Inicio / Sanidad / Rafael Bengoa aboga por desarrollar sistemas de salud en África

Rafael Bengoa aboga por desarrollar sistemas de salud en África

El exconsejero vasco de Sanidad y director del área de salud del Deusto Business School, Rafael Bengoa, recomienda desarrollar sistemas de salud en toda África, y no solo en los países epidémicos, para prevenir crisis sanitarias como la causada por el brote de ébola

Rafael Bengoa
Rafael Bengoa. EFE/Fernando Gómez/Foto cedida por el Instituto Cervantes de Sidney (Australia)

En una entrevista en Sídney con Efe, Bengoa también ha abogado por la repatriación a sus naciones de origen de los misioneros y cooperantes que combaten este virus en África Occidental.

“Si hubieran tenido un sistema de salud decente, presentable, no habría diez mil casos, ni se habría diseminado ni llegado a otros países”, ha enfatizado Bengoa, quien participa esta semana en un ciclo de conferencias organizadas por el Instituto Cervantes de Sídney.

El experto, que ha trabajado durante quince años en la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha insistido en que una vez que se controle el brote de ébola los países desarrollados deben reflexionar si van a “volver a dejarlos a su suerte o ayudarlos a desarrollar sistemas sanitarios”.

La realidad sanitaria desvelada por el ébola

Traslado en ambulancia del misionero fallecido por ébola, Miguel Pajares. Efesalud.com
Traslado en ambulancia del misionero fallecido por ébola, Miguel Pajares. EFE/Ministerio de Defensa

El exfuncionario vasco ha explicado que el ébola ha puesto de manifiesto la falta de antivirales y vacunas para combatir la enfermedad, y ha apostado por desarrollar un modelo de colaboración entre el sector público y el privado para crear medicamentos contra unas 800 enfermedades raras que son poco atractivas para las compañías farmacéuticas porque no generan beneficios.

“Tiene que ver con la regulación, con la visión de Estado y con que se junten los Estados para trabajar juntos con las industrias farmacéuticas y, a la vez, regular una situación en las que ellas puedan anticipar beneficios razonables y todos los medicamentos que hacen falta, incluidos contra las enfermedades raras y tropicales”, manifestó Bengoa.

Por otro lado, el especialista ha dicho que le “gustaría pertenecer a un país que repatría a la gente que ha ido a salvar vidas a África, en términos humanos y éticos”.

“Lo lógico es que se siga trayendo a la gente que ha ido a ayudar a África a un país como España, que hace poco por África”, ha opinado el experto en políticas sanitarias.

Las autoridades españolas decidieron repatriar a dos religiosos que se encontraban en países africanos ya con la enfermedad avanzada y que fallecieron el 12 de agosto y el 25 de septiembre.

El pasado jueves llegó a Madrid procedente de Mali una cooperante española de Médicos sin Fronteras, ante la sospecha de que pudiera tener ébola y que permanece en cuarentena.

El día después de la repatriación

En ese sentido, Bengoa, quien también asesoró a la Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, en la reforma del sistema sanitario, ha considerado que España hizo bien en repatriar a las víctimas, aunque esto causara la infección de una auxiliar de enfermería, el primer caso de contagio del ébola registrado fuera de África.

Lo que pasó después, ha subrayado, es que España no acertó al “tomar las decisiones siguientes” ni supo organizarse para el peor escenario posible ni tampoco tenía la infraestructura necesaria para afrontar el ébola.

La auxiliar, de 44 años y que se contagió del ébola mientras atendía a una de las dos víctimas mortales del virus en España, ha logrado superar la enfermedad aunque todavía permanece en el hospital ya que, aunque curada, debe mejorar de algunos efectos que en su cuerpo dejó el virus.

Si bien ha admitido que países como el Reino Unido han construido hospitales en África para luchar contra el ébola, el experto vasco entiende que esta iniciativa ha sido solamente una respuesta rápida para salvar ciudadanos.

La epidemia de ébola ha causado en Sierra Leona, Liberia y Guinea -fronteriza con Mali- la infección de 15.351 personas, de las que 5.459 han muerto, según la OMS.

(No Ratings Yet)
Cargando…