Inicio / Portada España / Con el sexo, las cosas claras

Con el sexo, las cosas claras

Con el sexo, lo mejor es tener las cosas claras, porque la penetración no es lo más importante ni lo único que se puede hacer; porque hagas lo que hagas, que sea porque te apetece y nunca por presión de nadie; porque el respeto y el consenso siempre son lo primero; y porque la tecnología en esto del eros hay que usarla con cabeza

Las Cosas Claras (Plataforma Actual), un libro sobre sexo dirigido a los adolescentes, pero que también puede resultar muy útil a los adultos. Su autora, la psicóloga y sexóloga Arola Poch nos lo cuenta.

Y lo hace sin tapujos, con seriedad y datos científicos, y derrumba mitos, aclara conceptos y repasa lecciones de anatomía.

Porque el sexo, aclara en una entrevista con EFEsalud es una palabra con muchos significados; sirve para definir la condición de ser hombre o mujer, sirve para llamar a los órganos sexuales o para referirse a las prácticas eróticas.

Y la sexualidad es como vivimos cada uno el sexo.

Y dicho esto y con apoyo de su libro y sus declaraciones, vayamos a cuestiones que todavía, inexplicablemente, desconocemos y siguen importando o creando cierta angustia.

¿Cual es el tamaño del pene?

El tamaño medio del pene en reposo está alrededor de los nueve centímetros y en erección sobre los trece centímetros.

Y no existen ni pastillas ni cremas para aumentar su tamaño.

¿Y el tamaño de la vagina?

Una pregunta que no nos hacemos pero que también tiene respuesta: mide entre unos siete y diez centímetros.

¿Cuál es la diferencia entre vagina y vulva?

La vagina es la parte interna de los órganos sexuales.

La vulva es la parte externa y está formada por :

Labios mayores, el monte de venus y el clítoris.

Y también las vulvas son muy diferentes unas de otras, mas o menos abultadas, mas rectas, más sinuosas…

Pero como bien afirma Arola Poch “todas son bonitas”.

Sexo:otras cuestiones

¿Es mejor depilarse la zona genital?

Lo mejor no es, pero tampoco es peor, aunque el vello público cumple una función protectora y protege de infecciones.

¿Qué es eso de la identidad sexual?

La identidad sexual no tiene nada que ver con al orientación sexual: Una cosa es quien eres y otra quien te gusta.

sexo cosas
FOTO EFE/Javier Etxezarreta

¿Qué es una persona cisgénero?

Es aquella cuyo sexo biológico y su identidad sexual coinciden.

Es lo contrario a una persona transgénero.

En la transgénero su sexo biológico no coincide con su identidad sexual.

Y entre tanta pregunta y respuesta, también hay espacio en el libro para consejos y reflexiones más largas.

¿Cómo somos?

Nos cuenta Arola Poch que el sexo no consiste solo en mantener relaciones sexuales, el sexo empieza con cómo somos.

“Sigue con la forma en cómo nos mostramos al mundo y continúa con cómo nos relacionamos con los demás”.

También que el sexo sirve para comunicarnos, para unirnos a otras personas, para expresar nuestra forma de ser, para el placer, para el amor…

Y arroja una pregunta con miles de respuestas.

¿Para que quieres hacer sexo, no por qué, sino para que?

NO tolerar

Qué NO debemos tolerar en una pareja:

Que controle que hacemos, donde estamos.

Que nos diga como debemos vestirnos.

Que nos pida la contraseña del móvil.

Que revise nuestras redes sociales.

Que nos acuse falsamente de algo.

Que amenace.

Y por supuesto ningún tipo de violencia física, ni la más mínima.

NO es NO

¿Pero por qué cuesta decir no?

Por el deseo de agradar a la otra persona.

Por tener una personalidad especialmente servicial.

Por pensar más en los demás que en uno mismo.

Por creer que decir no es querer menos a la otra persona.

El preservativo

En otro orden de cosas, ¿cuántas excusas hay para, inexplicablemente, no ponerse el preservativo?

No lo tenía a mano.

¿No confías en mí?

Iba borracha o colocada y no me enteré.

Por no cortar el rollo.

Quedarse embarazada

Y SÍ te puedes quedar embarazada:

Con la marcha atrás.

En tu primera vez.

Haciéndolo de pie.

Cuando tienes la regla.

Aunque te laves después.

En su libro Arola Poch, que imparte talleres para adolescentes, habla también y muy extensamente de las tecnologías y el sexo, de la presión social sobre el cuerpo, de la menstruación, de todas las enfermedades de transmisión sexual que acechan: sífilis, gonorrea, VIH…

Y también de que todo empieza cuando te enamoras o no, de que el amor no es como en las películas, de las medias naranjas y las naranjas enteras, del porno y su ficción.

Las cosas como son

El título “Las Cosas Claras”, nos cuenta su autora, es porque con su libro quiere hablar de las cosas como son.

“Porque aunque vivimos en una época en la que hay mucha información, también hay mucha desinformación en relación al sexo entre los más jóvenes”.

“Es muy necesaria la educación sexual porque hay que saber filtrar tanta información que se encuentra fácilmente en internet y a la que tienen fácil acceso los chicos y es preciso que tengan claro los conceptos, lo que puede ser fiable y lo que no”.

Errores

Uno de los principales errores es considerar “que hablar de sexo es hablar de prácticas sexuales, es mucho más amplio, es hablar de orientaciones, de identidades, de cómo expresamos nuestra forma de ser hombre y/o mujer”.

Otro error, afirma, es considerar que el sexo es igual a genitales y es igual a coito.

“Pues no, las prácticas sexuales son muy amplias y variadas, no todo se centra en la parte genital , cuando nuestro cuerpo está entero para disfrutar”, señala.

Y lo principal, concluye, no es es el coito y la penetración, porque “se pueden hacer muchas cosas y disfrutar de muchas maneras”.

 

(2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…