Inicio / Enfermedades / Virus emergentes: muy peligrosos si llegaran a unir letalidad y alto contagio

Virus emergentes: muy peligrosos si llegaran a unir letalidad y alto contagio

Cada año dos o tres tipos de virus pasan de una especie animal a la humana; unos son muy agresivos o incluso letales, otros se transmiten con facilidad, dos propiedades que, de combinarse en un solo microbio, causarían una “catástrofe” en la especie humana, algo que afortunadamente no ha ocurrido

Virus emergentes: muy peligrosos si llegaran a unir letalidad y alto contagio
Imagen del virus ébola al microscopio

El director del laboratorio de Coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), Luis Enjuanes, explica a EFE que afortunadamente, por lo general, los virus que se transmiten fácilmente no suelen tener una alta virulencia y, viceversa, cuando tienen una alta mortalidad se suelen propagar muy poco.

La epidemia de gripe A (H1N1) de 2009, detectada en abril de ese año, pasó a ser en junio la primera pandemia del siglo XXI. Era una de las cepas de virus de alta transmisibilidad y generó una gran alarma entre la población, incluso llevó a la compra de millones de dosis de vacunas para combatir al nuevo germen.

Sin esa capacidad de difusión, pero con un carácter mucho más letal, el Virus Respiratorio de Oriente Medio (MERS), causado por un coronavirus, infectó a poco más de 180 personas desde 2012 y murieron casi el 50 % de los afectados. En España se hizo notorio en septiembre del año pasado cuando le fue diagnosticado en Madrid a una mujer de origen marroquí que había viajado a Arabia Saudí.

Enjuanes resta importancia a los nuevos virus aparecidos y recalca que “las epidemias virales han sucedido a lo largo de toda la historia” aunque cita el caso del virus del VIH que causa el sida como uno de los más peligrosos, porque “la población puede tardar incluso años en saber que están infectados y además resultan ser virus muy mortíferos”.

Un virus es un microorganismo que se aprovecha de las células del organismo en el que se hospeda insertando en ellas su carga genética para aprovechar su capacidad de reproducción. Los antibióticos no sirven para combatir las enfermedades víricas por lo que es necesario el uso de antivirales específicos, que no siempre son efectivos.

¿A qué se debe que aparezcan microorganismos que antes no existían?

Algunos virus tienen una gran “variabilidad genética” que hace que, al multiplicarse, den lugar siempre a microorganismos diferentes, con características similares a la cepa de origen. Esa variabilidad facilita el traslado a otras especies, en lo que se conoce como zoonosis.

El último caso de relevancia ha sido la aparición de una nueva cepa de gripe A (H7N9), ya observada en algunos tipos de aves de corral, que en 2013 se propagó a casi 150 personas en distintas ciudades del oriente de China que sufrieron fiebre alta y tos y, en algunos casos, neumonía grave o insuficiencia respiratoria aguda, lo que causó la muerte de 45 personas.

El virus de síndrome respiratorio agudo severo (SARS), que afectó a más de 8.000 personas en 2003, es otro caso de virus procedente de aves que surgió también en la zona del Sureste Asiático y causó 774 víctimas mortales.

El del SARS es un caso de virus con una gran facilidad de transmisión al propagarse a través de la tos o los estornudos, mientras que otros tipos de microbios como los que provocan las fiebres hemorrágicas se transmiten solo por contacto, de forma mucho más lenta y suelen ser mucho más patógenos.

Un virus de este último tipo es el virus del Ébola, con una tasa de letalidad de hasta el 90 % y que se ha producido, según la OMS, principalmente en aldeas remotas situadas cerca de selvas tropicales de África central y occidental ya que procede de animales salvajes, en especial murciélagos.

Según Luis Enjuanes, el cambio climáticos es otra de las causas habituales de la propagación de nuevas infecciones ya que promueve la migración de algunos animales como por ejemplo los mosquitos que se trasladan del norte de África hacia el sur de Europa.

El científico asegura que, en la actualidad, una epidemia “se puede descontrolar” y pasar de una parte a otra del mundo “en menos de 24 horas” aunque afirma que los sistemas de diagnóstico de virus, sean estos conocidos o no, son “muy poderosos” hoy en día y su detección es “rapidísima”.

Una vez finalizada la temporada de gripe persisten entre nosotros diversos rinovirus y coronavirus, causantes del resfriado común y con los que convivimos a diario. Afortunadamente en los últimos meses no ha aparecido ninguna amenaza concreta, algo que no frena el trabajo de los científicos que no bajan la guardia y se mantienen a la espera mientras se dedican a la prevención.

(No Ratings Yet)
Cargando…