Inicio / Actualidad / Uno de cada tres residentes en América puede vivir de forma grave la COVID-19

Uno de cada tres residentes en América puede vivir de forma grave la COVID-19

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alerta de que uno de cada tres residentes del continente americano, que equivalen a unos 325 millones de personas, puede ser mucho más propensos a sufrir formas graves de la COVID-19 debido a sus patologías previas.

Un médico con traje de bioseguridad revisa una historia clínica en una sala con pacientes de COVID-19 el 7 de mayo de 2020 en Iquitos (Perú). EFE/Ginebra Peña

“En América, tres de cada diez personas son más vulnerables a presentar COVID-19 grave debido a enfermedades preexistentes”, como diabetes, hipertensión, VIH o la tuberculosis, que son factores de alto riesgo, dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Los datos son especialmente preocupantes si se tiene en cuenta que “la pandemia no muestra indicios de desacelerar” en una región en la que hasta el lunes se habían registrado 7,7 millones de casos y 311.000 defunciones por coronavirus, lo que supone un aumento de en torno a 900.000 infecciones y cerca de 20.000 muertes en apenas unas semanas.

Los casos globales de COVID-19 supera la barrera de los 14,5 millones, mientras que los fallecidos en la pandemia se elevan a más de 607.000, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los casos diarios siguen en aumento, pero han bajado con respecto al récord alcanzado el fin de semana (260.000) y han totalizado los 189.000 en la última jornada.

EE.UU podría tener un agosto catastrófico

En Estados Unidos, que tiene 3,7 millones de contagiados, aunque la cifra de nuevos positivos se mantiene estable, aumenta el número de quienes deben ser hospitalizados para que les traten la enfermedad en algunas ciudades.

Tal es el caso de Miami, en donde los ingresos a los centros de salud se han incrementado en un 60 % y en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en un 18 %.

En esa parte del país el miedo crece tras escuchar a la jefa del programa de Prevención de Infecciones del Jackson Health System de Miami, Lilian Abbo, quien advirtió de que “de seguir con esta tendencia” agosto puede resultar “catastrófico”.

américa COVID-19
La Policía patrulla por Miami Beach.

Aun así, el alcalde de Miami, Francis Suárez, consideró este martes que las acciones implementadas para frenar al virus “están funcionando” y se necesita “un poco más de tiempo” antes de dar “una orden drástica como la de quedarse en casa”.

Por su parte, la gobernación de Nueva York anunció que los residentes de Alaska, Delaware, Indiana, Maryland, Missouri, Montana, North Dakota, Nebraska, Virginia y Washington deberán cumplir una cuarentena de 14 días si visitan el estado.

Los hackers chinos y el robo de los datos de una vacuna

Como si de una película de suspense se tratara, al drama del coronavirus se suma un nuevo peligro: dos “hackers” chinos que quisieron robar datos de una vacuna.

El angustiante avance del virus que a diario mantiene a la región en vilo hizo que ayer el Gobierno de Estados Unidos presentara cargos contra los “hackers” por intentar robar información sobre la vacuna contra la COVID-19 a empresas de al menos 11 países.

Los presuntos autores del pirateo informático fueron identificados como Li Xiaoyu y Dong Jiazhi, acusados de 11 cargos criminales en un tribunal del estado de Washington.

Según las autoridades, los hombres atacaron a 13 empresas localizadas en EE.UU. y a 12 más en otros países que investigan una vacuna que brinda la esperanza de que exista un final para esta pandemia.

Brasil prueba una vacuna

El toque esperanzador de la jornada en América lo protagonizó Brasil, donde las primeras dosis de la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Sinovac empezaron a ser aplicadas a un grupo de voluntarios.

“Hoy es un día histórico” porque “acabamos de asistir a la aplicación de la vacuna CoronaVac en el primer voluntario, una médica del Hospital de las Clínicas”, el mayor complejo hospitalario público de América Latina, aseveró el gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria.

Mientras tanto, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, convaleciente de COVID-19 desde el pasado 7 de julio, dijo hoy que aguarda el resultado de un nuevo examen y que, en caso de dar negativo, volverá “a la normalidad” en los próximos días.

“Si Dios quiere será negativo”, declaró el mandatario de Brasil, el segundo país más afectado en el mundo por la pandemia, solamente por detrás de Estados Unidos y que, de acuerdo con los últimos datos oficiales, ya supera las 81.480 muertes, tras sobrepasar hoy nuevamente los 1.000 fallecimientos diarios, y acumula más de 2,1 millones de casos.

Latinoamérica entre aperturas y cierres turísticos

En otros países americanos los gobiernos y empresarios se debaten entre seguir abriendo la economía, especialmente el sector del turismo, o mantenerla cerrada ante el elevado riesgo de contagio que representa.

Así, por ejemplo, todas las playas de la República Dominicana estarán disponibles guardando el distanciamiento social, pero en este país caribeño no se permitirá el uso de piscinas públicas, lagunas y ríos.

También en el Caribe se conoció que el icónico complejo hotelero Atlantis Paradise, en la isla de Nueva Providencia, donde se encuentra la capital del archipiélago de Bahamas, Nassau, prolongará su cierre por la situación que se vive con la COVID-19 en Estados Unidos, su principal fuente de turistas.

A su vez, el Gobierno de Jamaica anunció que no secundará la prohibición impuesta por las autoridades de Bahamas a la entrada de turistas estadounidenses ya que ello supondría dañar la industria turística local.

También Colombia dio hoy el primer paso para la reanudación de sus operaciones aéreas comerciales, suspendidas desde marzo por la pandemia, con vuelos piloto entre las ciudades de Bucaramanga y Cúcuta, en el este del país.

En contraste, el Gobierno de Ecuador anunció que volverá a cerrar al público el Parque Nacional Cotopaxi por el auge del contagio en el cantón de Mejía, una jurisdicción situada al pie del volcán gigante que da nombre a la reserva, una de las más visitadas en ese país andino.

La India y el peligro de sus metrópolis

La India, el tercer país con más infecciones, centra su lucha contra el coronavirus en las metrópolis densamente pobladas para tratar de doblegar una curva aún ascendente a pesar de que supera ya los 1,15 millones de casos confirmados.

La respuesta para ganar la batalla al virus, asegura el Gobierno indio, es mantener la realización masiva de test, ya que los 14 millones de pruebas realizadas hasta la fecha, unas 300.000 ayer, no son suficientes para rebajar la tasa de individuos que dan positivo, y que ronda aún el 8 % nacional.

(No Ratings Yet)
Cargando…