Inicio / Coronavirus / La vida sexual, otra víctima de la pandemia de COVID-19

La vida sexual, otra víctima de la pandemia de COVID-19

La pandemia por COVID-19 ha cambiado radicalmente la vida afectiva y sexual de las parejas. Así lo ha revelado un estudio coordinado por el doctor François Peinado en el que han participado especialistas españoles, italianos e iraníes. Las restricciones de movimiento, el distanciamiento social, el trabajo en el hogar con los niños de por medio y el miedo al contagio han provocado una disfunción sexual que hará que las relaciones cambien en los próximos meses o años

vida sexual covid 19

La publicación científica International Brazilian Journal of Urology ha publicado recientemente este informe, titulado “Impacto de la pandemia de COVID-19 en el comportamiento sexual de la población. La visión del este y el oeste”.

Coordinado por el doctor François Peinado, jefe de Servicio de la Unidad del Varón del Hospital Ruber Juan Bravo (Madrid), ha contado con la participación de especialistas españoles -doctores María Fernanda Peraza Godoy y Eduard García Cruz-, italianos -doctores Marina Di Mauro y Giorgio Ivan Russo- e iraníes -doctores Mehri Mehrad y Mohammad Ali Nilforoushzadeh-.

El estudio explora el impacto de la pandemia de COVID-19 en el comportamiento sexual de la población de estos tres países, destacando que la situación ha cambiado radicalmente la forma de vida en todo el mundo y ha transformado las relaciones interpersonales y de pareja.

Algo que, como apunta el doctor Peinado en una entrevista a EFEsalud, ha afectado indistintamente a todas las regiones.

“Los problemas relacionados con la pandemia y sus consecuencias en las relaciones sexuales son comunes en todos los países, dado que el comportamiento sexual de todas las personas es el mismo”, advierte el experto.

El impacto de la COVID-19 en la vida sexual

Es indudable que todavía existen más preguntas que respuestas y en un futuro próximo podrán evaluarse los efectos de la pandemia por COVID-19 con más detalle.

Además, deben investigarse los factores psicológicos, sociales y biológicos con respecto a un incremento de la disfunción sexual debido al miedo o la ansiedad, ya que la sexualidad humana es un fenómeno complejo en el que influyen múltiples factores.

Sin embargo, como destaca el especialista en medicina sexual, es innegable que la COVID-19 tendrá un impacto negativo tanto en términos de afectividad como en las relaciones sexuales.

“El hecho de haber estado confinados tanto tiempo, el tener que trabajar en casa, la presencia continua de niños en el hogar, el miedo al contagio y el distanciamiento social han provocado una dificultad en la espontaneidad a la hora de tener relaciones sexuales”, apunta.

“Además, -añade-, con las malas perspectivas económicas mucha gente está muy preocupada por el futuro, y ese estrés condiciona la afectividad y hasta el deseo sexual. Asistiremos en los próximos meses o años a cambios en las relaciones en todos los niveles” advierte el doctor del Hospital Ruber.

Riesgo de ruptura en las parejas y menos natalidad

A pesar del baby boom que muchos auguraban a causa del confinamiento, la realidad es que los expertos contemplan que ocurra todo lo contrario y las cifras de natalidad se desplomen.

“Los baby booms se producen cuando hay un futuro prometedor, y yo creo que, con las perspectivas económicas actuales, lo que se va a producir es precisamente el fenómeno contrario. El descenso en la natalidad que España ha experimentado en los últimos años se va a ver todavía más agravado”, advierte el doctor.

Pero los efectos van más allá y el coordinador del estudio asegura que esta situación puede suponer incluso el fin de muchas relaciones.

“Si ya de por sí la convivencia y las relaciones de pareja son muy complejas, imagínate si le sumamos el encierro, la dificultad para tener relaciones sexuales, la pérdida del trabajo o los problemas económicos. Todo esto va a actuar como detonante de muchísimos divorcios” advierte el doctor Peinado, que subraya que el impacto psicológico y económico de esta pandemia durará meses después del regreso a la normalidad.

vida sexual covid 19
El encierro, la dificultad para tener relaciones sexuales, la pérdida del trabajo o los problemas económicos van a ser desencadenantes de muchos divorcios, según los expertos. EFE/Marcial Guillén

Prudencia y responsabilidad a la hora de iniciar una relación

En cuanto a aquellas personas que se disponen a iniciar una nueva relación, los expertos recalcan que es arriesgado por la exposición al contagio, así como tener relaciones sexuales no monógamas.

Y, aunque para el doctor Peinado cualquier momento es bueno para iniciar una relación, va a ser complejo para muchísimas personas; sobre todo para las más mayores, que no contemplan las alternativas que ofrecen, por ejemplo, las aplicaciones web.

Y es que las relaciones a través de apps y medios informáticos han aumentado sustancialmente durante los meses de confinamiento. Algo que también ha ocurrido con el consumo de pornografía, como afirman los expertos que han llevado a cabo este estudio.

“Lo que hemos aprendido en estos meses, o deberíamos, es que las relaciones sexuales son uno de los pilares básicos de la felicidad de las personas y de las relaciones. Si tienes pareja estable puedes mantener la actividad sexual que tenías y, si tienes una nueva, intenta tomar ciertas medidas de seguridad. La clave es siempre la prudencia y el sentido común”, concluye el doctor Peinado.

(No Ratings Yet)
Cargando…