Inicio / Sanidad / Voz de alerta para evitar daños irreversibles por malas zambullidas en el agua

Voz de alerta para evitar daños irreversibles por malas zambullidas en el agua

Quince jóvenes han ingresado en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo en los últimos tres años con lesiones medulares irreversibles como consecuencia de una mala zambullida, algo que podría haberse evitado, simplemente, con prudencia

Voz de alerta para evitar daños irreversibles por malas zambullidas en el agua
EFE/Gorka Estrada

La secretaria general de Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, Paloma Leis, y el jefe del Servicio de Rehabilitación del Hospital de Parapléjicos, el doctor Antonio Sánchez, han presentado la campaña de prevención de lesiones medulares como consecuencia de malas zambullidas.

Zambullirse bien en el agua

Lo han hecho en la piscina de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha, acompañados por miembros del club natación Toledo que han mostrado la forma adecuada de tirarse a la piscina, siempre con los brazos situados en prolongación del cuerpo para proteger el cuello y la cabeza.

Paloma Leis ha lamentado las “consecuencias dramáticas” de estas lesiones, que suelen incluir la tetraplejia y se dan, sobre todo, entre varones menores de treinta años y en los meses de julio y agosto.

Aunque el número de ingresos con lesión medular a consecuencia de zambullidas no es muy alto -unos quince en los tres últimos años-, el doctor Sánchez ha destacado el coste personal para estos jóvenes, y también que el coste social es “enorme”.

Cuidado, precaución y cuidado

En su mayoría se trata de jóvenes de entre 16 y poco más de veinte años que llegan a Parapléjicos con lesiones medulares “tan altas que muchas de ellas incluso no les dejan ni poder respirar de forma voluntaria y van a necesitar un respirador”, además de que “desgraciadamente hoy día no tienen solución”.

Antonio Sánchez, que lleva más de 36 años como médico en Parapléjicos, ha explicado que no se trata solo de zambullidas en piscinas sino también en los ríos y del ‘balconing’, que consiste en lanzarse desde una habitación a la piscina.

También se ha referido a otra modalidad con riesgo, la persona que corre por la playa hasta que una ola no le deja continuar y se lanza de cabeza al agua: “Ese impacto sobre la cabeza es lo que provoca una fractura vertebral y esa fractura es la que daña la médula que está en su interior, y al dañar la médula se produce una parálisis de los movimientos, de la sensibilidad y de las funciones”.

Campaña de prevención

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha quiere difundir la campaña ‘Mira cómo saltan, sé prudente’ con cartelería y en las redes sociales, más utilizadas por los jóvenes, mediante el hastag #zambullida2013 y el usuario de Twitter HNParapléjicos.

“Merece la pena que, entre todos, hagamos una campaña de divulgación”, ha solicitado el doctor Sánchez al tiempo que Leis ha recalcado que se trata de algo “muy fácil de prevenir” porque “solo se necesita prudencia”.

Los miembros del club natación Toledo han leído los mensajes de prudencia de esta campaña, básicamente no lanzarse al agua en zonas desconocidas, con poca profundidad, desde una altura elevada y donde pueda haber obstáculo; comprobar la profundidad del agua y evitar saltar en aguas turbias, y tirarse de pie antes de hacerlo de cabeza.

También se incluye como consejos tener especial cuidado con los niños cuando estén cerca de aguas recreativas, incluso cuando haya poca profundidad.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…