Inicio / Mujer e infancia / Una iniciativa legislativa defiende la elección del sexo de los hijos

Una iniciativa legislativa defiende la elección del sexo de los hijos

El Instituto de Reproducción Cefer, con el apoyo de la Asociación Nacional de Clínicas de Reproducción Asistida (Anacer), promueve esta iniciativa porque, según su director, Simón Marina, “elegir el sexo de tu hijo es un ejercicio de libertad”

Una iniciativa legislativa defiende la elección del sexo de los hijos
Reproducción asistida. EFE/wALTRAUD GRUBITZSCH

La posibilidad de que una pareja pueda decidir si su hijo será niño o niña mediante tratamientos de reproducción asistida es algo que la legislación española prohíbe a los futuros padres, excepto en casos en los que el embrión sufra enfermedades ligadas al género, como la hemofilia.

Sin embargo, el Instituto de Reproducción Cefer, con el apoyo de la Asociación Nacional de Clínicas de Reproducción Asistida (Anacer), están promoviendo una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para que los padres puedan tomar esta decisión sin justificar fines terapéuticos, ya que, en opinión de su director, Simón Marina, “elegir el sexo de tu hijo es un ejercicio de libertad”.

Cefer ha dado comienzo a la recogida de las 500.000 firmas necesarias para que el Congreso acepte la ILP a trámite, con la que busca que la ley española se asemeje a la de países como Estados Unidos, México, Bélgica o Chipre, en los que sí es posible realizar esta selección.

“Hay muchas parejas que tienen que desplazarse a otros países para poder someterse a este tratamiento y la ILP pretende facilitar el acceso a esta técnica a quien no dispone de recursos para irse al extranjero”, ha comentado Marina.

Además, defiende la posibilidad de que la mujer pueda elegir porque es una decisión que no vulnera los derechos de “nadie” y, a su vez, “no obliga” a los ciudadanos a que tengan que hacerlo, sino que amplia el marco de libertades sociales.

Tener hijos de sexo distinto

“El año pasado recibimos cien parejas que solicitaban la selección y el 80 por ciento de ellas ya tenían dos hijos del mismo sexo, por lo querían asegurarse de que el tercero fuera del otro”, ha indicado.

La Audiencia Provincial de Barcelona denegó en 1990 a una mujer la posibilidad de escoger el sexo de su sexto hijo, mediante técnicas de reproducción asistida, para que fuese una niña. En opinión de Marina, esto le causó una “gran depresión”, puesto que ya era madre de cinco varones y quería tener una hija.

Para pulsar la opinión de la ciudadanía sobre este tema, Cefer ha realizado una encuesta a más de 400 hombres y mujeres españolas, en la que han recogido algunos de los argumentos en contra a esta nueva legislación, como que esta posibilidad es un “capricho” y no un derecho.

A su vez, otros temen que los que se sometan a esta técnica puedan decantarse mayoritariamente por un sexo y, de esta manera, desequilibrar la pirámide poblacional.

Una idea que descarta el portavoz de Anacer, Jose Codesido, porque la proporción de padres que eligen el sexo masculino y femenino está repartida a partes iguales, un cincuenta por ciento para cada opción.

“España no es como China o la India donde sí que hay una discriminación de género, por lo que la pirámide poblacional no se encuentra en peligro”, ha argumentado Marina.

Muchos no quieren elegir, pero sí desean que otros puedan hacerlo

De la encuesta también se desprende que aproximadamente el 80 % de las personas no elegirían el sexo de sus hijos, mientras que alrededor del 20 % sí que tomaría esta decisión con anterioridad.

Sin embargo, cuando los encuestados son preguntados si prohibirían que las parejas pudieran tomar esta decisión, sólo un 19 % se muestra a favor.

El precio de esta técnica es caro y ronda los 20.000 dólares en Estados Unidos. Los expertos no se han aventurado a dar una cifra exacta de cuánto costaría el tratamiento en España, pero el portavoz Anacer estima que sería cuatro veces más barato que en EE.UU., por lo que su precio sería superior a los 4.000 euros.

“Es más caro que la Fecundación in Vitro normal porque primero tenemos que fecundar los óvulos, ver cómo evolucionan, y seleccionar él que sea el que la pareja quiere, en definitiva, es más laborioso”, ha expuesto.

El debate sobre esta iniciativa sigue abierto, ya que también recibe críticas desde el punto de vista de la bioética, pero los expertos en reproducción asistida consideran que cada cual es libre de elegir, que existen técnicas para poder hacerlo y que lo único que falta es modificar la ley.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…