Inicio / Actualidad / Voces médicas y sanitarias reafirman su lucha contra el tabaco ante el repunte del consumo

Voces médicas y sanitarias reafirman su lucha contra el tabaco ante el repunte del consumo

¿Tan difícil es acorralar al tabaco? Reducir su consumo no está siendo nada fácil a pesar de leyes, campañas, ciencia y concienciación, ya que los últimos datos arrojan un aumento de este nocivo hábito. En el Día Mundial sin Tabaco, 31 de mayo, la OMS encabeza los informes y planteamientos contra el tabaco, acciones a las que se suman médicos de diversas especialidades, desde atención primaria, neumología, oncología, cardiología y reumatología, entre otros

Vídeo de la Sociedad Española de Reumatología (SER) para prevenir contra el tabaco.

Empecemos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que conmemora el Día Mundial sin Tabaco bajo el lema “No dejes que el tabaco te quite la respiración”, acompañado de carteles que muestran un pulmón encerrado en un frasco entre humo y colillas.

Uno de cada cinco fumadores no sabe que fumar puede causar cáncer de pulmón. Hasta 3,3 de los 8 millones de fallecidos anualmente en relación con el tabaquismo mueren por afecciones ligadas al sistema pulmonar, ha recordado en rueda de prensa el doctor Vinayak Prasad, director del departamento de Prevención de Enfermedades No Infecciosas de la OMS.

La experta de esta división de la Organización Mundial de la Salud Kerstin Schotte ha ofrecido otro dato preocupante: “En los países en desarrollo, el 50 % de la gente no asocia fumar a los infartos”.

“Casi el 20 por ciento de la población adulta del mundo fuma, y aquellos que dejan de hacerlo pueden ver en solo dos semanas los efectos beneficiosos de abandonar este hábito para sus pulmones, que recuperan su funcionamiento normal”, añade Prasad.

En 2017, afirma la OMS, 1,5 millones de fumadores o personas expuestas al humo del tabaco murieron de enfermedades respiratorias crónicas; 1, 2 millones por cáncer traqueal, bronquial o pulmonar, y 600.000 por tuberculosis e infecciones del sistema respiratorio.

Unos 60.000 menores de cinco años fallecen de infecciones de las vías respiratorias causadas por humo ajeno, y los que llegan a la edad adulta tienen mayores probabilidades de padecer más adelante enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

tabaco
EFE/J.L.Pino

Oncólogos, cardiólogos, neumólogos, atención primaria

El repunte en el consumo de tabaco, especialmente en los adolescentes, ha llevado a la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEACaP) a impulsar la campaña de prevención “No contamines tu imagen”, que cuenta con el respaldo del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP).

El presidente del GECP, el doctor Mariano Provencio, ha sido muy claro: “Tenemos una especial preocupación por los adolescentes; siguen registrando elevados porcentajes de consumo, especialmente las chicas jóvenes: un 33,2 por ciento del total frente al 29,6 % de los chicos. Es necesario que la sociedad se conciencie de esto”.

El presidente de AEACaP, Bernard Gaspar, añade otros argumentos: “La salud no es el único motivo por el que dejar de fumar, también influyen factores, como el aspecto, la higiene o la limpieza”.

Oncólogos

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) pone el acento en la importancia de la prevención y recuerda  que entre el 30 y el 50 por ciento de los tumores son evitables adoptando hábitos de vida saludables. Responsabiliza al tabaco del 33 % de los tumores y del 22 % de los fallecimientos por cáncer.

La presidenta de SEOM, la doctora Ruth Vera, resalta: “Sabemos que 9 de cada 10 personas desconocen que beber o fumar aumenta el riesgo de desarrollar un cáncer. Por ello, queremos insistir en que nunca es tarde para dejar el hábito tabáquico. Los beneficios de dejar de fumar empiezan desde el primer día y a los 10 años de haber abandonado el tabaco el riesgo de morir por un cáncer de pulmón se reduce a la mitad. Dejar de fumar antes de los 40 años, reduce la probabilidad de muerte por enfermedades relacionadas con el tabaco en un 90 %”.

Cardiólogos

Los cardiólogos han lanzado otra campaña desde la Fundación Española del Corazón (FEC), #HoyDecidoNoFumar, para dejar el tabaco sin que resulte abrumador.

Cada día, en redes sociales, un mini video motivacional con un mensaje creativo distinto animará a no fumar durante 24 horas. La campaña durará 21 jornadas y pretende romper con el escollo de tomar la “gran” decisión, dejar de fumar definitivamente.

tabaco
EFE/Jeffrey Arguedas

“Pensar en dejar de fumar para siempre puede abrumar al fumador, pero decidir no fumar durante un día es un reto asequible”, indica la doctora María Rosa Fernández Olmo, miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y vocal del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

Según informa la FEC, el 34 por ciento de los adultos españoles consume tabaco a diario, y de ellos, el 33, 4 por ciento nunca se ha planteado dejar de fumar, mientras que el 21,1 por ciento se lo ha planteado sin llegar a intentarlo, según datos de la última encuesta sobre consumo de drogas EDADES (2017-2018).

Fumar, añade esta fundación, multiplica por dos y hasta por tres el riesgo de infarto de miocardio, ictus y arteriopatía periférica, y es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares después de la hipertensión arterial.

Comité de Prevención del Tabaquismo

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, que representa a 36 sociedades médico-científicas, colegios profesionales y asociaciones civiles, ha mostrado su preocupación por el repunte del consumo de tabaco y ha pedido nuevas medidas y más espacios sin humo.

“El tabaco y el tabaquismo no ocupa el lugar que corresponde en la agenda de los políticos, en las agendas de las propias sociedades y de los profesionales”, ha afirmado el presidente del CNPT, Andrés Zamorano, quien ha situado este asunto como el primer problema de salud pública en España.

Neumólogos

Los neumólogos, desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), cifran en 60.000 las muertes anuales en España a causa del consumo de tabaco.

Tabaco
Día Internacional Sin Tabaco en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Gustavo Amador

En el marco del Día Mundial, han pedido que se incluyan los tratamientos para dejar de fumar en la cartera de prestaciones financiadas por el Sistema Nacional de Salud, que se extienda la regulación del consumo de tabaco a otros espacios públicos y que se incremente su precio.

Atención primaria

Desde la atención primaria, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), en su Encuesta de la XX Semana Sin Humo, recoge que aumenta la aceptación de que se prohíba fumar en coches cuando hay niños, al tiempo que se reconoce el incumplimiento de prohibición de fumar en terrazas cerradas.

Uno de los datos de la encuesta refleja que en una comparativa de los últimos tres años (2017-2019), el número de fumadores ha aumentado un 3, 3 por ciento, la cifra de exfumadores ha retrocedido un 3,3 por ciento, y el dato de las personas que nunca han fumado registra una subida del 1 por ciento.

Preocupación ante las nuevas formas de consumo

La encuesta pone de manifiesto que en lo se refiere a la comparativa entre tipos de tabaco consumido, cerca del 70 % de los fumadores o ex fumadores preferían el consumo del tabaco convencional, siendo más frecuente entre los fumadores actuales (77 % vs 64 %).

Sin embargo, los nuevos dispositivos de consumo de tabaco cada vez son más populares, en el sentido de conocimiento de su existencia: El 91,7 % de los participantes reconoce haber oído hablar de otros dispositivos de consumo de tabaco, sobre todo el cigarrillo electrónico (90,6 %).

De hecho, los consumidores actuales asumen más fácilmente estas otras formas de consumo: Se han detectado diferencias significativas entre el consumo entre fumadores y ex fumadores en tipos de tabaco, siendo más frecuente entre los fumadores actuales el consumo de los siguientes tipos de tabaco: cigarrillos convencionales, cigarrillos electrónicos, cigarrillos hechos a mano, pipa, pipa de agua/shisha/cachimba y tabaco sin combustión (IQOS).

Preocupa mucho, además, que todavía exista un 20 % de los participantes en la encuesta que consideren que fumar no es perjudicial para la salud”, señala Lucía Goreto, portavoz del Grupo de Abordaje al Tabaquismo de la semFYC.

“Del mismo modo que nos preocupa este 20 %, también debemos señalar las divergencias que hay entre los distintos tipos de consumo de tabaco: solo el 30 % opina que fumar cigarrillos hechos a mano es perjudicial para la salud, y otro 24 % opina que fumar cigarrillos electrónicos también lo es, hasta el punto que un 10,8 % apuntan que ayudan a dejar de fumar. Afortunadamente, el 58,2 % considera que los nuevos dispositivos son tan perjudiciales como los cigarrillos convencionales”, agrega esta portavoz.

Como ha sucedido en otras ediciones, los fumadores opinan con mayor frecuencia que fumar No es perjudicial para la salud.

Las embarazadas fuman más

Si en 1980 las mujeres embarazadas que fumaban suponían el 14,3 %, 36 años después, en 2016, ese porcentaje aumentó hasta el 20,4 %, según una investigación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

tabaco
Portada del libro “No y punto. Porque #FumarNoMola”

Los datos de la investigación, que tiene como objetivo describir la situación actual y las tendencias del consumo de tabaco en el embarazo en España, entre 1980 y 2016, los ha avanzado el ISCIII, con motivo del Día Mundial sin Tabaco.

Realizado a partir de una muestra de 40.934 mujeres embarazadas, el estudio indica que un 66 % de las gestantes mantuvo el consumo durante todo el embarazo y solo un 22 % dejó de fumar durante el primer trimestre.

Las empresas farmacéuticas también se unen a la lucha contra el tabaco. Un ejemplo. La compañía GSK España difunde un libro dirigido a los jóvenes desde los 11 años sobre cómo los adolescentes se enfrentan por primera vez a esta adicción. “No y punto. Porque #FumarNoMola”, se titula.

Diez motivos para dejar de fumar: por tus huesos

La Sociedad Española de Reumatología (SER) informa de la campaña “Por tus huesos, no fumes”, donde se dan a conocer los daños que produce el tabaco en el sistema musculoesquelético y autoinmune sistémico, así como su influencia en el desarrollo de las enfermedades reumáticas, a través de un Decálogo.

1)           Los radicales libres del tabaco provocan inflamación. El tabaco, es una sustancia tóxica y oxidativa, genera radicales libres que provocan inflamación y facilitan el desarrollo de enfermedades reumáticas. Además, también las agravan en las personas que ya han desarrollado alguna de estas patologías.

2)           Puede empeorar las consecuencias del lupus. El lupus eritematoso sistémico es una patología reumática que puede afectar a cualquier órgano del cuerpo. El tabaco, al tener sustancias que favorecen la inflamación, hace que exista mayor actividad y mayor desajuste del sistema inmunitario, de manera que aumenta el riesgo de tener afectación de órganos diana. También se relaciona con la aparición de manifestaciones potencialmente graves como el infarto o el ictus.

3)        Incremento de enfermedad cardiovascular. De sobra es conocido que el tabaco tiene una influencia negativa en el pulmón y aumenta el riesgo cardiovascular. A lo que habría que sumar que los pacientes con enfermedades reumáticas inflamatorias tienen mayor riesgo de padecer eventos cardiovasculares respecto a la población general.

4)        Multiplica por cuatro el riesgo de padecer artritis reumatoide (AR). La AR tiene un componente genético importante, pero existen factores ambientales que favorecen su aparición. En este sentido, se ha demostrado la influencia del tabaco en la aparición de la enfermedad y sobre todo en la generación de anticuerpos anti-péptidos citrulinados, los cuales condicionan una enfermedad con peor evolución.

5)        Disminuye la oxigenación y aumenta el dolor. El tabaco provoca una hipoxia crónica en el organismo al disminuir el calibre de los vasos sanguíneos lo que origina una disminución del aporte de oxígeno a los tejidos, dificultando así su capacidad de regeneración. Además, se ha demostrado que el tabaco aumenta el nivel de los neurotransmisores del dolor, en la sangre.

6)        Disminuye la efectividad de los tratamientos. Los pacientes con enfermedades reumáticas que fuman tienen menor respuesta a los fármacos, de manera que se necesita mayor dosis de medicamento para que sea más potente y se alcance la respuesta deseada, lo que también aumenta el riesgo de padecer efectos secundarios,  aumentando el dolor y la discapacidad.

7)        Aumenta el riesgo de sufrir fractura osteroporótica, enfermedad que presenta 1 de cada 4 mujeres a partir de la menopausia. El tabaquismo aumenta el riesgo de fractura de cadera y columna. En el caso de los fumadores, la probabilidad de fracturarse la cadera aumenta entre un 30 % y un 40 % que los no fumadores a la misma edad.

 8)        Debilita los huesos. Se ha demostrado que la nicotina enlentece la producción de osteoblastos, las células formadoras de hueso. Al mismo tiempo, fumar disminuye la absorción del calcio procedente de la dieta, indispensable para la mineralización del hueso. También, parece ser que el tabaquismo favorece la aceleración de la descomposición de los estrógenos, hormonas que juegan un papel importante en la construcción y el mantenimiento de un esqueleto fuerte.

9)        Aumenta el riesgo de infecciones respiratorias. Los pacientes con enfermedades reumáticas como el lupus, esclerodermia, vasculitis, síndrome de Sjögren, SAF, Behcet, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante y artritis psoriásica tienen una mayor frecuencia de infecciones respiratorias, en ocasiones causadas por la desregulación del sistema inmune y por los tratamientos utilizados. El tabaco genera un riesgo aún mayor de infecciones respiratorias, pues interfiere con los mecanismos de defensa naturales del pulmón y deteriorando la función del sistema respiratorio.

10)         Dejar de fumar mejora la calidad de vida. Suprimir el tabaco ayudaría a prevenir enfermedades reumáticas, así como a disminuir complicaciones en los pacientes y conseguir que el tratamiento sea más efectivo.

Por último, aquí tienes una infografía de la encuesta de la semFYC por la Semana sin Humo.

tabaco

 

tabaco

 

 

(No Ratings Yet)
Cargando…