Inicio / Mujer e infancia / Una brasileña de 61 años tiene gemelos tras 20 años queriendo ser madre

Una brasileña de 61 años tiene gemelos tras 20 años queriendo ser madre

Llevaba dos décadas intentando cumplir su sueño de tener un hijo, pero le han llegado dos gracias a una inseminación artificial con embriones propios congelados hace diez años

Una brasileña de 61 años tiene gemelos tras 20 años queriendo ser madre
Imagen de una fertilización in vitro/EPA/Waltraud Grubitzsch

El parto ocurrió el pasado lunes, 22 de octubre, en la ciudad de Santos, en el estado de Sao Paulo y el procedimiento fue realizado por el médico Orlando de Castro Neto, propietario de una clínica de ginecología y reproducción asistida que atiende a la mujer desde 1992.

La madre, identificada como Antonia Leticia Rovati Asti, intentó inicialmente quedar embarazada de forma natural.

Después, hace diez años, lo intentó mediante una inseminación artificial y tras un nuevo fracaso, se propuso adoptar un hijo, pero fue rechazada por la edad.

“El nuevo intento de inseminación artificial fue realizado con embriones que quedaron del primer procedimiento hace diez años y que estaban congelados”, dijo a Efe una fuente de la clínica de Castro Neto.

Los embriones procedían de los primeros intentos de la mujer y su esposo, que tiene ahora 55 años, de tener descendencia.

Los gemelos, bautizados como Sofía y Roberto, finalmente nacieron el lunes mediante una cesárea en el hospital Sao Lucas de Santos tras un embarazo de siete meses, una semana después de que la madre cumpliera los 61 años.

Según los médicos, además de una obstrucción en las trompas de falopio, la paciente no conseguía quedar embarazada por un problema en el endometrio.

Ante la falta de resultado, la paciente fue sometida hace diez años al primero de tres intentos de fertilización in vitro que tampoco avanzaron por las dificultades para fijar el embrión.

“Antonia tenía embriones preservados de la primera fertilización, pero tienen una validez de más o menos diez años y estaban llegando a su fin. Ella dijo que quería aprovecharlos para un nuevo intento”, ha explicado el ginecólogo.

Como a excepción de la edad, la paciente no tenía ningún problema médico que le impidiese ser madre, su médico aceptó realizar el procedimiento, que resultó un éxito en el primer intento y con dos embriones.

“La edad no pesó en nada. La única condición es que la mujer tenga útero. Hoy es posible hacer todo el procedimiento con la ayuda de medicinas”, ha declarado el doctor, para quien el mayor obstáculo fue vencer los prejuicios sociales y la resistencia a que mujeres con más de 40 años tengan hijos.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…