Inicio / Portada España / Los tres básicos para prevenir el cáncer de piel: fotoprotección, revisiones y autoexploración

Los tres básicos para prevenir el cáncer de piel: fotoprotección, revisiones y autoexploración

Nos adentramos en pleno verano. Los expertos del blog “Salud y prevención”, en un nuevo post, te describen y explican los tres pilares básicos para prevenir el cáncer de piel: fotoprotección, revisiones y autoexploración

Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), los carcinomas de piel en España tienen una tasa de incidencia de 47 casos por 100.000 habitantes en el año 2020, con una tendencia al aumento de la incidencia en los últimos años.

La buena noticia es que más del 90 % de los cánceres de piel se pueden evitar con fotoprotección, revisiones dermatológicas y autoexploración, según asegura la doctora Silvia Pérez Gala, jefa de Servicio de Dermatología del Hospital La Luz (Madrid).

“Aplicar fotoprotector de 50+ (pantalla total) que cubra los espectros UVA y UVB, así como acudir al dermatólogo ante cualquier mancha o lesión cutánea nueva, que haya cambiado rápidamente, de forma o de color, que sangre o se cubra de costra”, son las recomendaciones de esta experta, con el objetivo de concienciar a la población sobre la importancia de implementar hábitos saludables relativos a la exposición solar, más en verano.

Asimismo, subraya que es vital la autoexploración de la piel para conocer cómo son nuestros lunares, con ayuda de fotografías repetidas cada 6 meses, y de un espejo para observar las zonas de difícil acceso, como otro de los pilares básicos a la hora de prevenir esta neoplasia.

La doctora Pérez Gala destaca que en los cánceres de piel es fundamental el diagnóstico precoz. Este tipo de tumor es el más prevenible y uno de los más frecuentes en el mundo.

Desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) alertan en este sentido de que cada año unas 4.000 personas en España desarrollan un melanoma (el cáncer con peor pronóstico) y más de 74.000 tienen un cáncer cutáneo no melanoma.

“Sin embargo, un elevado porcentaje de españoles no son conscientes de este problema ni de cómo una exploración temprana puede ayudarles. Un 24 % de la población piensa que estar bronceado es bueno para la salud y un 17 % cree que las cabinas de rayos UVA no incrementan el riesgo de cáncer”, alerta la institución.

Al mismo tiempo, la especialista del Hospital La Luz llama la atención sobre el hecho de que la mayoría de estos tumores son asintomáticos, por lo que las revisiones dermatológicas son fundamentales para su diagnóstico precoz: “Muchos de estos tumores los encontramos de casualidad cuando el paciente viene a consulta por otro motivo y lo exploramos”.

Tipos de cáncer de piel

En concreto, explica que hay numerosos tipos de cáncer de piel y la mayoría son fáciles de tratar con una tasa de curación muy alta.

“Los más frecuentes tienen mayor relación directa con la exposición solar, porque hay muchos otros tipos de tumores malignos que pueden afectar a la piel”, señala.

Así, las lesiones más frecuentes son las precancerosas queratosis actínicas (QA), también conocida como ‘queratosis solar’, y los carcinomas basocelulares.

“Las primeras se curan con mayor facilidad y el riesgo de evolución a un cáncer de piel existe, pero se necesitan años y normalmente se diagnostican a tiempo”, aprecia.

Al mismo tiempo precisa que estas lesiones precancerosas, como la queratosis actínicas y queilitis actínicas, afectan al labio inferior fundamentalmente, son manchas rosadas con un tacto áspero, como papel de lija y pueden producir escozor.

“Son muy frecuentes en el cuero cabelludo de pacientes varones con alopecia que no se han protegido a lo largo de los años”, agrega.

La dermatóloga añade por otro lado que el carcinoma basocelular es el cáncer de piel más frecuente, y se caracteriza por tener una superficie brillante que se cubre de una costra que no termina de curar, “pero hay otros tipos más agresivos que invaden localmente. Las metástasis son excepcionales”, describe la doctora.

A su vez, Pérez Gala indica que los carcinomas epidermoides son frecuentes en pacientes con exposición solar crónica a lo largo de los años y suelen ser tumores más grandes, indurados.

Según la especialista del Hospital La Luz, “se debe tener mucha precaución en aquellos que aparecen en orejas y labios por mayor riesgo de metástasis.”

El cáncer de piel más peligroso: el melanoma

En última instancia, la experta de Quirónsalud hace mención del melanoma,“uno de los cánceres con mayor letalidad”.

Es más, sostiene que, pese al aumento de la esperanza de vida en relación a este tumor por las terapias dirigidas y  la inmunoterapia, son la prevención y el diagnóstico precoz los mayores aliados para evitar la mortalidad por este cáncer.

“El melanoma es el tipo más grave de cáncer de piel. Deriva de las células que dan el pigmento a la piel (melanocitos) y su comportamiento. Sin detección precoz, suele ser muy agresivo con metástasis locales y a distancia en distintos órganos vitales”, afirma la dermatóloga del Hospital La Luz.

Finalmente, recuerda que el 84 % de los melanomas se detectan antes de su diseminación, lo que permite que el tratamiento quirúrgico sea curativo: “Es fundamental su detección antes de que sobrepasen el límite de la epidermis, primera capa de la piel, dado que, en la dermis (segunda capa de la piel) ya hay vasos sanguíneos y linfáticos por los que las células pueden escaparse y originar las temidas metástasis”.

“El melanoma – prosigue- es más frecuente en la piel, pero también hay melanomas oculares, en mucosa oral, genital, perianal y de manera excepcional en órganos internos”.

Ante la duda sobre cualquier lunar o mancha en la piel, Pérez Gala anima a los pacientes a acudir a las consultas, puesto que, asegura, los centros sanitarios son hoy instalaciones seguras frente al contagio de COVID-19 al haber diseñado circuitos y espacios de atención libres del virus.

Pincha aquí para ver todos los post del blog “Salud y Prevención”

(No Ratings Yet)
Cargando…