Inicio / Profesionales / Solidaridad contra la tuberculosis

Solidaridad contra la tuberculosis

La tuberculosis necesita solidaridad. Apoyo decidido de los Gobiernos. Visibilidad en los medios de información. Formación de los profesionales y pacientes. La Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (TBS) ha organizado su sexta Jornada de Actualización en el marco del Día Mundial contra esta enfermedad, 24 de marzo, cuyo lema es “Unidos para poner fin a la tuberculosis”

Otras noticias

Solidaridad contra la tuberculosis
Una médico indonesia comprueba las constantes vitales de Ngaliman que está recibiendo tratamiento médico contra la tuberculosis en un hospital de Yakarta, Indonesia. EFE/Bagus Indahono

En su sexta Jornada de Actualización, la Red TBS se ha formulado esta pregunta: ¿Es factible integrar en un compromiso solidario continuado a la investigación, la formación, la comunicación y la RSC en la prevención y control de la tuberculosis? Expertos de todos estos ámbitos dibujaron un panorama complejo y repleto de obstáculos, pero también decidido en el objetivo de lograr mas recursos y más solidaridad en la lucha contra la tuberculosis.

En esta Jornada, la Red TBS ha pedido financiar el Plan para la Prevención y Control de esta enfermedad en el que trabaja el Ministerio de Sanidad, con el compromiso de que esté listo para finales de 2017.

El Plan de Sanidad, para finales de 2017

La petición más directa y contundente al Gobierno la hizo el neumólogo Julio Ancochea, presidente del Comité Científico de la Red TBS, en un llamamiento donde expresó que en la siguiente Jornada de Actualización, la séptima, en noviembre, el “gran protagonista debe ser el Ministerio de Sanidad para que cuente con detalle el cumplimiento de su promesa” respecto al Plan.

Julio Ancochea Bermúdez (presidente del Comité Científico de la Red TBS).
Julio Ancochea Bermúdez (presidente del Comité Científico de la Red TBS). Facilitada por TBS

El doctor Ancochea también ha planteado una reflexión política para derogar el decreto que limita la asistencia a inmigrantes irregulares; la gratuidad de los tratamientos; y la implicación de la industria farmacéutica, los medios de comunicación y todo el sector sanitario en el combate de esta enfermedad.

La prevalencia de la tuberculosis en España es algo inferior a los 5.000 casos anuales; esta patología mata al año a un millón y medio de personas en el mundo, mayoritariamente en países en vías de desarrollo, 300.000 más que las muertes provocadas por el sida.

Según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), en 2015 se notificaron 4.604 casos de tuberculosis, lo que representa un descenso del 4,26 % respecto a 2014.

“Seguimos teniendo una tasa de incidencia sensiblemente superior a los países de nuestro entorno”, ha señalado el doctor Javier García Pérez, coordinador del Área de Tuberculosis y Enfermedades Infecciosas de SEPAR, también presente en la rueda de prensa.

El objetivo de la OMS

Masoud Dara, responsable de la oficina de la OMS de la tuberculosis y otras enfermedades infecciosas, mantuvo para 2035 el plazo de erradicación de esta patología, pero siempre que los gobiernos se impliquen de manera firme y decidida en su combate.

La investigación en la lucha contra la tuberculosis está estancada y, aunque los tratamientos nos eficaces y no caros, no avanzan los progresos para frenar esta enfermedad en el mundo, se puso de manifiesto en este encuentro, celebrado en Madrid esta semana.

Tuberculosis, una enfermedad social

El presidente del Consejo Mundial de Atención Médica, Case Gordon, muestra una insignia con el lema"Stop a la tuberculosis" en Ginebra, Suiza. Efesalud.com
El presidente del Consejo Mundial de Atención Médica, Case Gordon, muestra una insignia con el lema”Stop a la tuberculosis” en Ginebra, Suiza. EFE/Salvatore Di Nolfi

El responsable del Plan de Salud de Cruz Roja, Juan Jesús Hernández González-Nicolás, puso el acento en los aspectos más sociales de la lucha contra la enfermedad y en cuestiones como conseguir que el paciente tome la medicación o sus condiciones en el trabajo, la vivienda o la alimentación.

“El bacilo mata, pero la injusticia social mata también; y la tuberculosis es la enfermedad social por excelencia”, ha remachado este responsable de Cruz Roja.

La tuberculosis, que mata más que el sida, es la enfermedad que más se identifica con la pobreza y la desigualdad, y unos de sus riesgos, especialmente en países como Rusia, China o India, son las multirresistencias a los tratamientos.  El 95 por ciento de las muertes se producen en países pobres.

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies