Inicio / Actualidad / Simón asegura que no se puede hablar de segunda ola de coronavirus

Simón asegura que no se puede hablar de segunda ola de coronavirus

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha considerado este jueves que no se puede considerar que España esté inmersa en una segunda ola de la pandemia de coronavirus ya que la gran parte de los casos están asociados a brotes y la transmisión comunitaria no controlada es muy baja. Los casos positivos en las últimas 24 horas son 1.683, 89 menos que ayer

madrid medidas
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón. EFE/J. J Guillén

En conferencia de prensa, el epidemiólogo ha respondido así al ser preguntado por las declaraciones realizadas por la consejera vasca de Salud, Nekane Murga, quien ha alertado a la población de que el fuerte incremento de contagios en las últimas horas, con 338 nuevos positivos en Euskadi, pone en evidencia que se trata de la segunda ola epidémica del virus y “que no es posible una nueva normalidad”.

“Yo tengo una percepción diferente”, ha señalado el representante del Ministerio de Sanidad, quien sí ha reconocido que, en el caso del País Vasco, podría haber “riesgo” por el incremento importante de casos pero también que el 81% detectados en la última semana son asintomáticos, por lo que contagian menos y se controlan antes de que desarrollen síntomas.

“Debemos ser prudentes porque se puede generar una percepción del riesgo diferente”, ha señalado. “Hasta que no haya una transmisión descontrolada, no lo llamaría segunda ola”.

Para Simón el objetivo es detectar el mayor número de casos posible. Ese porcentaje de detección se sitúa en el 60-70% cuando en el pico de la epidemia apenas se llegaba al 10%.

“Detectar más nos crea un problema de comunicación claro” al incrementarse el número de casos positivos, “los casos son los que hay y es la mejor forma de controlar”.

Objetivo: llegar a septiembre con menos transmisión comunitaria

Fernando Simón ha dicho que el objetivo de este verano es intentar llegar a septiembre con la menor transmisión comunitaria posible (casos no asociados a brotes, no controlados) antes de que comience con la actividad educativa y se intensifique la laboral tras las vacaciones estivales.

“Los brotes se detectan y se controlan, pero hay que controlar también esa transmisión residual para que sea lo menor posible” y permita reaccionar con mayor margen.

Las cifras

El Ministerio de Sanidad ha notificado este jueves 1.683 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, 89 menos que los reportados ayer, aunque las cifras totales desde el inicio de la pandemia suman 4.088 casos más hasta las 309.855 infecciones.

Según los datos facilitados a Sanidad por las comunidades, los mayores incrementos de casos se siguen produciendo en Aragón (328 más), País Vasco (322) y Madrid (310) y en los últimos días se han registrado 22 fallecimientos hasta un total de 28.500 muertos.

En los últimos siete días se han diagnosticado 19.405 nuevos positivos, los que supone una incidencia acumulada (casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes) de un 41,26, muy dispar según las comunidades, ya que va desde el 312,21 de Aragón o el 70,92 de Navarra, al 5,53 de Canarias.

En este período, Cataluña ha contabilizado 5.113 nuevos positivos confirmados por PCR, Aragón 4.119, Madrid 3.363, el País Vasco 1.419 y en Andalucía 1.309.

En la última semana han requerido hospitalización, 673 personas, 41 en UCI.

El epidemiólogo ha asegurado que no por el momento no existe presión en los hospitales, aunque algunos centros de Aragón pueden ver incrementado el número de pacientes, aunque esta comunidad autónoma puede haber llegado al pico de contagios y existe una estabilización de casos.

Según Simón, ha habido 222 casos importados desde el fin del estado de alarma, una dato que “hay que valorar con mucho cuidado, pero que representa un número muy pequeño respecto al número de casos que hay en España”.

Sobre los casos sospechosos, ha explicado que se detectan entre 50.000 y 55.000 cada semana (75.000 la semana pasada y 81.000 ésta) y del total de sospechosos analizados un 10 % se convierte en casos, lo que supone 4.400 a la semana.

Además, ha dicho que en la actualidad se hacen pruebas de diagnóstico PCR al 93 % de los sospechosos, y un 35 % de los casos detectados ha tenido contacto con un positivo confirmado previamente.

La edad media de los contagiados se sitúa en los 40 años de los hombres y los 43 de las mujeres, según sus datos, aunque en la última semana se sitúa por debajo de los 40.

580 brotes

Ahora hay 580 brotes activos con 6.900 casos y se han cerrado 154.

Los grupos sociales más afectados son las fiestas y reuniones familiares con 106 brotes y 900 casos, 8 casos por brote, y el ocio nocturno, con 46 brotes pero con 1.500 casos, con un promedio de 32 casos por brote y son más difíciles de identificar.

Los brotes asociados a los trabajadores temporeros son 30, con 500 casos, 15 casos por brote.

La mediana de edad de los fallecidos, 83 años

En la última semana se han notificado 22 fallecimientos por COVID y la mediana de edad (la mitad de ellos) tenía más de 83 años.

“Pero eso no quiere decir que no haya algunos casos de personas que han muerto en la cincuentena o con 60 años”, ha advertido el experto.

Aunque haya grupos de riesgo, como los mayores, en cualquier grupo de edad puede haber casos graves y muertes.

Reunión con Madrid

Madrid está detectando un porcentaje de asintomáticos muy bajo, un 15%, en comparación con otras comunidades autónomas. Y ese será uno de los temas que se tratará en la reunión que mañana Sanidad celebra con las autoridades regionales sanitarias.

También se analizará si están haciendo todas las PCR necesarias, dada su gran capacidad, y si lo hacen en los grupos adecuados.

Madrid ha incrementado notablemente el número de contagios en los últimos días.

(No Ratings Yet)
Cargando…