Inicio / Blog / Tendón pata de ganso para sustituir biomecánicamente a un ligamento cruzado anterior

Tendón pata de ganso para sustituir biomecánicamente a un ligamento cruzado anterior

play Tendón pata de ganso para sustituir biomecánicamente a un ligamento cruzado anterior

“Mi técnica favorita para sustituir la función biomecánica de un ligamento cruzado anterior (LCA), cuando se ha dañado y es irrecuperable, consiste en usar el tendón pata de ganso desde el platillo tibial: respetando la inserción distal, se toma el tendón semitendinoso, asociado al recto interno; se duplica, doblándolo, y se convierte en un solo tendón de estructura cuádruple; solidarizado, además, con puntos de sutura bioabsorbibles”, explica el doctor Pedro Guillén García, cirujano jefe de Traumatología de la Clínica CEMTRO de Madrid.

“Este nuevo tendón, autólogo, creado por el cirujano, que nunca será un ligamento, se pasa por un túnel óseo abierto en dirección tibiofemoral para que la plastia emerja por el cuadrante superior externo de la rodilla. Allí se sujeta al cóndilo lateral externo -donde iba fijado el LCA al fémur- bien con una grapa o con un tornillo biodegradables. Evitamos así dejar cualquier tipo de material dentro de la rodilla”, detalla.

“Con esta técnica quirúrgica, que nunca nos ha fallado, al tener el tendón de pata de ganso una fisiología excelente, conseguimos que el paciente, deportista o no, famoso o no, recupere la estabilidad total en una de las tres articulaciones claves para andar, correr o saltar sin poner en peligro los meniscos y, consecuentemente, el cartílago”, enseña.

¿Y qué opina de otras técnicas, como utilizar tendón patelar o tendón LCA de cadáver?… “Mi primera opción siempre es emplear el tendón de pata de ganso, a pesar de que haya utilizado también la técnica patelar -seccionar tendón que conecta la rótula con la tibia-. El tendón pata de ganso ocasiona menos problemas secundarios y los fallos de estabilidad son más fáciles de resolver. Esta estructura de la pata de ganso, o zona dadora, que sufre una pérdida real al cambiar de función, es la que menos trascendencia biomecánica genera a toda la rodilla. Los fallos al usar tendón rotuliano son insalvables”, afirma.

“Por otro lado, en Estados Unidos se está utilizando tendón de cadáver como primera opción, pero yo pienso que la primera intención del especialista debe ser la sustitución funcional de ligamento cruzado anterior (LCA) con material autólogo -del propio paciente-. Si fallara la primera intervención quirúrgica, ya sea con tendón pata de ganso o tendón patelar, entonces sí cabría la posibilidad de usar tendón de cadáver”, opina el galeno de Archena (Murcia, España), uno de los mejores a nivel mundial.

Sustitución de LCA por un tendón vigoroso de pata de ganso

Y lo que uno dice o destaca nada mejor que mostrarlo y demostrarlo con la práctica del ejemplo diario. El doctor Pedro Guillén, un médico de ochenta años que aborda cada intervención con la ilusión de un niño, sin perder un ápice de su experiencia o de su afán catedrático, nos permite entrar en el quirófano para que el equipo de periodistas de efesalud cuente cómo se recupera la estabilidad de la rodilla izquierda en un paciente joven y deportista de 36 años, quien además tiene problemas crónicos en su menisco interno.

Es un caso prácticamente igual al del futbolista Marco Asensio, jugador del Real Madrid que desafortunadamente se ha roto, durante la gira de esta pretemporada americana, el ligamento cruzado anterior (LCA) en la misma rodilla, aunque en esta ocasión se acompaña de una fractura del menisco externo; dos lesiones que le mantendrán fuera de los terrenos de juego hasta la primavera del 2020 (6 u 8 meses), si no se producen complicaciones posquirúrgicas o problemas físicos en la larga etapa de rehabilitación.

“La lesión de ligamento cruzado anterior en la rodilla es la reina de las lesiones del deporte por su gravedad, a pesar de que pueda haber otras más frecuentes, como el esguince de tobillo, la rotura de menisco, las contracturas musculares o las distensiones tendinosas… una de las características principales del traumatismo de LCA es que es una lesión fortuita en la gran mayoría de los casos”, expone sin ambages el doctor Pedro Guillén.

 

Extracción del tendón del músculo isquiotibial (semitendinoso).

Localización del tendón pata de ganso-efe
Localización de la inserción del tendón de la pata de ganso en la zona tibial para extraer el tendón semitendinoso, asociado al recto interno, que forman parte de la estructura isquiotibial (grupo muscular que va desde la pelvis hasta la tibia, fémur y peroné).

 

 

 

 

 

 

 

 

inserción distal del tendón pata de ganso-efe
“Debido a nuestra profunda vocación anatómica, entendemos que el uso de los tendones de la pata de ganso, semitendinoso y recto interno, sin suprimir su fijación distal, son la mejor opción biomecánica para sustituir un LCA. El tendón pata de ganso es un estabilizador secundario y el tendón patelar es un estabilizador primario. Los fallos de la pata de ganso son insignificantes, a diferencia de los fallos de estabilidad producidos por el tendón patelar. Los dos son buenos, pero siempre optamos y defendemos la opción del tendón pata de ganso”, argumenta del Dr. Pedro Guillén.
tendón pata de ganso redoblado para realizar función del LCA-efe
“Y digo suplir su función, no convertirse en ligamento; ya que es un trabajo que debe ejercer durante  muchos años y tiene que cumplir muy bien esta misión sustitutiva. Histológicamente, el nuevo LCA sigue siendo un tendón con algunas modificaciones, a pesar de que su función sea mecánicamente buena… no es un sustituto ideal, pero sí muy, muy eficaz”, insiste.
medición grosor tendón pata de ganso de 9 mm-efe
Para el doctor Guillén, “el problema agudo reside en la elaboración del túnel óseo que hacemos en la tibia y en el fémur, por donde pasará el tendón disfrazado de ligamento. Hay que hacerlo con exactitud para luego fijarlo con todas las garantías en el cóndilo femoral. Hoy en día, con la artroscopia -visualización del interior de la rodilla-, se logra que más del 90% de los deportistas recuperen el nivel de rendimiento anterior a la lesión, más aún si son jugadores de élite”.
visionado artroscópico de menisco interno rodilla derecha joven deportista 36 años-efe
El paciente del Dr. Guillén, que no es la primera vez que ha sufrido roturas, tiene una lesión crónica meniscal en la articulación de su rodilla izquierda. Necesita una revisión artroscópica de su menisco interno antes de completar la sustitución de ligamento cruzado anterior (LCA).

“Cuando se asocian lesiones meniscales, la primera idea es suturar el menisco fracturado. Si hubiera que extirparlo tenemos que ser conscientes de que esa mutilación, parcial o total, puede ser el principio del fin de una rodilla. Aún así, hemos realizado más de 6.000 operaciones de menisco y, la verdad, estamos muy contentos con los resultados… los pacientes se reincorporan con normalidad a cuantas actividades deportivas realizan sin secuelas significativas”, destaca.

¿Todas las roturas de LCA, como la del futbolista merengue Marco Asensio, son susceptibles de ser operadas con la técnica de la pata de ganso? Cualquier paciente con rotura de LCA es un candidato perfecto para esta técnica, puesto que si no operas la falta del ligamento afectado podemos estar casi seguro de que aparecerán fallos de estabilidad en la rodilla, con la casi total certeza de que, a su vez, perderá los meniscos… y una rodilla inestable con meniscos rotos obliga a realizar cirugía de extirpación, un factor determinante en lesiones importantes del cartílago articular“, subraya.

¿Cuál es el pronóstico, entonces, para su paciente, doctor Guillén?… “Muy bueno, asegura. Hemos comprobado el resultado de la cirugía de LCA con artroscopia y hemos visto que su nuevo ‘ligamento’ ha atravesado perfectamente el túnel óseo que hemos perforado a través de la tibia y el fémur. La fijación con tornillo biodegradable está perfecta y la tensión del nuestro tendón cuádruple es la adecuada”.

“Además -añade-, hemos tomado una biopsia de cartílago del joven deportista para que si lo desea, cuando sea necesario, le podamos implantar sus propias células condrales con el fin de evitar artrosis en sus rodillas, ya sea por desgaste o deterioro de los cartílagos”.

El periodista de Efesalud, Gregorio del Rosario, entrevista al Dr. Pedro Guillén García, jefe de Traumatología de la Clínica Cemtro de Madrid
¿Su maestría, con esta “técnica favorita” en cirugía de LCA, siempre está al servicio de la ciudadanía?… “Sí, la misión del médico es devolver al enfermo las capacidades que la lesión o la enfermedad le han secuestrado”, concluye ‘El Jefe” de la humildad terrenal, el doctor Pedro Guillén, cirujano y traumatólogo. 
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…