Inicio / Portada España / ¿Se te duermen o duelen las manos? Conoce el síndrome del túnel carpiano

¿Se te duermen o duelen las manos? Conoce el síndrome del túnel carpiano

Hay expresiones que suenan pero tal vez no llevan a un concepto claro y conocido. Es el caso del síndrome del túnel carpiano. Los expertos del blog “Salud y prevención” informan sobre este problema de salud en un nuevo post

¿Se te duermen o duelen las manos? Conoce el síndrome del túnel carpiano

Puede que se te adormezcan las manos, sientas a veces hormigueo, o bien te duelan. También puede que no le des importancia porque, aunque te molesta, asumes que es un dolor menor y que en muchos casos no incapacita.

No obstante, puede cronificarse si a la larga no le concedes la importancia que se merece, empeorar y llegar a complicarse de tal forma, que es mejor si se diagnostica a tiempo, siempre que quieras olvidarte al 100 % del problema.

Se trata de una dolencia conocida como ‘síndrome del túnel carpiano’ (STC), una patología que tiene lugar cuando el nervio mediano (desde el antebrazo hasta la mano) sufre presión a la altura de la muñeca. Lo padece en torno a un 3 % de la población, especialmente aquellas personas que realizan trabajos manuales o movimientos repetitivos del miembro superior, y de forma más frecuente las mujeres entre 40 y 60 años.

Este trastorno es muy frecuente en personas que desarrollan actividades que requieren de la flexión y de la extensión de manera repetitiva, principalmente de la muñeca, como las tareas del hogar, los trabajos en cadenas de montaje, los carpinteros, los pintores, o un uso prolongado del ratón del ordenador”, destaca el doctor Vicente Carratalá, jefe de la Unidad de Mano y Miembro Superior del Hospital Quirónsalud Valencia.

En concreto, la Academia Americana de Cirugía Ortopédica (AAOS, por sus siglas en inglés) señala que esta neuropatía tiene lugar cuando los tejidos que rodean a los tendones flexores en la muñeca se inflaman y hacen presión sobre el nervio mediano. “Estos tejidos se llaman ‘membrana sinovial’. La ‘membrana sinovial’ lubrica los tendones y facilita el movimiento de los dedos. La inflamación de la ‘membrana sinovial’ reduce el espacio limitado del túnel carpiano y, con el paso del tiempo, comprime al nervio”, recalca.

Así, entre sus síntomas se encontrarían la sensación de adormecimiento, el hormigueo y el entumecimiento en la palma de la mano, así como en los dedos gordo, índice y grande.

Muy frecuentemente se agravan por la noche, llevando al paciente a sacar la mano de entre las sábanas y agitarla, buscando alivio. Con el agravamiento de la compresión del nervio mediano, estos síntomas se hacen más intensos, y comienza a aparecer una sensación de torpeza y de falta de fuerza al realizar gestos de pinza, debido a una atrofia de los músculos dependientes del nervio”, añade por su parte el doctor Luís Sánchez Navas, jefe de la Unidad de Mano y Miembro Superior del Hospital Quirónsalud Alicante.

Además, este especialista subraya que en el SCT puede presentarse una sensación de descarga eléctrica, sobre todo en los dedos pulgar, índice y medio, o bien sensaciones extrañas y de dolor que recorren el brazo y suben hacia el hombro. “Los síntomas por lo general comienzan gradualmente, sin una lesión específica. En la mayor parte de las personas, los síntomas son más severos en el lado del pulgar de la mano. Pueden ocurrir en cualquier momento”, precisa el doctor Sánchez Navas.

Desde la AAOS remarcan en este sentido que los síntomas inicialmente van y vienen, pero con el paso del tiempo pueden hacerse constantes. “Una sensación de torpeza o de debilidad puede dificultar la motricidad fina, como abotonarse la camisa. Estas sensaciones pueden provocar que a usted se le caigan las cosas. Si la condición es muy severa, los músculos en la base del pulgar pueden atrofiarse perceptiblemente”, agrega la sociedad científica.

Hay avances en los tratamientos

Una de las peculiaridades de esta patología es el retraso en su diagnóstico. De hecho, el doctor Sánchez Navas lamenta cómo los pacientes tienden a asumir sus síntomas, o bien por el hecho de que el estudio electromiográfico suele tardar mucho en realizarse, y los resultados del mismo no siempre mantienen una buena relación con la intensidad de los síntomas clínicos.

“Por todo ello, los pacientes acuden al especialista en casos ya severos, obteniéndose unos resultados quirúrgicos más lentos y menos satisfactorios, dado que el nervio debe recuperarse de una compresión severa y prolongada”, advierte el jefe de la Unidad de Mano y Miembro Superior del Hospital Quirónsalud Alicante.

A su vez, el doctor Carratalá afirma que para la mayor parte de las personas, el STC empeorará progresivamente si no se realiza algún tipo de tratamiento. “La condición podría detenerse en las etapas tempranas de la neuropatía, por lo que, si por ejemplo los síntomas se relacionan con una actividad u ocupación, la condición puede que no avance si esta actividad se interrumpe o se modifica”, advierte.

En consecuencia, la AAOS precisa por un lado que si se diagnostica y trata en una etapa temprana, el síndrome del túnel carpiano puede aliviarse sin cirugía con medidas de tratamiento simples mediante el empleo de férulas, la toma de antiinflamatorios, los cambios de actividad, o la inyección de corticoesteroides; siempre bajo supervisión médica.

En el plano quirúrgico, y ya cuando la lesión es más avanzada, cuando no tiene solución o alivio con los tratamientos antes descritos, uno de los grandes avances en la cirugía de esta neuropatía ha sido el abordaje mediante la técnicas mínimamente invasivas, según indica, incluyendo las endoscópicas, aquellas en las que se puede liberar el nervio en todo su recorrido en la muñeca, con una incisión de apenas un centímetro, y con una mínima afectación de las partes blandas, lo que posibilita un postoperatorio menos molesto, con mínimo dolor y una movilidad casi inmediata.

“Supone un gran avance en la cirugía de este tipo de patología frente a la cirugía tradicional, cuyo procedimiento requería de una incisión mayor en la palma de la mano, con una mayor afectación de las partes blandas, y con mayor tiempo de recuperación por el dolor que este abordaje ocasiona”, precisa el doctor Vicente Carratalá.

Precisamente, las Unidades de Mano y de Miembro Superior de Quirónsalud Alicante y Valencia, que lideran Sánchez Navas y Carratalá, cuentan con expertos en estas técnicas mínimamente invasivas para el tratamiento de las lesiones articulares, y son especialistas en terapias regenerativas en las lesiones tendinosas y musculares, como la infiltración ecoguiada de factores plaquetarios de crecimiento.

Pincha aquí para ver todos los post del blog “Salud y Prevención”

(No Ratings Yet)
Cargando…