Inicio / Blog / Tendinopatías: “Muchos las padecen y pocos las conocen”

Tendinopatías: “Muchos las padecen y pocos las conocen”

play Tendinopatías: “Muchos las padecen y pocos las conocen”

El doctor Tomás Fernández Jaén, responsable del Servicio de Medicina y Traumatología del Deporte de la Clínica CEMTRO de Madrid, inicia con esta intervención sus análisis músculo esqueléticos para efesalud y lo hace con un examen, nada baladí, sobre las recurrentes tendinopatías; un conjunto de dolencias de los tendones con las que se cometen “múltiples errores”, ya que existe una predisposición médica a “tratar antes que diagnosticar estas enfermedades”.

La tendinopatía es una enfermedad (patía) del tendón (tendino). El tendón es la estructura anatómica que conecta el músculo al hueso y su función mecánica es transmitir la fuerza que realiza el músculo al hueso para mover la articulación.

Las lesiones de los tendones representan entre el 20% y el 30% de todas las lesiones deportivas y también tiene una gran incidencia negativa en profesiones muy relacionadas con el trabajo agotador del sistema músculo esquelético.

“A pesar de que la tendinopatía puede causar la baja deportiva o laboral, su investigación ha recibido poca atención y los tratamientos reparadores se han basado más en la experiencia de los médicos que en estudios científicos rigurosos”, destaca el Dr. Fernández Jaén.

El tratamiento de la tendinopatías se basa, además, en el uso de medicamentos antiinflamatorios, diferentes técnicas de fisioterapia y cirugía cuando el tratamiento conservador no es suficiente.

Sin embargo, recientemente ha surgido un interés por la investigación de las estructuras anatómicas, biomecánicas y clínicas involucradas en la tendinopatía, que ha llevado a buscar definiciones estereotipadas y conceptos claramente descritos sobre esta patología.

Tendinopatía en la rodilla.
Tendinopatía en la rodilla. Imagen cedida por @ClinicaCEMTRO

Las tendinopatías, bajo el ojo clínico de los traumatólogos

30 expertos en traumatología deportiva (profesores universitarios, traumatólogos y médicos del deporte), todos ellos con más de quince años de experiencia, elaboraron un documento de consenso sobre el manejo clínico y el tratamiento más apropiado de las tendinopatías en los diferentes deportes; informe que ha sido publicado en la revista Orthopaedic Journal of Sports Medicine.

Los especialistas se reunieron el 15 de octubre de 2016 en la Clínica CEMTRO bajo el patrocinio de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte (SETRADE), la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED), la Asociación Española de Médicos de Equipos de Fútbol (AEMEF), la Asociación Española de Médicos de Baloncesto (AEMB), el Fútbol Club Barcelona y el propio centro hospitalario liderado por el Dr. Pedro Guillén.

El jugador de fútbol, Luis Fabiano (d) disputa un balón con Wlinton en un partido de fútbol entre Sao Paulo y el Flamengo celebrado en 2011.
El jugador de fútbol, Luis Fabiano (d) disputa un balón con Wlinton en un partido de fútbol entre Sao Paulo y el Flamengo celebrado en 2011.

En opinión de su colega el Dr. Fernández “la reunión y el consenso posterior, así como la publicación en la revista internacional OJSM, evidencian el alto nivel de la medicina y de la traumatología del deporte en España”.

Este grupo de personas competentes alcanzó un alto grado de consenso en la definición de tendinopatía y tendinosis, así como en la diferencia temporal de tendinopatía aguda (menos de 4 semanas) y crónica (más de 6 semanas).

Un chasquido tendinoso es la señal que hace sospechar de una rotura parcial del tendón, aunque es necesario confirmarlo con una prueba de imagen específica (ecografía o resonancia magnética).

Estas pruebas adicionales dependerán del entorno deportivo del atleta en el momento de la lesión (si se encuentra entrenando en su club o en plena competición), de la calidad del equipo técnico disponible y de la experiencia del médico que revisa las imágenes.

No obstante, están lejos de llegar a un consenso sobre el uso de pruebas diagnósticas de imagen para el seguimiento de la rehabilitación o para evaluar la respuesta a los tratamientos aplicados.

“En realidad, el diagnóstico de una tendinopatía se efectúa en el sillón del médico, viendo el historial clínico del paciente, escuchando con atención y explorando la zona de dolor… estamos ante el 80% o 90% del dictamen, aunque las pruebas de imagen sean complementarias y necesarias”, dice.

La experiencia de los expertos indica que, cuando se observan hallazgos en pruebas de imagen que no dan síntomas y que no afectan al rendimiento del deportista, el tratamiento podría disminuir su rendimiento, quizás debido a factores psicológicos. Por lo tanto, el consenso actual aconsejaría que tales hallazgos no se deben tratar, sino que se debe observar su evolución.

Tendinopatía en la articulación de la rodilla.
Tendinopatía en la articulación de la rodilla.

Los expertos han mostrado un alto grado de consenso en relación al tratamiento de las tendinopatías agudas, que dependen de la etapa de reparación biológica del tendón, no existiendo un tratamiento estándar; en las tendinopatías crónicas los expertos recomiendan abordar la causa de la tendinopatía, con énfasis en los factores predisponentes; y en la infiltración. tratamiento preferido para la peritendinitis.

La cirugía es el tratamiento preferido en tendinopatías que son resistentes al tratamiento conservador de más de 24 semanas, en desgarros parciales que afectan más del 25% del diámetro total del tendón, en los desgarros tendinosos totales con importantes alteraciones funcionales y en cualquier otra tendinopatía que impida practicar deporte, a pesar del tratamiento conservador.

El uso de PRP (Plasma Rico en Plaquetas) todavía presenta muchas incertidumbres para su uso regular. La comunidad médica debe examinar cuidadosamente cualquier evidencia científica, así como toda la literatura que mencione dichos tratamientos.

En pretemporada de competición, es aconsejable que todos los deportistas se sometan a estudios biomecánicos y análisis metabólicos. También, deben realizar programas preventivos de fortalecimiento de la fuerza en combinación con períodos de descanso relativos.

Una vez que ha comenzado la temporada, o durante los períodos de carga máxima, los expertos recomiendan enfáticamente ejercicios isométricos, concéntricos y pliométricos y técnicas de terapia física (crioterapia, masajes, uso de correas).

Por último, cuando se aconseja al deportista que vuelva al terreno de juego, los expertos deben de tener en cuenta criterios objetivos basados en la individualidad, siempre relacionada con el dolor y la tolerancia al ejercicio.

Muchas veces, las tendinopatías son consecuencia de otra enfermedad diagnosticada o latente

“Pueden devenir del propio tendón o por otras causas generales: no son más que una expresión secundaria de la toma de algunos antibióticos, del aumento del colesterol en sangre, de la diabetes, de patologías reumatoides e, incluso, de sufrir niveles altos de ácido úrico”, indica el traumatólogo de la CEMTRO.

“Por lo tanto -continúa-, para corregir una tendinopatía bien diagnosticada (primero en el sillón del médico y si fuera necesario con la ayuda de la prueba diagnóstica) solo sería necesario, por ejemplo, prescribir un tratamiento antigotoso o eliminar de la dieta del paciente la ingesta de alimentos procesados con aditivos como el glutamato (potenciador del sabor) que causa dolor en los tendones”, subraya el galeno.

Una tendinopatía tratada sin un diagnóstico previo bien razonado puede conducir a una cronicidad del dolor y a lesiones secundarias más graves.

Y para el doctor Tomás F. Fernández Jaén este asunto “no es trivial… primero hay que hacer un diagnóstico certero y a continuación un buen tratamiento curativo. Se cometen muchos errores que perjudican al tendón y, por ende, al deportista o al trabajador”, concluye.

(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies