Inicio / Portada España / Presidente Neumólogos: “El tabaquismo es una enfermedad que se puede curar”

Presidente Neumólogos: “El tabaquismo es una enfermedad que se puede curar”

El doctor Carlos A. Jiménez-Ruiz, nuevo presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), desarrolla, en una entrevista con EFEsalud, sus planes al frente de esta sociedad científica y analiza a fondo la situación en la lucha contra el tabaquismo

Presidente Neumólogos: “El tabaquismo es una enfermedad que se puede curar”
Carlos Jiménez - Ruiz, presidente de SEPAR/Cedida por SEPAR

Carlos A. Jiménez-Ruiz, experto en tabaquismo, aboga por terapias en las que, conjuntamente, trabajen médicos de diferentes especialidades en el desarrollo  de un tratamiento para dejar de fumar.

En la entrevista con EFEsalud, el nuevo presidente de SEPAR apunta que van a hacer un estudio sobre el futuro de la neumología para dotarla de más protagonismo y que hay que convencer a los profesionales sanitarios de que deben participar y formarse en cuanto a asistencia sanitaria al fumador.

¿Cuál va a ser su principal objetivo como nuevo presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica?

Como nuevo presidente de SEPAR mis principales objetivos pasan por incrementar la presencia de los jóvenes en nuestra sociedad médica. La presencia de los jóvenes no solo en las actividades de investigación, docentes y científicas que realizamos, también en la propia estructura de la sociedad. Para ello vamos a crear un nuevo comité, que es el comité SEPAR Joven, que se va a encargar de esta tarea.

Otro aspecto importante, que quiero impulsar, es incrementar la notoriedad de la neumología en la sociedad civil. Es fundamental que la sociedad civil conozca bien la importancia que tiene la neumología como una manera de hacer un diagnóstico, y la prevención de las principales enfermedades respiratorias. Las enfermedades respiratorias son unas enfermedades muy importantes y producen una alta morbimortalidad en la población general. Y los neumólogos somos los encargados de que la sociedad lo sepa.

Las enfermedades respiratorias están un poco olvidadas. ¿Cómo piensan potenciar su visibilidad?

Vamos a hacer un estudio para enfocar cómo va a ser la neumología del futuro y cómo debe ser el neumólogo del futuro. Sabemos que está incrementándose la prevalencia en enfermedades respiratorias tan importantes como es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc). Los neumólogos tenemos que responsabilizarnos de esto y tratar de evitarlo. 

La SEPAR ha sido la primera sociedad científica española que ha hecho un desarrollo profesional continuo para la formación continuada y ligarlo esto a la recertificación por el Consejo General de Colegios de Médicos de España. Esto ha sido un gran avance. Es muy importante que podamos transmitir a nuestros miembros los cambios que se están dando desde el punto de vista de la feminización de nuestros afiliados. En este momento hay casi más neumólogas que neumólogos y esto es muy importante, también es un reto que tenemos que afrontar en el futuro.

¿Que haya más neumólogas puede ayudar a que ese 30% de mujeres que fuman durante el embarazo dejen de hacerlo?

Sin duda. Yo creo que la mayor presencia de la mujer en la neumología española va a llevar a que haya cambios en algunos aspectos que a lo mejor no eran tan valorados. Este nuevo enfoque con perspectiva de género del futuro de la neumología española hay que tenerlo y es fundamental que lo potenciemos.

Más de 60 asociaciones acaban de firmar la Declaración de Madrid contra el tabaco; colegios de médicos, enfermeros, farmacéuticos, psicólogos y dentistas. ¿Qué impacto ha tenido?

Es una declaración para poner de manifiesto a la población española que todavía no se está haciendo lo suficiente por la prevención y el tratamiento del tabaquismo. Que nosotros, en España, tenemos una ley reguladora del consumo de tabaco en lugares públicos, que es una ley buena. Es una ley que ha servido para incrementar la sensibilización de la población general pero, que todavía es una ley que no acaba de cumplirse al 100%.

Es muy importante que vigilemos las autoridades políticas y sanitarias la implantación y el cumplimiento de la ley en todos los ámbitos. Es muy importante que de una vez por todas, desde las autoridades políticas y sanitarias, se inicien campañas en favor del tratamiento del tabaquismo, en favor de la ayuda a los fumadores, para que abandonen el consumo de tabaco.

Creemos que con este nuevo gobierno, tenemos una oportunidad. Y esa oportunidad desde SEPAR no la vamos a perder. Queremos hablar con las nuevas autoridades sanitarias para ponernos a su disposición, ayudarles a que estas partes que faltan para conseguir una auténtica prevención del tabaquismo se completen.

Se sigue fumando mucho. ¿Van a innovar en las campañas de prevención del tabaquismo?

Los profesionales sanitarios han de ayudar al paciente a dejar de fumar/EFE/Narong Sangnak

Es clave que se empiece a hablar de otros aspectos relacionados con la prevención y el tratamiento del tabaquismo que no sean los de siempre. Es importante que empecemos a convencer a nuestros profesionales sanitarios en que deben participar y deben formarse en cuanto a asistencia sanitaria al fumador, para ayudarle a dejar de fumar. Es fundamental también que todos los profesionales sanitarios se conciencien de la importancia que tiene intervenir, ayudar, a que sus pacientes fumadores abandonen el consumo del tabaco.

En este momento se da una prevalencia del conocimiento del tabaquismo como enfermedad crónica y causante de muerte. Pero no todos los fumadores cuando quieren dejar de fumar, acuden a un profesional para pedir su ayuda. Tenemos que conseguir que muchos fumadores, cuando quieran dejar de fumar, acudan a un profesional sanitario pidiendo ayuda para conseguirlo, y tenemos que conseguir que sean los profesionales sanitarios los que ante cualquier fumador se ofrezcan para ayudarles a dejar de fumar. Es un cambio de paradigma, que es lo que nosotros queremos que se haga, que culminaría estas campañas de prevención y de control del tabaquismo.

Entonces, ¿un fumador no lo ve como enfermedad crónica? 

Efectivamente. Eso es lo que hay que cambiar. El fumador tiene que ver que él tiene una enfermedad. Y que es una enfermedad que se puede curar. En este momento, tenemos tratamientos que son adecuados, que son eficaces y seguros para combatir esa enfermedad. Esto es un poco lo que todos los profesionales sanitarios debemos decir a los fumadores cuando acuden a nuestras consultas. Y eso será lo que cambie el paradigma.

¿Piensan en alguna terapia interdisciplinar entre los firmantes de la Declaración de Madrid?

Sí. Es uno de los objetivos de la Declaración de Madrid. Lo que nosotros hemos pretendido con esta declaración es mostrar a la población general que todos los profesionales sanitarios de todos los ámbitos de la salud estamos dando el mismo mensaje: que es fundamental controlar el tabaquismo, que es fundamental prevenirlo y que es importantísimo tratarlo. Y que para el tratamiento es fundamental el apoyo de todos y cada uno de los profesionales sanitarios.

Está extendida la creencia de que el cigarrillo electrónico no es tan nocivo. ¿Cómo se puede erradicar este mito?

El cigarrillo electrónico también es perjudicial para la salud/EFE/Brenda Ramos

Esto es uno de los problemas que también tenemos. Aunque es cierto que en España esta creencia no está tan diseminada como en otros países. Yo creo que en España hemos tenido el convencimiento y la buena ocurrencia de que todas las sociedades científicas españolas se han posicionado con idénticos razonamientos en contra del cigarrillo electrónico como un instrumento para ayudar a dejar de fumar y que el cigarrillo electrónico tal y como se conoce no puede ser considerado inocuo para la salud. Esto es un mensaje que ha sido enviado desde muchas sociedades científicas. SEPAR fue pionera en decir esto.

Un fumador que fume con cigarrillo electrónico, ¿también ha de buscar ayuda de un profesional?

Hay un dato que es muy importante. Hasta un 70% de los fumadores de cigarrillos electrónicos son fumadores duales, es decir, fuman cigarrillo electrónico y cigarrillo normal. Cuando quieran dejar de fumar han de acudir a un profesional sanitario para que le prescriba el tratamiento más adecuado y le ayude a dejar de fumar.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…