Inicio / Enfermedades / Sobrevivir al cáncer

Sobrevivir al cáncer

Cada uno de los 100.000 supervivientes de cáncer anuales en España representa una razón para ser optimistas frente a esta enfermedad, pero salir victorioso de esta dura batalla requiere un apoyo y concienciación social que debe crecer y afianzarse cada día. En el Día Mundial del Superviviente de Cáncer celebramos la lucha por la vida

La Fundación Grupo IMO (Instituto Madrileño de Oncología), en colaboración con la Fundación Salud 2000 y Fundación SaludArte, ha lanzado una campaña coincidiendo con la celebración del Día del Superviviente de Cáncer, dirigida a destacar y a apoyar las necesidades socio-sanitarias de todas aquellas personas que superan esta enfermedad.

Bajo el slogan “Más de 100.000 razones para ser optimistas frente al cáncer”, la Fundación Grupo IMO y a través del programa www.curadosdecancer.com, explica en esta campaña las motivaciones que mueven a las personas que luchan para superar esta enfermedad.  También han editado una guía bajo el mismo título, orientada a toda la sociedad, que resumimos en este artículo.

La adaptación al entorno familiar, social, laboral, etc… tras esta enfermedad no suele ser fácil. En ocasiones, los tratamientos dejan secuelas físicas y emocionales que no facilitan la integración en la vida cotidiana del paciente. La vuelta al trabajo, su vida social, las relaciones familiares o de pareja se convierten en nuevos retos:

Manuela: “Creo que después del cáncer podemos seguir siendo personas activas laboralmente”

“Creo que no se debe considerar al enfermo de cáncer como una persona incapacitada para seguir desarrollando su actividad laboral. Para muchos de nosotros, volver a reanudar tu vida en todos los sentidos es volver a la normalidad. A mí, mi trabajo me llenaba, formaba parte de mi vida. Después de mi diagnóstico de cáncer de mama, me despidieron y siento que no estoy del todo completa al no poder volver a mi actividad”.

Mª Carmen: “Me gustaría que se ofreciera al enfermo de cáncer una atención psico-oncológica que le permita integrarse y vencer el miedo”

“Según las estadísticas, mis posibilidades de superar un tumor maligno en el pulmón eran tan sólo de un 10%. Y hoy, nueve años después, estoy aquí con algunas secuelas que me permiten llevar una vida normal. Hay muchos pacientes que por miedo y porque nadie les ayuda no se enfrentan a la nueva situación de una manera positiva. A mí me gustaría que entre todos se ofreciera al enfermo de cáncer una atención psico-oncológica que le permita integrarse y vencer el miedo. Yo fue una de las privilegiadas que tuve este apoyo y reivindico que todos tengamos las mismas oportunidades”.

Avances y experiencia

La puesta en marcha de unidades especializadas con equipos multidisciplinares, los cambios en la relación médico– paciente, la concienciación de la sociedad y la información sobre el estilo de vida y la detección precoz junto con el progreso en la investigación clínica y tecnológica siguen produciendo importantes avances.

En España, la supervivencia global se sitúa por encima del 50% de los casos diagnosticados y específicamente, es del 59% para las mujeres y del 49% para los hombres según el estudio EUROCARE.

Entre las enfermedades que más han mejorado sus cifras nos encontramos con el cáncer de mama, colorrectal, pulmón y próstata. De esta forma la supervivencia global a los cinco años tras el diagnóstico para el cáncer colorrectal es del 61,5% y del cáncer de mama es del 82,8%.

Los informes publicados por la Sociedad Española de Oncología Médica estiman que en nuestro país actualmente existen alrededor de 1,5 millones de supervivientes y que cada año habrá 100.000 nuevos casos de personas que superan el cáncer.

Método

El desarrollo científico experimentado en los últimos años ha permitido dotar de un amplio número de recursos y herramientas a la investigación y al tratamiento del cáncer.

Este progreso ha permitido profundizar en el conocimiento de la biología del cáncer, permite la puesta en marcha de ensayos clínicos que permiten el acceso precoz a nuevos medicamentos con potencial beneficio clínico además de contribuir decididamente al crecimiento y avance en el desarrollo de nuevos protocolos y tratamientos de radioterapia y quimioterapia para cada tipo de tumor.

La sociedad es cada vez más consciente de la importancia de la detección precoz y de un estilo de vida saludable en la prevención del cáncer.

Alrededor de un 75-80% de los cánceres pueden atribuirse a factores externos, que por lo general, la persona puede modificar y por tanto disminuir el riesgo de desarrollar un cáncer. Asimismo, la prevención consigue una disminución de la mortalidad si el cáncer se detecta en sus etapas más tempranas.

En la actualidad, y aunque la incidencia del cáncer sigue aumentando, entre otras razones como consecuencia del diagnóstico precoz, se ha alcanzado una tasa de supervivencia del 50% en la media de todos los cánceres, y en algunos hasta el 90%.

Caso a caso

El abordaje multidisciplinar de un paciente que se enfrenta a un cáncer es un objetivo que se recoge en la “Estrategia en cáncer del Sistema Nacional de Salud” (2009). La sanidad avanza hacia la consecución de este objetivo como modelo de calidad asistencial.

Los avances y mejoras en el tratamiento del cáncer se están basando en la individualización de las terapias y actualmente se están realizando tratamientos prácticamente exclusivos y diseñados “a medida” de cada paciente.

La creación de estas unidades especializadas en cada patología permite el trabajo de equipos multidisciplinares de expertos que coordinan de forma integral el diagnóstico y tratamiento individualizado.

Los equipos de atención multidisciplinar que intervienen desde el diagnóstico, tratamiento y posterior seguimiento del paciente con cáncer son clave para tomar con rapidez las mejores decisiones médicas así como para facilitar las diferentes vías de acceso a determinadas tecnologías diagnósticas o terapéuticas.

Los avances actualmente están permitiendo asociar los mejores datos de curación del cáncer con una mejor calidad de vida del paciente no sólo durante el proceso de tratamiento oncológico sino también después de finalizar el tratamiento.

Comunicación médico-paciente y sociedad

El paciente cada vez con más frecuencia solicita información, plantea hasta dónde quiere saber y expone todas sus dudas sobre el diagnóstico y el tratamiento, e incluso se implica en las decisiones sobre su caso.

Se ha comprobado que una buena comunicación entre el médico y el paciente con cáncer mejora de forma significativa la actitud del paciente ante la enfermedad.

Concienciar a la población acerca de la importancia que tienen los comportamientos en el proceso de enfermar y de la necesidad de incorporar hábitos saludables para prevenir el cáncer es un método de educación esencial.

Gracias a las campañas de concienciación y sensibilización social, se ha conseguido incrementar la responsabilidad social y la calidad humana gracias a la labor desinteresada de miles de ciudadanos que participan en la sociedad para transformar situaciones de desventaja que en muchas ocasiones se producen como consecuencia de la enfermedad.

(No Ratings Yet)
Cargando…