Inicio / Actualidad / Tomás Martínez, el héroe que quería correr la Titan antes de morirse

Tomás Martínez, el héroe que quería correr la Titan antes de morirse

El madrileño Tomás Martínez (Alcalá de Henares, 51 años) es uno de los valientes anónimos que han desafiado la 14 edición de la Titan Desert, una prueba en la que los casos de superación llegan a eclipsar incluso a los grandes nombres de la bicicleta de montaña o de ex profesionales que se animan al reto del desierto. Un melanoma en un ojo le pronosticó tres meses de vida. Pero a él el cáncer no le ha frenado.

Tomás Martínez, el héroe que quería correr la Titan antes de morirse
Tomás Martínez,, participante español en 14 edición de la Titan Desert desafiando al melanoma que hace tres años le pronosticó tres meses de vida. EFE/Isaac Rojo Moran/Titan Desert

“Hace 9 años me descubrieron un melanoma mortífero en el ojo izquierdo. Parecía que estaba controlado cuando hace 2,5 años volvió a aparecer. Me extirparon el ojo y me operaron del pulmón izquierdo. Tras una exploración me dijeron hace tres años que me quedaban tres meses de vida”, explica Tomás Martínez en el transcurso de su segunda Titan que este año se celebra en Marruecos.

Martínez, padre de una mujer de 28 años y dos gemelos de 14, sigue en tratamiento, ya que tiene metástasis en pulmones, bazo e hígado. Su enfermedad, explica, “es la misma que tiene el exfutbolista y periodista Michael Robinson, y está siendo sometido en el Hospital de La Paz de Madrid a un tratamiento de inmunoterapia que está siendo “mano de santo”.

Es consciente de la gravedad de su enfermedad, pero más consciente aún de que no va a bajar los brazos de ninguna manera. Pretende convertirse en Titan Legend (categoría que se otorga cuando se suman 3.500 kilómetros).

Era mecánico de camiones y cuando le fue diagnosticada la enfermedad su empresa le ofreció otro trabajo en la misma compañía. Se negó a dejar de trabajar y ahora lleva el mantenimiento de la empresa, en el Grupo MAT.

“Me apunté a la primera Titan de incógnito, sin destapar mi enfermedad ante la organización de la carrera. Me gustaba montar en bici, hacia marchas cicloturistas como la Perico Delgado y la Carlos Sastre, y quería hacer la Titan antes de morirme. Ese era mi reto”, relata Tomás Martínez.

“Yo no me voy a morir sin hacer la Titan, dije, y me apunté con el equipo Mamut en 2018. No le dije nada a los médicos, pero en la segunda etapa tuve una herida seria en el culo y al ser reconocido me vieron la psoriasis e inflamaciones que delataron la enfermedad. Me dejaron seguir y quedé el 372″, recuerda.

“Entrené poco , pero iba muy fuerte de cabeza, no me daba miedo nada”, destaca.

Martínez acabó la carrera llorando, lleno de motivación, y enseguida se apuntó a la Madrid-Lisboa. “Mi objetivo es hacer 5 Titan y ser Titan Legend. Este año estoy superpreparado”, afirma Tomás Martínez.

“Sin la enfermedad no hubiera hecho la Titan. Ahora los médicos que me tratan se ríen. Si lo puedes hacer, hazlo…. me dicen, y la gente alucina conmigo porque no se lo creen”, señala.

Tomás Martínez Titan
El español Fernando Civera, de 46 años, falleció por fallo cardíaco en el transcurso de la segunda etapa de la Titan Desert. EFE/Titan Desert

El corazón se le paró a Fernando Civera en la Titan

Horas después de la entrevista a Tomás Martínez, otro español participante en este rally ciclista no pudo continuar.

Fernando Civera, de 46 años, murió ayer “por fallo cardíaco” en el transcurso de la segunda etapa de la Titan Desert que desde el pasado domingo se disputa en Marruecos, informó la organización.

El ciclista se encontraba en una “zona complicada de dunas, fuera de la zona habitual marcada por los aparatos de navegación”, en el kilómetro 55 de la segunda etapa, que se disputó entre Merzouga y Ouzina, de 105 kilómetros.

Civera pulsó el dispositivo de seguridad para alertar a la organización y un helicóptero medicalizado acudió de inmediato al rescate, pero los médicos, tras realizar las maniobras de reanimación, nada pudieron hacer por salvarle la vida.

La organización anunció la noticia a los participantes en la habitual reunión que se celebra todos los días antes de la cena para preparar la etapa del día siguiente.

Juan Porcar, director ejecutivo de la Titan Desert, explicó a EFE los pormenores del suceso nada más anunciar la triste noticia.

“Es un palo enorme, de esos que nunca te esperas en el deporte, por mucho que sepamos que en estas pruebas hay riesgos de este tipo. En 14 años nunca había sucedido nada semejante. Nunca estamos preparados para estas cosas”, señaló.

Porcar dijo que “cuando llegaron las asistencias a la zona intentaron reanimarle, pero no se pudo hacer nada por salvarle la vida. Estaba en una zona muy difícil y todo sucedió al parecer por un fallo cardíaco a primeras horas de la tarde”.

Fernando Civera tenía 46 años, había llegado a la Titan con un amigo y estaba afincado en México, ya que su pareja era de esa nacionalidad. Su familia vive en Zaragoza.

El cadáver del ciclista fue trasladado a la localidad de Er Rachidia. Este martes se suspende la competición y habrá jornada de duelo.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…