Sol sí, pero con protección

El sol mejora nuestro estado de ánimo y es necesario para que nuestro organismo sintetice la vitamina D, que ayuda al organismo a absorber el calcio. Pero siempre hay que tomarlo con protección para evitar el cáncer de piel y otras lesiones, además del envejecimiento