Inicio / Enfermedades / Vitíligo: manchas en la piel y en el ánimo

Vitíligo: manchas en la piel y en el ánimo

Se desconoce su causa pero se trata de una enfermedad crónica. Existen maneras de paliar el vitíligo y por qué no, camuflarlo. Las miradas de la gente sobre las manchas blancas de los afectados pesan demasiado, por lo que se convierte en algo más que un problema estético

Vitíligo: manchas en la piel y en el ánimo
EPA/DPA/Arno Burgi

El vitíligo se basa en una pérdida de la pigmentación. Los melanocitos, las células encargadas de la pigmentación o bien desaparecen o bien pierden su función; es entonces cuando aparecen manchas blancas muy llamativas en distintas localizaciones del cuerpo.

“La forma más frecuente que es la que llamamos vitíligo no segmentario, que además suele aparecer en zonas muy visibles, sobre todo cara y manos. Son zonas muy expuestas; uno de los problemas fundamentales es que se ven” afirma Elena Tebar, dermatóloga y miembro del equipo del doctor Ruiz en la Clínica Ruber y la Clínica Dermatológica Internacional.

Las causas de la enfermedad son desconocidas. Está comprobado que existen distintos factores implicados, la causa es, por tanto, multifactorial.

“Hay factores genéticos. De los pacientes que tienen vitíligo, un 30% tiene familia también con la enfermedad”, afirma Tebar.

También existe el factor autoinmune. Las células de la defensa de nuestro cuerpo, por un motivo desconocido, empiezan a luchar contra las células que dan pigmento a la piel y las matan.

Esa teoría se ve apoyada por el hecho de que cuando aparece el vitíligo suele coincidir en que esa persona, en cierto porcentaje, tiene ciertas enfermedades autoinmumes asociadas.

“A veces, igual que luchan contra el pigmento lo hacen contra el tiroides, por ello a los pacientes que diagnosticamos vitíligo les pedimos una analítica para ver que su tiroides está funcionando normalmente”, afirma la dermatóloga.

El 20% de las personas que tiene vitíligo tienen afectación del tiroides. No quiere decir que el tiroides sea la causa sino que coexisten ambas patologías a la vez porque el mecanismo que las produce sería similar.

Sin diferencia de raza o sexo

El vitíligo afecta entre un 0,5 a un 1% aproximadamente de la población mundial sin diferencia de razas o de sexo. Sí es más frecuente que aparezca entre los 10 y los 30 años. Edades, sobre todo las tempranas, de una gran interacción social.

El 50% de los afectados tienen menos de 20 años y una vez que el afectado lo tiene es para el resto de su vida, es uno de los problemas” comenta la doctora.

El curso de la enfermedad es, por ahora, impredecible. Existe un 10% de pacientes que repigmentan, vuelve el color normal de la piel. Algunos cuando comienzan el tratamiento responden al mismo pero con el tiempo se vuelven a despigmentar.

“Es una enfermedad que no mata, no da síntomas pero el principal problema es que tiene un impacto sicológico brutal en los pacientes. Crea complejo, problemas de autoestima, dificultad en las relaciones sociales pero la mayor angustia es que su curso es impredecible; no saber qué va a ocurrir genera mucha ansiedad” afirma Tebar.

Una de las zonas de aparición de las manchas es la zona genital y provoca un impacto psicológico muy importante.

Tratamiento del vitíligo

Es lento, pesado y a veces puede resultar frustrante ya que puede volver la despigmentación. No hay forma de curarlo pero existen tratamientos que aunque van despacio, se consigue devolver el color a las manchas a un alto porcentaje de pacientes.

“En España hay pocas unidades centradas en el vitíligo y hemos creado una unidad para ayudar; hemos protocolizado los tratamientos, les hemos dado estructura. Queremos que los pacientes encuentren un apoyo y consigan repigmentar sus manchas” afirma la doctora.

Según el tipo de vitíligo hay lesiones más segmentadas, más extensas.

  • Manchas localizadas

Para una persona con manchas muy localizadas la primera opción es con cremas, corticoides tópicos o los inhibidores de una enzima, la calcineurina.

“Si no responde comenzamos con fototerapia. Si tiene una pequeña zona dañada contamos en la unidad con el láser Excimer, una forma de radiación UVB. Está indicado incluso para niños. Lo que mejor responde el vitíligo son los rayos ultravioleta; conseguimos repigmentar antes y solo lo aplicamos donde están las manchas” afirma Tebar.

  • Manchas extensas

Lo más apropiado en estos casos son los UVB de banda estrecha.

“El paciente que tiene un vitíligo muy extenso se broncea porque se va pigmentando también la zona que no está afectada. No se pigmenta tanto  y los efectos secundarios están minimizados” afirma la doctora.

El maquillaje es también una opción muy común entre los afectados. “Es un buen apoyo emocional, se enseña al paciente a maquillarse y disimular las manchas hasta que empiezan a repigmentar. Es importante que sepa cómo camuflarlas para hacerlas menos evidentes”

No es sencillo ser el centro de atención sin pretenderlo. Algunos pacientes tienen baja la autoestima, sensación de vergüenza pues todo el mundo les mira.

“Una paciente muy joven me decía que envidiaba a cualquier persona fuera como fuera, alta, baja, gorda o flaca solo por el hecho de que no tuvieran manchas en la piel. Algunos van a entrevistas de trabajo y no quieren poner las manos encima de la mesa”, asegura Tebar.

El vitíligo es una enfermedad que merma mucho la calidad de vida de los pacientes. “Hay que transmitir que no tenemos el milagro ni la curación pero sí les podemos ayudar y conseguir que ese pigmento vuelva en muchos casos o que mejoren” afirma la doctora.

.-Efesalud

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies