Inicio / Enfermedades / La subtalamotomía por HIFU contra el párkinson en The New England Journal of Medicine

La subtalamotomía por HIFU contra el párkinson en The New England Journal of Medicine

Un ensayo clínico realizado por el Centro Integral de Neurociencias AC HM CINAC Madrid sobre la subtalamotomía por HIFU como tratamiento contra el párkinson recibe el reconocimiento científico al publicarse sus resultados en la prestigiosa revista “The New England Journal of Medicine”

ensayo clínico párkinson
Los doctores Jose A. Obeso y Raúl Martínez/Foto facilitada por HM Hospitales

El Centro Integral de Neurociencias AC HM CINAC Madrid, ubicado en el Hospital UniversitarioHM Puerta del Sur de Móstoles, dirigido por el doctor José A. Obeso, ha dado un paso adelante como centro de referencia mundial en el abordaje terapéutico mínimamente invasivo de las manifestaciones motoras de la enfermedad de Parkinson mediante ultrasonidos de alta intensidad (HIFU).

La publicación en ‘The New England Journal of Medicine’ de los resultados del ensayo clínico desarrollado con una cohorte de 40 pacientes, liderado por HM CINAC Madrid, con la colaboración de la Universidad de Virginia (EE.UU.), aporta evidencia científica clase I de la seguridad y eficacia de la subtalamotomía por HIFU para el tratamiento de las manifestaciones motoras de esta enfermedad neurodegenerativa.

El artículo recoge los resultados de un ensayo clínico en el que participaron 40 pacientes entre marzo de 2018 y abril de 2019.

Se trata de un estudio español, diseñado y liderado por investigadores de HM CINAC Madrid, que ha contado con la colaboración del doctor Jeff Elias, pionero mundial en el tratamiento del temblor esencial con HIFU en la Universidad de Virginia, centro donde se incluyeron cuatro de los pacientes.

De hecho, el doctor Raúl Martínez, autor principal del estudio, y el doctor Obeso se desplazaron al Hospital de Virginia durante la inclusión de pacientes por parte del equipo americano.

Este proyecto ha sido amparado por la Fundación de Investigación HM Hospitales, la Fundación MAPFRE, la Focused Ultrasound Foundation(EE.UU.) e Insightec, la compañía que ha desarrollado la tecnología HIFU.

Subtalamotomía por HIFU

La subtalamotomía mediante HIFU permite la realización de una termoablación— aumento de temperatura en un punto diana de forma progresiva y controlada— gracias a la confluencia de ultrasonidos de alta intensidad que atraviesan el cráneo, logrando una ablación focal del núcleo subtalámico en uno de los hemisferios cerebrales.

La tecnología HIFU es netamente innovadora ya que no precisa una intervención quirúrgica en términos clásicos eliminando las complicaciones inherentes a una cirugía intracraneal y a la colocación de implantescerebrales.

De este modo se minimiza el riesgo de hemorragias cerebrales y se evitan las infecciones o problemas técnicos con los electrodos. Además, se reducen los tiempos de recuperación, la estancia hospitalaria y la complejidad de cuidados que necesita el paciente.

EFEsalud ha entrevistado al doctor José A. Obeso

¿Qué supone que ‘The New England Journal of Medicine’ haya publicado los resultados de este ensayo clínico?

La publicación de nuestros resultados en una revista del mayor  nivel científico y de exigencia, legitima su validez e implica que el tratamiento pueda empezar a ser aplicado en otros centros y, finalmente, establecerse como una opción terapéutica para ayudar a un mayor número de pacientes de párkinson.

párkinson
El doctor Obeso interviene en la jornada sobre párkinson/EFE/Víctor Lerena

A título personal y de equipo, representa un gran orgullo publicar en el New England Journal of Medicine, la revista de mayor prestigio en Medicina, dónde se han publicado los artículos médicos más importantes y de mayor impacto clínico en la historia.

¿Qué beneficios aporta la subtalamotomía por ultrasonidos de alta intensidad HIFU al paciente con párkinson?

Los signos motores principales de la enfermedad (rigidez, lentitud o bradicinesia y temblor), mejoran más de un 50 % tras el tratamiento y de manera inmediata.

Esto permite una mayor independencia en las actividades diarias de los pacientes y una mejoría en su calidad de vida.

Además, este beneficio directo sobre los signos motores permite reducir las dosis de medicación.

Debemos indicar que, hasta el momento, el tratamiento se está aplicando de manera unilateral, para mejorar el lado más afectado del cuerpo.

¿Cómo ha sido el trabajo coordinado entre HM CINAC Madrid y la Universidad de Virginia?

Muy enriquecedor y fluido. El doctor Elias, neurocirujano líder de la Universidad de Virginia y co-autor del trabajo, aparte de ser el pionero mundial y gran experto en el uso del HIFU para el temblor esencial, es un buen colega y amigo.

En su momento, el doctor Martínez (autor principal del artículo) y yo nos desplazamos hasta Virginia para coordinar los detalles del ensayo y los tratamientos a realizar en dicho centro.

La investigación clínica contemporánea requiere colaboraciones. A día de hoy es difícil obtener resultados de verdadero impacto trabajando únicamente desde un único laboratorio o Centro. Los tiempos de trabajar a solas, como esencialmente hizo Ramón y Cajal ya no son viables.

¿Por qué es menos invasivo para el paciente?

Principalmente porque, a diferencia de tratamientos similares disponibles como la estimulación cerebral profunda, no requiere incisión craneal ni ningún tipo de cirugía per se.

Esto disminuye de manera muy sustancial la ocurrencia de efectos adversos, sobre todo los graves. De hecho, los pacientes se van a casa el día después de haber realizado el tratamiento. Eso no quiere decir que no se produzcan complicaciones y en el artículo las reportamos con mucho detalle.

párkinson
Imagen del tratamiento con Ultrasonido de Alta Intensidad (HIFU) y su efecto sobre las redes anatómicas del cerebro/Foto facilitada por el HM CINAC

No hay que olvidar que se está realizando una ablación de un punto milimétrico en el cerebro. Pero en su gran mayoría los efectos adversos de la subtalamotomía por HIFU son leves y transitorios.

En global se puede decir que el balance riesgo/beneficio es favorable, y más teniendo en cuenta que estamos hablando de una técnica que está iniciando y tiene margen de mejoría.

Cuando se habla de evidencia científica clase I, ¿qué significa?

La clase I es el mayor nivel de evidencia científica en medicina clínica, el más robusto y convincente. Obtenerla requiere realizar un ensayo clínico con un diseño como el de nuestro trabajo, es decir, comparar el efecto del tratamiento con un grupo control aleatorizado al que se le ha realizado un tratamiento ficticio, como si se tratara de un placebo.

En esa comparación ni el paciente ni el examinador clínico conocen si el sujeto del estudio ha sido tratado o no, por lo que no existen errores de valoración derivados de estar sugestionado a encontrar un efecto positivo.

¿Cómo fue posible realizar un ensayo clínico de estas características en tan solo un año?

¡Pues bastante exigente! La verdad es que el proyecto en sí nos ha supuesto unos 5 años de trabajo, pero los tratamientos e inclusión de pacientes se realizaron en solo un año, lo cuál es un tiempo sustancialmente corto para un trabajo de este tipo.

Ha sido un trabajo muy grande de un gran equipo, pero estamos contentos con el resultado y la recompensa.

¿En qué otros proyectos trabajan?

Tenemos en marcha otros tres proyectos principales: la realización de la subtalamotomía de manera bilateral para mejorar ambos lados del cuerpo en los pacientes en que sea necesario; la realización de subtalamotomía de manera precoz para mejorar tanto el estado motor de los paciente como intentar  mejorar  la evolución  de la enfermedad y calidad de vida a mediano plazo; y la apertura de la barrera hematoencefálica mediante ultrasonidos de baja intensidad para intentar liberar en áreas susceptibles de degeneración moléculas que puedan revertirla o enlentecerla.

El objetivo de estos dos últimos proyectos pretende abordar la principal necesidad actual de la enfermedad de Parkinson, obtener un tratamiento que enlentezca la evolución de la enfermedad. Y, aunque con prudencia, somos bastante optimistas al respecto.

¿La pandemia ha retrasado o afectado en algo al estudio?

Afortunadamente, la parte de realización de tratamientos y seguimiento de pacientes se finalizó antes de que se iniciara la pandemia en España, por lo que en ese sentido no nos afectó.

De hecho, aprovechamos el confinamiento de marzo y abril para terminar el análisis y la redacción y escritura del artículo.

El personal clínico de HM CINAC se trasladó a planta a atender pacientes ingresados con coronavirus, por ejemplo algunos de los autores del artículo como el Dr. Martinez y nuestra enfermera Frida Hernandez entre otros, y  por las tardes generalmente, nos dedicábamos al articulo.

Una experiencia disociada e impactante, desde luego.Como ya hemos dicho ha sido un trabajo muy exigente, pero sin duda ha valido la pena.

 

Infografìa sobre el párkinson/EFE
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…