Inicio / Mujer e infancia / Una nueva tecnología para mejorar los resultados en reproducción asistida

Una nueva tecnología para mejorar los resultados en reproducción asistida

La infertilidad es definida por la OMS como una enfermedad del sistema reproductivo que impide conseguir un embarazo tras un año o más de relaciones sin protección. Una nueva tecnología ayuda a mejorar la selección de embriones y a incrementar las posibilidades de éxito de las técnicas de reproducción asistida

The YouTube ID of PeomF8RL5Gg?list=UUvJS-YNyaWyOucx8bGrHVvw is invalid.

En la actualidad, se estima que alrededor de un 20% de las parejas en edad reproductiva tiene problemas para concebir un hijo y esto afecta a alrededor de 80 millones de personas en todo el mundo.

Frente a esta situación, las técnicas de reproducción asistida han evolucionado para dar una respuesta cada vez más eficaz, rápida y segura a una demanda creciente por parte de los pacientes.

Uno de los factores más críticos a la hora de facilitar el nacimiento de un niño sano tiene que ver con la selección de los embriones. La evaluación de embriones hasta el momento se basaba en el estudio de su morfología, una valoración subjetiva por la que los criterios de selección podían variar según el embriólogo, la clínica y el país.

Contar con datos objetivos que permitan seleccionar los embriones con mayores posibilidades de implantación ha sido uno de los grandes retos de la reproducción asistida.

En relación con esta situación, hoy se ha presentado una nueva tecnología, el sistema Eeva (Early Embryo Viability Assessment), cuya novedad es que permite determinar de forma temprana, objetiva y no invasiva (sin necesidad de extraer los embriones de la incubadora para evaluarlos), cuáles son los más adecuados para transferir al útero, aumentando la posibilidad de éxito del tratamiento.

Reproducción asistida: el bebé más deseado
EFE/ Jeffrey Arguedas

El doctor Diego Ezcurra, responsable científico global de Fertilidad de Merck Serono, la empresa que ha impulsado esta novedad, ha señalado en su presentación: “En reproducción asistida las técnicas de laboratorio limitan el resultado final. Es decir, una paciente puede estar muy bien tratada gracias a los fármacos y producir muchos ovocitos, pero si el laboratorio donde se producen los embriones no funciona de forma efectiva, no conseguiremos buenos resultados”.

El doctor Buenaventura Coroleu, jefe de Servicio de Medicina de la Reproducción en la Fundación Dexeus, Salud de la Mujer de Barcelona, ha apuntado que  uno de los beneficios de este sistema será “la reducción de los embarazos múltiples, ya que la correcta selección ayudará a reducir los embriones a transferir y con ello la posibilidad de gestación múltiple”.

El objetivo de este nuevo método de diagnóstico es dar una respuesta más precisa a los pacientes que encuentran problemas a la hora de tener un hijo.

España, a la vanguardia en fertilidad

España es uno de los tres países del mundo con mejores resultados en reproducción asistida, junto con Estados Unidos y Canadá. “Desde hace años, hemos apostado por los tratamientos de reproducción asistida y contamos con especialistas de gran prestigio, tanto en centros públicos como privados, convirtiéndonos en referente a nivel internacional”, ha afirmado el doctor Coroleu.

En este sentido, España ha demostrado una vez más su carácter pionero en el ámbito de la infertilidad al ser uno de los primeros países en utilizar esta nueva técnica de selección de embriones. Actualmente, se aplica también en Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…