Inicio / Portada España / Rinosinusitis crónica: alto impacto sobre la calidad de vida y la economía

Rinosinusitis crónica: alto impacto sobre la calidad de vida y la economía

El alto coste de la rinosinusitis crónica, con un fuerte impacto sobre la calidad de vida y la economía, con un gasto de 1.500 euros por paciente y año, es el tema de un nuevo post de los expertos del blog “Salud y prevención”

Rinosinusitis crónica: alto impacto sobre la calidad de vida y la economía

El 30 % de los casos de rinosinusitis crónica no se pueden controlar pese al alto impacto sobre la calidad de vida que tiene esta enfermedad sobre quienes la padecen, y también, por qué no decirlo, sobre el sistema de atención sanitaria que debe socorrer a los mismos: 1.500 euros por paciente y año.

Así nos lo aclara el profesor Antonio Abrante, Codirector del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla, comparando las limitaciones que sufren estas personas con los pacientes con patologías cardíacas con limitaciones en actividades básicas de la vida diaria: comer, dormir, trabajar, relaciones sexuales, mayor incidencia de ansiedad/depresión…

En concreto, la rinosinusitis crónica (RSC) consiste en un trastorno crónico que aún no tiene cura. Se manifiesta con congestión nasal, rinorrea con mucosidad externa y posterior, estornudos, trastornos del olfato, cefaleas, y algias faciales (dolor).

Se trata de una inflamación de las fosas nasales y de los senos paranasales persistente, con la presencia o no de pólipos, y que afecta a un 10 % de la población.

En cuanto a su etiología, el doctor Juan Maza, también del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón, precisa que es desconocida, aunque reconoce que se ha abierto una esperanza hacia el esclarecimiento de sus causas, gracias a los últimos avances sobre el conocimiento de las respuestas inmunológicas, las características físicas del epitelio nasal, la invasión de algunos microorganismos (Staphylococcus aureus, fúngicos…), así como de otros factores predisponentes (genómicos).

Opciones en su tratamiento

En un primer momento, desde Atención Primaria, nuestro médico generalista nos puede prescribir un tratamiento consistente en la práctica de lavados nasales con agua de mar o con suero fisiológico, acompañado de un antiinflamatorio de tipo esteroideo en forma de spray nasal.

“En caso de que los síntomas persistan o se agraven, lo mejor es que el paciente acuda a un otorrinolaringólogo para estudiar la posibilidad de aplicar otros fármacos, o si fuera necesario el realizar una cirugía”, según precisa la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC)

En aquellos casos en los que, pese a un tratamiento médico correcto, el paciente siga con una sintomatología que afecte a su calidad de vida podría estudiarse la cirugía nasal (apertura de los senos paranasales por vía endoscópica, facilitando el drenaje de los senos, y favoreciendo que el tratamiento médico alcance mejor todos los rincones de las cavidades nasosinusales).

En este sentido, el doctor Maza matiza que en la actualidad el eje terapéutico de la enfermedad sigue siendo la corticoterapia intranasal (CIN). “Siguiendo los algoritmos recomendados (EPOS, ARIA) es posible utilizar además la corticoterapia sistémica, los antibióticos, los antileucotrienos, etc., e incluso las intervenciones quirúrgicas (CENS)”.

Eso sí, a pesar de todo ello, en torno al 30 % de los casos no se consiguen controlar, e incluso en aquellos que se obtiene respuesta, las posibilidades de recurrencia de la enfermedad son elevadas, según lamenta este otorrinolaringólogo.

Por su parte, el profesor Antonio Abrante, sostiene que desde hace algunos años, y con la irrupción de nuevos fármacos biológicos, se ha generado una nueva corriente terapéutica basada en biomarcadores implicados, no sólo en la RSC, sino también en enfermedades fisiopatológicamente parecidas como el asma, creando un nuevo concepto de “vía aérea única”.

“La investigación en el campo de la rinitis crónica está creciendo exponencialmente en los últimos años, y los especialistas creemos que existe la necesidad de actualizar conocimientos en el diagnóstico y manejo de la misma, para así poder ofrecer el mejor tratamiento a nuestros pacientes”, valora el doctor Maza.

Pincha aquí para ver todos los post del blog “Salud y Prevención”

(No Ratings Yet)
Cargando…