Inicio / Sanidad / Un nuevo brote de ébola, sin relación con el de África Occidental, llega al Congo

Un nuevo brote de ébola, sin relación con el de África Occidental, llega al Congo

A la espera de la confirmación por la OMS, el ébola ha llegado a la República Democrática del Congo (RDC), según las autoridades de este país centroafricano, aunque parece que se trata de un nuevo brote, controlado, sin relación con el que ya ha provocado en África Occidental, desde marzo, casi 1.500 muertos en Liberia, Sierra Leona, Guinea Conakry y Nigeria

Un nuevo brote de ébola, sin relación con el de África Occidental, llega al Congo
EFE

El ministro de Salud Pública de la República del Congo (África Central), Félix Kabange, ha confirmado los primeros casos de ébola en este país, con 13 víctimas mortales.

Los casos se produjeron en la localidad congoleña de Boende, en el distrito de Tshuapa, al noroeste, y la presencia del virus fue confirmada por en Instituto Nacional de Investigaciones Biológicas de Kinshasa, la capital; Kabange precisó que, por el momento, la presencia de la enfermedad se limita a un sector de Boende y añadió que la epidemia está controlada y no hay riesgo de expansión.

La localidad de Boende fue donde el virus del ébola se descubrió por primera vez en 1976 y se han registrado seis brotes desde entonces, el último en 2012; según Kabange, este brote no tiene relación con el de África Occidental.

La Organización Mundial de la Salud está realizando una segunda serie de pruebas para confirmar si los casos apuntados por las autoridades del Congo se confirman como ébola.

Sobre la relación entre el brote de África Occidental y el del Congo, Gregory  Hartl, portavoz de la OMS, sostuvo que las pruebas establecerán si son dos cepas diferentes del virus; hay cuatro cepas de ébola.

La ONU ha prometido ampliar drásticamente el apoyo para luchar contra esta epidemia. El director general adjunto de la OMS, Keiji Fukuda, ha resaltado en Monrovia, la capital de uno de los países más castigados, Liberia: “No es una situación sin esperanza”.

El paciente británico afectado, en el Reino Unido

El primer británico afectado por el virus del Ébola en Sierra Leona ha comenzado su tratamiento en una unidad especialmente aislada de un hospital del noroeste de Londres tras haber sido evacuado ayer al Reino Unido desde ese país africano, informa hoy la BBC.

El enfermo ha sido identificado por un científico estadounidense que trabajaba con él como William Pooley, un enfermero voluntario de 29 años que residía en Sierra Leona, según esta cadena pública de televisión.

Cautela con los nuevos fármacos

El biólogo José Antonio López Guerrero, investigador en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Virología, cree que, si bien la noticia del alta de los dos cooperantes estadounidenses con ébola es esperanzadora, aún “es pronto para lanzar las campanas al vuelo”, y advierte de que el medicamento experimental ZMapp tiene que pasar aún por varios ensayos clínicos.

El pasado 21 de agosto los dos misioneros estadounidenses que eran tratados del virus del Ébola desde hacía tres semanas en una sala de aislamiento de un hospital de Atlanta (EE.UU.) fueron dados de alta.

Se trata de los dos primeros pacientes -junto al religioso español fallecido el pasado 12 de agosto, Miguel Pajares, de 75 años- en recibir el fármaco experimental ZMapp, de la compañía Mapp Pharmaceuticals (EE.UU.), anteriormente solo probado en animales.

Un medicamento tiene que pasar por cuatro fases clínicas (Uno: primeras pruebas en las que se identifica la seguridad, tolerancia y dosificación de la molécula. Dos: se prueban los efectos del fármaco y se busca la mejor forma de administrarlo. Tres: el medicamento se prueba en grupos de control más amplios; y Cuatro: estudios post mercado, una vez ya aprobado por las autoridades competentes. Una media de doce años).

López Guerrero afirma, por tanto, ante la noticia del alta de estos dos pacientes: “Cautela, prudencia y seguir los cauces científicos y clínicos adecuados”.

Japón ofrece un medicamento aún no probado

Japón está preparado para ofrecer en casos de emergencia y “bajo ciertas condiciones” un medicamento nipón para el ébola que todavía no ha sido probado e incluso antes de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo autorice, dijo hoy el ministro portavoz Yoshihide Suga.

“Sabemos que hay peticiones por parte de los países afectados sobre un medicamento desarrollado por una compañía nipona que puede ser efectivo para el tratamiento del virus”, dijo Suga durante una rueda de prensa en referencia al antiviral T-705.

El producto farmacéutico comercializado como Avigan y elaborado por los laboratorios del grupo nipón Fuji Film está prescrito para la gripe pero se cree que podría ser efectivo para el tratamiento del ébola.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies