Inicio / Portada España / Relación médico-paciente: avanzar en tecnología, innovación y digitalización

Relación médico-paciente: avanzar en tecnología, innovación y digitalización

La tecnología, la innovación y la digitalización, elementos centrales de la nueva relación médico-paciente, una vez superado el impacto y consecuencias de la pandemia en el sistema sanitario

comunicación paciente
FOTO EFE/Castillo Loxa

Profesionales sanitarios y pacientes han debatido sobre cómo evolucionará la relación médico-paciente tras la pandemia, así como los grandes retos y oportunidades a las que se enfrentan ambos colectivos, en una nueva edición de los ‘Desayunos POP’, foro de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes.

En el encuentro ha participado la presidenta de la POP, Carina Escobar. Junto a ella, el secretario general del Consejo General de Colegios de Enfermería, Diego Ayuso; el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Familia y Comunitaria (semFYC), Salvador Tranche; y la presidenta de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

Los expertos coinciden en que la crisis sanitaria ha sometido a gran estrés al sistema sanitario, poniendo de manifiesto carencias notables del sistema. Señalan que, durante la pandemia, se ha producido una fractura en la relación médico-paciente.

Pacientes crónicos, los grandes afectados

Los mayores afectados de esta ‘fractura’ han sido, de acuerdo con Carina Escobar, los pacientes crónicos.

Durante su intervención, la presidenta de la POP ha recordado datos del informe “Impacto de la COVID-19 en las personas con enfermedad crónica”, un estudio de esta Plataforma.

Según este informe, del 89 % de los pacientes que tuvieron consultas programadas en los centros sanitarios tras el fin del primer estado de alarma, solo el 15 % realizó las consultas exclusivamente de manera presencial.

Sin embargo, los participantes coinciden en que la pandemia supone “un punto de inflexión” y una también una oportunidad para cambiar y mejorar la atención sanitaria.

Gracias a la tecnología, se abre un nuevo escenario de relación entre profesionales sanitarios y  entre profesionales sanitarios y pacientes.

Carina Escobar ha señalado que “en ese nuevo marco de relación, hay que abordar cómo acercarse a los pacientes para tener mejores resultados, de manera que la medicina sea más proactiva y flexible”.

En este sentido, Diego Ayuso ha señalado que la pandemia ha provocado una reorganización de los servicios sanitarios que hay que abordar de una manera “accesible y cercana” para mantener el contacto cara a cara a través de las nuevas tecnologías, teniendo en cuenta las prestaciones y necesidades que los pacientes demandan en cada momento.

Olga Delgado también ha hecho hincapié en la importancia de una comunicación continuada entre profesionales sanitarios y pacientes; y ha asegurado que el reto está en conseguir una asistencia participativa, bidireccional y continuada que atienda los problemas de los pacientes siempre que lo necesiten.

Inversión en tecnología, la clave para el cambio

En este nuevo escenario, los expertos destacan el papel clave de la teleasistencia, pero recuerdan que debe ir siempre de la mano de una asistencia presencial para garantizar una mejor atención. Además, insisten en la necesidad de invertir en recursos tecnológicos y humanos.

relación médico-paciente
La teleasistencia, que recuerdan, no tiene es lo mismo que la asistencia telefónica, tiene beneficios tanto para pacientes como para los profesionales.

Salvador Tranche ha defendido un nuevo abordaje asistencial “con humanismo”, que ponga el enfoque en los equipos y responda a las necesidades de los pacientes, que “no son las mismas que antes de la pandemia”.

“Este enfoque no debe ser la presencialidad, sino las necesidades de los pacientes, que no siempre deben ser atendidas en una consulta física”, ha precisado.

El asesor técnico del gabinete del Consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Serafín Romero, quien también ha participado en este foro, ha indicado que las videoconsultas deben compaginarse con los encuentros presenciales para la calidad de vida de los pacientes y la reducción de la presión asistencial.

Todos los participantes coincidieron en que la toma de decisiones debe estar consensuada entre profesionales sanitarios y pacientes ya que es “imprescindible” que los afectados participen de su salud y sean corresponsables.

(No Ratings Yet)
Cargando…