Inicio / Estética / Tres preguntas fundamentales sobre el champú

Tres preguntas fundamentales sobre el champú

El producto de higiene capilar por excelencia y sus posibles efectos en el cabello han estado sujetos a las creencias populares desde su creación. Pero cuidado, no siempre son ciertas, ¿cómo actúa el champú realmente? Dos dermatólogos explican a Efesalud las claves de este cosmético

Tres preguntas fundamentales sobre el champú
EFE/Robin Utrecht

Los dermatógos Eduardo López Bran, jefe del servicio de dermatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y Sergio Vañó Galván, coordinador de la Unidad de Tricología y estudio de las alopecias del Hospital Ramón y Cajal de Madrid responden a EFEsalud preguntas sobre su influencia en la regulación de la grasa,  la caída del cabello y los posibles efectos nocivos de algunos de sus componentes.

¿Condiciona la grasa que producimos?

Los cosméticos capilares no alteran la regulación de la secreción de grasa sino que pueden mejorarla de forma transitoria. Por ello, cuando una persona tiene el pelo graso y “se pauta un champú anti-grasa, a las pocas horas de lavarlo, vuelve a secretar y se ensucia”, remarca el doctor Vañó.

  •  La grasa se produce por las glándulas sebáceas que hay en el cuero cabelludo y su regulación es neuro-hormonal. Las glándulas reciben impulsos del sistema nervioso que estimula la producción hormonal y esto conlleva el aumento de la producción de grasa, precisa López Bran.
  • Hay otros factores, como el estrés o la utilización de productos irritantes sobre el cuero cabelludo que pueden influir en la grasa, añade.

¿Afecta a la alopecia?

El doctor Vañó aclara que la alopecia tiene un diagnóstico y un tratamiento médico y que el champú es un “producto cosmético, no impide que se caiga menos el pelo, ni provoca la calvicie”.

  • Cuando hay alopecia, el problema está en la raíz del folículo, una estructura que está a 5 mm debajo de la piel del cuero cabelludo y a la que no llega ningún tipo de champú de ni de cosmético capilar, concluye el dermatólogo.
  • López Bran puntúa que cuando el cabello está reseco o quebradizo y la pérdida de pelo se produce porque se rompe el tallo, la solución es  hidratarlo  para reducir el porcentaje de rotura. No obstante, advierte que esto no suele ser el principal problema excepto en personas que abusan de las permanentes o las coloraciones.

→ ¿Si lo lavamos menos, se cae menos? “Pensar que lavando el cabello una vez a la semana, retrasaremos la caída es un razonamiento erróneo”, advierte López Bran. Lo que en realidad sucede es que el pelo que se iba a caer día a día, se acumula y cae a la vez. Lavando el pelo diariamente, se consigue la cifra de caída del cabello se regularice.

¿Puede llegar a ser perjudicial?

Cada vez se presta más atención a la composición de los productos capilares, por ello, aumentan las líneas de cosméticos para el cabello libres de ingredientes derivados de fórmulas artificiales como las siliconas, las fragancias o los aceites minerales.

Cremas, geles y champús, ¿cuáles son los míos?
EFE/Kiyoshi Ota
  • A no ser que el paciente sea alérgico, no hay ningún champú que contenga una concentración elevada de productos químicos que pueda ser mala para la salud. “Por ley, para vender un champú se tiene que demostrar que no es dañino”, matiza Vañó.
  • Los productos cosméticos capilares que pueden dañar la piel del cuero cabelludo o el tallo del pelo son los que tienen un Ph extremo, advierte. Por este motivo,  López Bran recomienda optar por un champú suave, con Ph neutro (entre 4,5 y 5,5), capaz de lavar el pelo y el cuero cabelludo sin alterar sus características fisiológicas normales.

Los detractores del champú

Internet ha popularizado métodos como el “no-poo”, contrario al uso de champú. En la página web “nopoomethod” se propone lavar el cabello solo con agua o utilizando bicarbonato disuelto en agua y vinagre de manzana a modo de acondicionador. Según se describe, tras un periodo de adaptación que puede durar entre 2 y 6 semanas, la secreción de grasa se regula de forma natural logrando un cabello sano y libre de sustancias químicas.

El facultativo Vañó advierte que “no existe ninguna evidencia médica que justifique esta práctica cosmética” y alerta esta moda puede ser perjudicial produciendo dermatitis, picor y seborrea en el cuero cabelludo. Con respecto al método de lavado propuesto, sostiene tanto el bicarbonato como el vinagre tienen Phs extremos que podrían dañar el cuero cabelludo.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies