Inicio / Actualidad / Leve repunte de la pandemia: “No podemos olvidar en una semana todo lo vivido”, advierte Simón

Leve repunte de la pandemia: “No podemos olvidar en una semana todo lo vivido”, advierte Simón

Las cifras del coronavirus han repuntado levemente este martes tanto en el número de fallecidos diarios, que con 176 suman ya 26.920 desde el inicio de la pandemia, como de contagios confirmados por PCR, que han subido a 426 y elevan el total a 228.030. El epidemiólogo Fernando Simón, ante el relajamiento de las medidas se seguridad por parte de algunas personas al pasar a la fase 1 de la desescalada, ha advertido: “No podemos olvidar en una semana todo lo vivido…a los fallecidos, a los hospitalizados” en esta pandemia.

fase 2 desescalada
Un camarero atiende a los clientes en una terraza de Logroño tras la reapertura al haber pasado a la fase 1 de la desescalada. EFE/Raquel Manzanares

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, en la rueda de prensa habitual tras la reunión del  Comité de Gestión del Coronavirus ha considerado que la evolución de la pandemia de coronavirus en España muestra “una tendencia favorable clara” con “datos esperanzadores”.

Pero, una vez más, advierte ante la posibilidad de un rebrote ya que sigue existiendo riesgo de transmisión por lo que ha pedido “no bajar la guardia“.

Y ante las muestras de acortamiento de la distancia social en algunos grupos después de que la mitad de España pasara ayer a la fase 1 de la transición, el representante del Ministerio de Sanidad ha destacado los avisos que están recibiendo por parte de sanitarios a través de las redes sociales.

“Lo que hemos vivido no lo podemos olvidar en una semana, los más de 26.000 fallecidos, los 176 muertos de hoy, los hospitalizados…No podemos olvidar tan temprano, hay que ser conscientes”, ha señalado.

Según Simón, “una cosa es la progresión a la normalidad y otra olvidar tan rápido, no es necesario alargarlo meses, sino semanas. El riesgo de que uno se infecte puede significar la muerte para otro”.

Los datos de la evolución de la epidemia

De los contagios diarios, Cataluña ha notificado otros 337 casos respecto a ayer, si bien solo 184 son nuevos, lo que supone el 43 % del total; le sigue Castilla Y León, con 53; Madrid, con 48, aunque ella consolida diariamente los casos y asigna los nuevos a la fecha en que se tomaron las muestras o se dieron los resultados, por lo que cada jornada actualiza su serie, y Castilla-La Mancha, con 44.

Por el contrario, tres autonomías, además de Melilla, no han contabilizado ningún positivo en las últimas 24 horas -Baleares, Murcia y La Rioja-, y cinco han tenido menos de diez.

Una de ellas es Andalucía, que ha notificado 8, aunque, según precisa el Ministerio de Sanidad, esta comunidad ha revisado sus casos diagnosticados mediante PCR y ha actualizado la información, lo que ha llevado a que registre 48 confirmados menos respecto al balance de ayer.

El leve repunte se produce en martes, día en el que tradicionalmente la curva vuelve a subir tras el descenso experimentado los lunes por los retrasos de las notificaciones del fin de semana; aún así, el ritmo de crecimiento es del 0,19 % y la incidencia acumulada en los últimos 14 días para el total de España es más bajo que la víspera, con 27,93 casos por cada 100.000 habitantes.

A los confirmados por PCR se añaden un total de 41.490 casos diagnosticados por test de anticuerpos, que incluyen tanto las personas con COVID-19 como aquellas sin síntomas en el momento de la prueba; con ellos, los positivos detectados en España ascienden a 269.520. De ellos, 48.860 son profesionales sanitarios, 540 más que este lunes.

repunte pandemia simón
Sanitarios del Hospital del Mar asomados a las ventanas y con los trajes de protección contra el coronavirus. EFE/Quique García

Pero, como ha apuntado el director del CCAES, “en los últimos días están surgiendo estudios científicos que ponen en duda” los resultados de los test rápidos que detectan anticuerpos por no ser “suficientemente específicos” porque podrían dar un número de falsos positivos “mayor” del pensado.

“Esto se va a verificar en los próximos días para saber cómo hay que interpretar los resultados de estas pruebas”, ha añadido.

Mientras, las personas que superan la COVID-19 ya suponen 138.980, un 1,3 % más en las últimas 24 horas al anotarse otras 1.841 infecciones resueltas, que incluyen los enfermos de COVID-19 dados de alta y personas a las que se le ha realizado una prueba serológica pero no se ha podido evidenciar el momento en que contrajeron la enfermedad.

A pesar del ligero aumento del número de víctimas mortales, hoy ya es el cuarto día consecutivo que se mantienen por debajo de las 200. También es Cataluña la que más ha sufrido en un día, un total de 66, el 37,5 % de las nuevas; después está Madrid con 37 y Castilla-La Mancha con 25. El resto han presentado 9 o menos y, en el caso de Murcia y de las dos ciudades autónomas, ninguna.

La misma situación se reproduce en las hospitalizaciones, que han sumado 513 desde la víspera y 123.484 en total. Seis de cada diez nuevas han tenido lugar en Cataluña, que ha notificado 318, mientras que Madrid ha ingresado a otros 85 pacientes y Castilla-La Mancha, 22. Las demás han registrado menos de 15 y Murcia, Cantabria, Ceuta y Melilla ninguna.

Veinticuatro de los nuevos pacientes han requerido cuidados intensivos, de los que solo 14 han sido ingresados en Madrid y 5 en Castilla-La Mancha. Todas las demás, excepto Aragón, Asturias, Baleares, la Comunidad Valenciana y el País Vasco, que solo han tenido uno, no han ingresado ningún enfermo en sus UCI, por donde han pasado ya 11.371 desde el inicio de la pandemia.

La comunidad que sigue encabezando todas las cifras de la epidemia es Madrid, con 64.972 casos, 8.720 muertos y 39.751 curados; le sigue Cataluña con 55.144 positivos, 5.621 fallecidos y 24.966 altas.

Las dos Castillas vuelven a situarse en tercer y cuarto lugar, aunque en Castilla y León hay 18.048 contagiados, 1.914 fallecidos y 7.472 personas que han logrado curarse; en Castilla-La Mancha son 16.431 los casos confirmados, 2.811 los muertos y 6.181 los curados.

El País Vasco es la quinta comunidad en cuanto al número de contagiados, con 13.176; además, han fallecido 1.429 personas y 14.913 han superado la enfermedad, mientras que Andalucía, con un total de 12.293 casos confirmados, se sitúa la sexta.

La detección precoz, el objetivo

Los esfuerzos deben centrarse ahora en los sistemas de detección precoz, en lo que ya están trabajando las comunidades.

Para “estar seguros de que lo estamos detectando todo y a tiempo”, ha recordado que hoy el BOE ha publicado una orden por la que las comunidades deberán ahora recabar y enviar diariamente al Ministerio antes de las 12:00 horas información individualiza y actualizada desde las 24:00 horas del día anterior de los casos sospechosos y confirmados en los centros de salud y hospitales tanto públicos como privados.

“Además de la información que ya aportan, tendrán que informar sobre su capacidad de detección precoz, si lo detectan todo y a tiempo”, ha señalado Simón quien ha señalado que también se incluye como indicador a los sanitarios infectados y su evolución.

Inmunidad colectiva, no para controlar la epidemia

Simón, que ha afirmado que mañana o pasado se pueden conocer los primeros datos preliminares del estudio de seroprevalencia para ver el porcentaje de inmunidad en la población española, ha opinado que ante la posibilidad de que sea bajo, estos niveles no pueden servir para controlar de base de la epidemia.

Ya que para que haya una inmunidad colectiva se necesita entre un 60 y un 70% de la población, un 15%, como apuntan otros estudios serológicos, “parecería elevada” ya que el otros estudios realizados en los sanitarios “el que más inmunidad ha detectado es el 11% en un población de alto riesgo“.

La transmisión en un futuro, más que basarse en la protección de inmunidad colectiva, se centrará en personas menos expuestas y en las medidas de distanciamiento social, higiene de manos, o incluso mascarillas.

Respecto a las mascarillas, ha reiterado que son obligatorias en los transportes públicos y “altamente recomendables” para salir a la calle, aunque ha insistido que ciertos grupos, como personas con ansiedad, enfermedades respiratorias o niños, podrían tener problemas si las usaran durante mucho tiempo.

“No voy a pronunciarme a favor de la obligatoriedad o no en lugares públicos porque es difícil, entiendo que se ponga sobre la mesa; en caso de que se vaya a hacer hay que pensarla con mucho cuidado porque puede generar problemas importantes”, ha afirmado.

“La mejor mascarilla son los dos metros de distancia”, ha asegurado.

La cuarentena de las personas que lleguen a España

Por otra parte, Simón cree que España, tras haber pasado situaciones “muy complicadas” por el coronavirus, tiene que adoptar unas ciertas precauciones, como que los extranjeros tengan que estar en cuarentena cuando vengan para evitar casos importados.

“Hemos pasado por una epidemia muy dura, con una letalidad de las más importantes y si ahora mismo las personas que vienen de otros países pueden empezar progresivamente en convertirse en nuestro mayores riesgos, podemos entender que sea necesario que se tomen estas medidas”, ha dicho Simón.

El epidemiólogo se ha referido así a la orden ministerial que publica el BOE que obligará desde el viernes a mantener una cuarentena de 14 días a todas las personas procedentes del extranjero.

La orden establece que estas personas tendrán que permanecer en su domicilio o alojamiento, y deben limitar sus desplazamientos únicamente para adquirir alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; asistir a centros, servicios y establecimientos sanitarios; y por causas de fuerza mayor o situación de necesidad. Estos desplazamientos se realizarán obligatoriamente con mascarilla.

Para Simón, “no tendría sentido que un español que reside en la Península no pueda trasladarse a su segunda residencia, por ejemplo a Baleares, y una persona que viene del extranjero sí que lo pueda hacer por vía aérea”.

Asimismo, preguntado por la distancia de seguridad en los aviones que algunas compañías han incumplido, el experto ha señalado que es necesario garantizar la minimización de los riesgos antes de comprar los billetes, antes de embarcar y durante el vuelo, ya que el avión es un espacio en el que las personas están muy cerca unas de otras y con tiempo suficiente para que produzca una posible transmisión en caso de que haya personas infectadas.

Por eso es obligatorio el uso de mascarillas y la distancia de seguridad con un asiento vacío entre los pasajeros y evitar cualquier contacto físico.

(No Ratings Yet)
Cargando…