Inicio / Sanidad / Una mujer da a luz en Elche cinco meses después de ser operada del corazón

Una mujer da a luz en Elche cinco meses después de ser operada del corazón

Una mujer ha dado a luz en el hospital de Vinalopó, en Elche (Alicante), cinco meses después de ser operada de una patología cardiaca, un caso clínico del que hasta ahora sólo se conocían otros cinco similares en el mundo. Amaya llegó al mundo sin complicaciones

Una mujer da a luz en Elche cinco meses después de ser operada del corazón
Fotografía facilitada por el Hospital de Vinalopó de Inmaculada Andreu con su hija de pocos días con el equipo médico que las atendió. EFE

Inmaculada Andreu, de 39 años,  tuvo el pasado 15 de noviembre a una niña sana a pesar de sufrir una hipercolesterolemia familiar, por la que fue intervenida con éxito cinco meses antes de “un triple bypass coronario”, informan fuentes de la Generalitat valenciana.

Solo se conocen cinco casos similares en el mundo en el que, tras un proceso clínico similar a este, la paciente pudiera seguir adelante con el embarazo.

La madre, que ya tiene otro hijo, acudió el pasado mes de junio al hospital ilicitano cuando estaba embarazada de 20 semanas al estar aquejada de un cuadro de angina de pecho inestable, una patología de la que ya fue intervenida en 2006, cuando se le practicó un cateterismo para tratar de corregir una obstrucción en algunas de sus arterias coronarias.

Tras varias exploraciones, los facultativos detectaron una progresión de su enfermedad que afectaba de forma crítica al tronco coronario y a otras tres de las principales arterias del corazón.

Ante esta situación, “que ponía en serio peligro la vida de la madre”, los servicios de Cardiología y Cirugía Cardíaca determinaron la necesidad de realizar “una cirugía de triple bypass coronario sin demora”.

En declaraciones hoy a los medios de comunicación, la madre ha afirmado que, a pesar de las complicaciones, decidió seguir adelante con el embarazo.

“Me decían, ya tienes un hijo y aquí lo principal eres tú, pero yo ya notaba a la niña moverse en mi interior y no podía pensar en no seguir adelante”, comenta emocionada la madre,

La operación a la que fue sometida permite restablecer el flujo sanguíneo mediante el uso de injertos vasculares del propio paciente y tiene el objetivo de resolver y prevenir las principales complicaciones de la enfermedad coronaria, como la angina de pecho, el infarto y la muerte súbita.

Según fuentes sanitarias, “son pocos los casos que han sido publicados de cirugía coronaria en pacientes embarazadas, en los que el riesgo materno es bajo pero el riesgo de pérdida fetal y parto prematuro es significativamente mayor”.

A lo largo de la operación, en la que participaron facultativos de los servicios de Cirugía Cardíaca, Cardiología, Anestesia, Medicina Intensiva y Obstetricia, no hubo complicaciones maternas, signos de sufrimiento fetal ni riesgo de parto prematuro.

De hecho, el postoperatorio transcurrió favorablemente y sin complicaciones y la paciente fue dada de alta pocos días después de la intervención.

El padre de la niña, José León, ha dicho hoy que el embarazo no fue “buscado” porque conocían los riesgos de salud para ella y también porque ya son padres de un niño.

En las semanas posteriores y hasta el día del parto, el Servicio de Obstetricia junto al de Cardiología han realizado un seguimiento a la paciente, “que no volvió a experimentar síntomas desde el punto de vista cardiológico ni padecer nuevas crisis de angina”.

“Con la llegada del parto, sólo quería disfrutarlo, después de todo lo que había pasado, pero sobre todo que naciera mi hija para poder verla”, ha asegurado la madre.

El pasado 15 de noviembre la paciente dio a luz mediante parto vaginal una niña sana de 3,285 kilogramos en los paritorios del hospital del Vinalopó sin ninguna complicación de índole cardiológica u obstétrica.

Inmaculada Andreu ha puesto el nombre de Amaya a su hija que, según ha señalado, significa “hija muy querida”.

(No Ratings Yet)
Cargando…