Inicio / Enfermedades / Un día con la EPOC, una enfermedad que empeora calada a calada

Un día con la EPOC, una enfermedad que empeora calada a calada

El Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, 19 de noviembre, es un momento idóneo para tomar conciencia sobre los peligrosos y dañinos efectos del tabaco, causa principal de esta patología, la EPOC, con un enorme infradiagnóstico, un 73 por ciento no sabe que la padece

Un día con la EPOC, una enfermedad que empeora calada a calada
Un cenicero gigante con forma de pulmones ambienta la negociación sobre el control del tabaco en Ginebra, Suiza.EPA/Keystone/Olivier Born

El tabaco y la falta de un diagnóstico precoz son las causas que permiten a esta patología alcanzar datos tan alarmantes, como los 18.000 fallecidos o el gasto de 3.000 millones de euros, que supone la enfermedad cada año en España.

“La mortalidad de la EPOC es un problema que sólo se puede solucionar aunando fuerzas”, afirma Pilar de Lucas, presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

El objetivo de la colaboración entre los organismos implicados es impedir que la tasa de mortalidad siga aumentando ya que, como recuerda José Miguel Rodríguez, director de Relaciones Institucionales de SEPAR, “la EPOC es la primera causa de muerte evitable en España”.

Una enfermedad conocida pero no diagnosticada

Una mujer sopla por un cooxímetro en un taller para dejar de fumar. Efesalud.com
Una mujer sopla por un cooxímetro en un taller para dejar de fumar.EFE/Daniel Pérez

La mejor forma de luchar contra esta patología es su prevención y detección, antes de que puedan aparecer los síntomas más avanzados de la enfermedad.

Estos dos elementos parecen sencillos conociendo la principal causa de la enfermedad, puesto que el 50% de los fumadores desarrollarán la EPOC, sin embargo, la mayor parte del millón y medio de pacientes que la padecen no están diagnosticados debido a la confusión de sus síntomas con el envejecimiento natural.

Por ello, “se recomienda que los fumadores o ex fumadores mayores de 40 años, con algún síntoma respiratorio, se sometan a una espirometría”, señala Pilar de Lucas.

La realización de estas pruebas respiratorias, que miden el volumen y la capacidad pulmonar, pueden llegar a frenar la evolución de la enfermedad y evitar la aparición de síntomas graves como:

  • Inflamación de los pulmones.
  • Daños en el tejido pulmonar.
  • Obstrucción de las vías respiratorias.

Un diagnóstico en una fase leve o moderada se asocia a una mayor supervivencia.

Por tanto, el elemento más eficaz contra la EPOC es la voluntad de cada paciente, ya que de ella depende dejar de fumar, hacerse pruebas respiratorias o realizar ejercicio físico, lo que supone la primera medida no farmacológica frente a la enfermedad.

Prevenir es ahorrar

La prevención del paciente y la colaboración de instituciones, sociedades científicas y gobiernos puede suponer la reducción del coste derivado del diagnóstico y tratamiento de la EPOC, que constituye el 2% del gasto sanitario español.

“Es fundamental implementar acciones que generen mayor concienciación sobre la pesada carga económica que supone la EPOC para Europa”, señala la presidenta de la SEPAR.

Una persona fuma delante de un centro de salud el día de la entrada en vigor de la Ley antitabaco. Efesalud.com
EFE/Sergio Barrenechea

Esta concienciación económica, pero sobre todo sanitaria, es aún más necesaria dado que la tasa de mortalidad española por EPOC ha aumentado un 38,7% con respecto al año anterior, por lo que esta enfermedad destaca por ser “la única patología relacionada con el tabaco cuya mortalidad sigue aumentando”, remarca José Miguel Rodríguez.

Frenar esta tendencia está íntimamente relacionado con un diagnóstico precoz, que aumenta las probabilidades de sobrevivir y reduce los gastos generados por la enfermedad:

  1. Costes directos debido a las hospitalizaciones.
  2. Costes indirectos relacionados con las bajas laborales de los pacientes.

El gasto medio derivado de la atención a los pacientes con EPOC es de 1.876 euros anuales por paciente, según SEPAR.

Más allá de los datos económicos derivados de la enfermedad, la alta tasa de mortalidad de la EPOC exige de una implicación mayor de las instituciones y organismos que permita reducir estos datos y dar un diagnóstico a la mayor parte del 10,2% de la población española que padece esta patología.

Sin embargo, esperar a que ello se produzca puede suponer un diagnóstico tardío para muchos pacientes, por tanto hay que saber que los grandes resultados parten de pequeños gestos como apagar el cigarrillo y empezar a hacer ejercicio.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies