Inicio / Actualidad / Más inversión y menos estigma, los retos para proteger la salud mental tras la pandemia

Más inversión y menos estigma, los retos para proteger la salud mental tras la pandemia

Este domingo 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental. Llega en un momento en el que la salud mental de la población, especialmente la de niños y adolescentes, se encuentra muy deteriorada. De acuerdo con los expertos, la pandemia ha puesto sobre la mesa la importancia de la salud mental en nuestra sociedad, evidenciando las carencias que tiene

salud mental pandemia

Más de año y medio después de su estallido, la pandemia continúa afectando a la salud mental de la población. De hecho, psiquiatras y psicólogos coinciden en que este impacto psicológico durará más que el propio virus.

Pero el problema, recuerdan los expertos, no es nuevo. Según la OMS, 1 de cada 4 personas tiene o tendrá algún problema de salud mental a lo largo de su vida y el suicidio es ya la primera causa de muerte en personas de 15 a 29 años.

Para dar respuesta a esta “pandemia de salud mental” desde el sistema público hace falta, según los expertos, más inversión y más profesionales.

Sin embargo, esta crisis sanitaria ha dejado al descubierto las graves carencias de la atención a la salud mental en España, que destina a esta cuestión un 5 % del presupuesto sanitario global frente al 7 % de media europea.

Doctor Celso Arango, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría. Cedida

El sistema -de acuerdo con el doctor Celso Arango, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP)– “no está preparado para atender el daño añadido por la pandemia, pero tampoco lo estaba antes”.

“La ratio de psiquiatras en este país es un 40 % inferior a la de la media europea. Todo esto ya lo sabíamos antes, pero cuando las cosas van bien, se nota menos” ha señalado el presidente de la SEP.

En la misma línea, la doctora Marina Díaz Marsá, presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid (SPM), señala que “para abordar la aparición de nuevos trastornos o el agravamiento de los previos hay que dotar a la psiquiatría de más profesionales”.

También la psicóloga Timanfaya Hernández, Vicedecana del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, denuncia la falta de recursos. “La ratio de psicólogos y de psicólogas en la administración pública es absolutamente insuficiente”, señala, y añade que “las consultas privadas también están desbordadas”.

Población infanto juvenil, grandes perjudicados

El impacto psicológico de la pandemia está siendo especialmente acusado en algunos segmentos de la población más vulnerables ante situaciones de crisis, como son las personas que previamente tenían un trastorno mental grave, los profesionales sanitarios y, en especial, la población infanto juvenil.

“Ha habido un incremento muy elevado de los trastornos de conducta alimentaria (TCA), depresión e incluso intención suicida entre los jóvenes”, apunta el doctor Arango.

“Lo que estamos viendo en la población infanto juvenil son problemáticas más graves”, señala la psicóloga Timanfaya Hernández, y advierte que “la no atención a tiempo de estos trastornos puede provocar que se cronifiquen”.

Doctora Marina Díaz Marsá, presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid. Cedida

Precisamente esta semana, Unicef ha dado a conocer los resultados del Informe Estado Mundial de la Infancia 2021 que, por primera vez en su historia, centra su atención en la salud mental.

El informe revela que uno de cada siete adolescentes en el mundo entre los 10 y los 19 años tiene un trastorno mental diagnosticado y que el suicidio es ya la quinta causa de muerte para este grupo de edad.

La doctora Díaz Marsá señala que la pérdida de rutinas, la falta de contacto con otras personas de su edad, la mayor exposición a conflictos familiares o dedicar más tiempo a las redes sociales son algunos de los factores que están detrás de este deterioro especialmente acusado de la salud mental de la población infanto juvenil.

“En el caso concreto de los TCA, además de todos estos aspectos, también ha influido que durante los meses de confinamiento hemos estado expuestos a muchos mensajes sobre que hay que hacer ejercicio, dieta, etc.”, añade Díaz Marsá.

En la misma línea, el doctor Celso Arango lamenta que “el confinamiento ha tenido un coste en la salud mental de los jóvenes muy elevado”.

Arango destaca como una noticia positiva la reciente aprobación de la especialidad de Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia.

“Algo fundamental -señala- teniendo en cuenta que más del 50 % de los trastornos mentales comienzan en la infancia y en la adolescencia”.

El estigma continúa siendo una lacra para la atención de la salud mental

El estigma en relación con los trastornos psiquiátricos continúa siendo una lacra que puede además dificultar o impedir la búsqueda de ayuda por parte de los pacientes que lo necesitan.

evolución comportamiento pandemia
La psicóloga Timanfaya Hernández, Vicedecana del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Cedida

De acuerdo con el doctor Arango, “los trastornos mentales son patologías muy prevalentes que producen mucho daño a la persona que los sufre. Es muy injusto y cruel que sobre esa carga se añada otra más, que es la del rechazo por parte de la sociedad”.

“El cerebro es otro órgano más del cuerpo, que tiene el mismo derecho a fallar, a enfermar y a no funcionar bien en un momento determinado como lo tiene el corazón, el hígado o el riñón”, continúa el presidente de la SEP.

En la misma línea, Timanfaya Hernández señala que “existe la idea generalizada de que la salud mental se puede tratar con voluntad, y esto es algo que nunca nos plantearíamos con una cardiopatía o con una diabetes”.

“Seguimos minimizando y escondiendo todo lo que tiene que ver con la salud mental. Afortunadamente estamos avanzando, pero todavía queda mucho por trabajar”, señala la psicóloga.

La parte ‘positiva’, coinciden los expertos, es que la pandemia ha contribuido a visibilizar los problemas de salud mental y, en cierto modo, ha supuesto un paso adelante en la normalización.

“El que haya personas que son ídolos de la población joven que hayan hablado abiertamente de sus problemas de salud mental supone un paso adelante muy grande en la normalización de estos trastornos”, concluye el doctor Celso Arango.

(No Ratings Yet)
Cargando…