Inicio / Estética / Un corrector estético para los bebés con orejas de soplillo

Un corrector estético para los bebés con orejas de soplillo

La madre de una niña con orejas de soplillo -más separadas de lo habitual- que hace dos años creó un corrector estético para evitar la separación excesiva de los pabellones auditivos de los mayores de 3 años ha desarrollado su invento también para los recién nacidos

Un corrector estético para los bebés con orejas de soplillo
EFE/Ricardo Ferro

Se trata de un corrector formado por dos láminas de silicona transparentes, prácticamente invisibles, que se fijan a la cabeza y a la oreja con adhesivos hipoalergénicos y mantienen el cartílago en una posición cercana a la cabeza..

De tamaño similar a una lentilla, son indoloras, no requieren prescripción médica y pueden usarse a partir de los tres meses, ha explicado la empresa de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) que comercializa este invento en farmacias de toda España.

El corrector estético ha sido creado por Francisca Gamero, una madre extremeña que vivió esta situación con su hija y que recurría a técnicas caseras para intentar corregirla.

Gamero, que ha contado con la colaboración de las universidades de Alicante y Extremadura para el desarrollo de una adhesión inocua que sirva también para los bebés, acaba de lanzar al mercado ‘Otostick Bebé’ recomendado para los más pequeños.

“Queremos que el corrector actúe desde los primeros meses de vida, que es cuando mejores resultados pueden obtenerse”, ha explicado Gamero.

Según la empresa comercializadora, Reva Health, este producto es único y ofrece “una respuesta a la preocupación por los problemas sanitarios y estéticos que afectan a diario a los niños con orejas prominentes”, alrededor de un 5 % de la población.

Dado que las intervenciones quirúrgicas no están recomendadas antes de los siete u ocho años de edad, este invento está indicado para corregir estéticamente y prevenir la separación de las orejas.

“Este corrector, de efecto muy natural, puede acabar con los malos ratos de los más pequeños y evitar futuros complejos y problemas”, ha especificado la empresaria extremeña.

“De manera sencilla y sin necesidad de cirugía, disminuye la separación que se produce por una falta de curvatura de un pliegue situado en la parte superior de la oreja”, ha comentado Gamero, que ideó esta solución porque su hija padecía el problema y no halló tratamientos.

Por eso explica que buscó su propia solución sujetando las orejas durante la noche con esparadrapo para evitar que empeoraran.

En una visita médica, se le olvidó retirar la cinta adhesiva y la pediatra, al advertir el método, lejos de censurarlo le comentó que podía funcionar e incluso frenar que fuera a más.

Esto animó a la emprendedora extremeña a buscar una solución profesional que sirviera para corregir las orejas de soplillo desde la infancia y que también fuera útil para intentar disimularlas en el caso de los adultos.

Para conseguirlo, creó su propia empresa, Innovaciones Disras, que hoy cuenta con 10 trabajadores y da empleo a personas con discapacidad.

(No Ratings Yet)
Cargando…