingresado en ese centro público el pasado domingo como medida de precaución debido a sus persistentes síntomas de coronavirus, en particular, una fiebre alta.

Johnson fue trasladado anoche a la unidad de cuidados intensivos (UCI) al haber empeorado su estado, delegando el mando en el titular de Exteriores, Dominic Raab.

El portavoz del dirigente conservador señaló hoy que “el primer ministro ha estado estable durante la noche y continúa con buen ánimo”.

África supera los 10.000 contagios por coronavirus

Los casos de contagios por el nuevo coronavirus en el continente africano, registrados en 52 países, han pasado este martes de los 10.000, y la mitad de ellos se contabilizan en Sudáfrica y tres países del norte: Argelia, Egipto y Marruecos.

Además, las muertes de pacientes con COVID-19 alcanzan ya las 489, según el último recuento de Efe a las 8.00 GMT a partir de los comunicados individuales de los Gobiernos africanos y los datos que tabula la Universidad John Hopkins (EEUU).

Sudáfrica está a la cabeza de países afectados, con 1.686 casos, seguido por Argelia (1.423), Egipto (1.322), Marruecos (1.141) y Camerún (658), pero dos tercios de los 52 países afectados siguen aún por debajo de los 100 casos detectados.

En total, en el continente se han registrado 10.111 casos positivos por COVID-19, y solo han pasado 6 días desde que se superaron los 5.000, mientras que el primer caso de la enfermedad se detectó en Egipto, el 14 de febrero.

Respecto a las muertes, Argelia es el país con más fallecidos, con 173, seguido de Egipto (85), Marruecos (83) y Túnez (22), y Burkina Faso y la República Democrática del Congo son los dos países subsaharianos con más muertos con COVID-19, con 18 decesos cada uno.

Casi una veintena de países africanos no cuentan aún con ninguna muerte, y casi un 80 % tienen menos de una decena.

Dada la vulnerabilidad de sus sistemas de salud, muchos países han evitado esperar a un desbordamiento de la situación, como ha sucedido en países de Europa, y se han adelantado a aplicar duras medidas para contener la propagación de esta enfermedad vírica contagiosa que produce fiebre alta y complicaciones respiratorias.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…