Inicio / Cáncer 360 / Síntomas cáncer de mama: un bulto, o no

Síntomas cáncer de mama: un bulto, o no

Antonia Gimón es una mujer jubilada a la que le detectaron un cáncer de mama cuando tenía 52 años en una mamografía de control. No tenía ningún síntoma. Hoy es vicepresidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA)

Síntomas cáncer de mama: un bulto, o no
FOTO EFE/EPA/Adrián Ruíz de Hierro

Por teléfono y desde su Santander natal nos cuenta que iba a revisiones periódicas porque estaba en tratamiento hormonal sustitutivo, por un problema de huesos debido a un accidente.

“Me lo detectaron en una mamografía de control. Vas por rutina y sales con una noticia poco agradable”.

Síntomas de cáncer de mama no tenía ninguno. El cáncer “da pocos síntomas pocas veces. Es una enfermedad silenciosa y te pilla con el paso cambiado”.

Aunque hay mujeres “que sí, a veces se ven un bulto en el pecho.Es uno de los síntomas de cáncer de mama que se se aprecia a simple vista”.

Otros síntomas que podrían indicar un cáncer de mama, añade, son que la piel de la mama se pone como de naranja o enrojece, o el pezón se retrae.

“Y hay que ir rápidamente a tu médico para que te mande a tu especialista”.

síntomas cáncer de mama
Antonia Gimón charla con Josep María Borrás Andrés, del Instituto catalán de Oncología. FOTO EFE/Pedro Puente Hoyos

Carácter y visión

Antonia no se considera “ejemplo de nada”. “He tenido un proceso como todas, e influye mucho el carácter y la visión que tengas de las cosas” para salir adelante.

Antes de que le detectaran el cáncer ya estaba metida en asociaciones de pacientes.

En su día, ella y unas compañeras vieron la necesidad de crear una asociación de pacientes de cáncer de mama.

“Andábamos entonces un poco perdidas, ahora todo ha avanzado mucho con las nuevas tecnologías”, resalta.

Investigación y prevención

“Además – recuerda- no se hablaba casi del tema y era necesario apoyar las campañas de detección precoz; habían empezado en el país pero no acudía todo el mundo porque era aquello de las camionetas, aparcadas en las plazas de las ciudades, y había que hacer cola a lo mejor con lluvia, con el paraguas esperando”.

Considera que esa situación, vista con los ojos de hoy, “puede decirse que era tercermundista”.

Antonia se declara una “forofa” de apoyar las campañas de prevención, investigación e innovación: “sin ellas no vamos a ningún sitio”.

Pero el cáncer, insiste, “siempre es silencioso, y el nuestro por lo que sabemos, por lo que hemos aprendido de los médicos en nuestras charlas, vemos que hay algunos que se manifiestan, pero otros, la mayoría, no”.

Síntomas cáncer de mama

Según el doctor Álvaro Rodríguez Lescure, vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), los síntomas son muy obvios en cáncer de mama y “básicamente es el bulto”, pero éste síntoma y otros no son “específicos de malignidad”.

“La paciente comenta que nota un bulto, y casi siempre de una forma casual, en la ducha o al ponerse el sujetador, a veces a través de un traumatismo y por eso existe la falsa creencia de que los golpes desencadenan cáncer de mama”.

El bulto suele ser en la mama, aunque a veces, se detecta en la axila.

Cambios en la piel

Otros síntomas, refiere, son los cambios en la piel de la mama.

“Puede darse algún enrojecimiento si es un tumor muy superficial o que está infiltrando la piel. Se puede decir que puede estar colorada, inflamada o ulcerada, en casos ya muy adelantados”.

A veces también el edema, que significa que la piel tiene líquido  “y eso ya implica una inflamación de la mama, a veces es un tumor un poquito más avanzado”.

Otros síntomas también locales de las pacientes son la emisión de algún liquido o componente hemorrágico que descarga a través del pezón.

Pueden ser benignos

“Pero ninguno de esos síntomas es específico de malignidad, mayoritariamente cuando aparecen se van a relacionar con procesos benignos de la mama”.

Mayoritariamente, afirma este especialista, son quistes, fibromas, patologías benignas…

Así, por ejemplo, puede haber muchos motivos para la piel de naranja; es un síntoma que “no es inequívocamente de cáncer sino que puede aparecer a veces en condiciones de normalidad”.

Los ganglios

En cuanto a los ganglios especifica que la axila es un territorio ganglionar.

“Tener ganglios no es malo, esto también a veces genera confusión: Un ganglio en sí mismo no es malo, puede ser que se inflamen pero no necesariamente implica malignidad”.

“Por tanto, todos los síntomas son inespecíficos. Son síntomas de alerta, pero una alerta relativa”.

Si aparece un bulto en la mama es algo para ver, “pero no para desesperarse de preocupación o generar una alarma desmedida, porque mayoritariamente serán procesos benignos”.

Diagnóstico

Según el especialista, básicamente en el diagnóstico, la inmensa mayoría de los cánceres de mama se diagnostican en fase inicial, es decir localizados en la mama o la axila.

“En el cáncer de mama, es muy baja la frecuencia de metástasis en el momento del diagnóstico, apenas entre un 5 y un 7 por ciento”.

La inmensa mayoría de tumores se diagnostican de forma localizada, “y mayoritariamente es porque la paciente advierte un bulto”, y el resto se detecta por los programas de cribado, por las mamografías, “esto ocurre en mujeres asintomáticas”.

Optimismo desmedido

Para el vicepresidente de SEOM es fundamental destacar que en los últimos años se han cargado mucho las tintas, en una especie de “optimismo desmedido en el sentido de transmitir la imagen de que el cáncer de mama es una enfermedad poco relevante porque se cura todo el mundo”.

“Y esto no es así. Sí ha habido grandes cambios y avances, y por ello creo se ha trasmitido la falsa imagen de que no es tan relevante”.

“Sí es verdad que en el caso concreto de los cánceres de mama, los del diagnóstico precoz o no tan precoz, los tratamientos son muy eficaces y hemos logrado una tasa de supervivencia muy alta”.

Pero en el cáncer de mama metastásico, aunque ha habido cambios muy significativos, es “muy difícil curar la enfermedad”.

En este caso, concluye, ya “solo hablamos de tiempo ganado a la enfermedad, de supervivencia y de calidad de vida”.

En su opinión, se trata de un grupo de pacientes que aunque cada vez tiene más visibilidad, “está un poco postergado en este mundo rosa y además simbolizan todo el esfuerzo y la necesidad de la investigación”.

 

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…