Inicio / Sanidad / Veinte minutos que valen una vida

Veinte minutos que valen una vida

Pedro, un madrileño más, se desplomó sobre la acera de la calle Rafael Finat, cerca del metro de la estación de Aluche. Las personas que le socorrieron y dieron el aviso al 112 informaron de que Pedro estaba morado -cianótico- y sufría una crisis convulsiva

El 112 activó el SAMUR y en 20 minutos de trabajo coordinado y profesional, Pedro, un hombre mayor, se encontró a salvo en una UVI móvil camino del Hospital Clínico San Carlos.

El médico y supervisor de guardia del SAMUR, Antonio Sanjuán, confirmó a EFEsalud que Pedro sufría un traumatismo en la zona facial que podría ser de “otra patología distinta” a la de un golpe contra el suelo y que la crisis convulsiva debería ser valorada con pruebas tipo TAC en un centro hospitalario para determinar su origen.

“Hay que valorar bien al paciente y buscar las causas que han provocado su desfallecimiento”, aseguró el doctor después de que Pedro fuera alojado en el interior de la ambulancia.

Sanjuán explicó que el equipo médico tuvo que administrar sedantes al herido para conseguir que se relajara, ya que resultaba muy difícil manejar a Pedro debido a su fuerza y a su estado de conmoción.

Como un día cualquiera

En esa misma fecha, el pasado uno de octubre, el SAMUR, encargado de resolver las emergencias sanitarias que se producen en la vía pública de la capital, atendió a 404 personas y solo una mujer de avanzada edad, que padecía de diabetes, murió en el lugar como consecuencia de una parada cardiorespiratoria.

Los equipos del SAMUR colaboraron en 289 percances, entre los que destacan 32 accidentes de tráfico, 23 agresiones, seis incendios, 58 heridos de diversa consideración, otros seis casos de violencia machista y 173 intervenciones por diferentes tipologías de enfermedades.

(No Ratings Yet)
Cargando…