Inicio / Enfermedades / ¿Me tengo que vacunar de sarampión?

¿Me tengo que vacunar de sarampión?

El sarampión es una enfermedad que se transmite por vía respiratoria y que puede prevenirse con la vacunación. Aún así, hay segmentos de la población vulnerables que deben conocer si tienen o no que vacunarse del sarampión y cuáles son las pautas

¿Me tengo que vacunar de sarampión?
Una enfermera prepara una vacuna contra el sarampión en Manila (Filipinas). EFE/ Francis R. Malasig

El sarampión es una enfermedad contagiosa y grave que se transmite por vía respiratoria producida por un virus. A pesar de la llegada de la vacuna en 1963, la enfermedad sigue causando miles de muertes, alcanzando, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las 110.000 en 2017 en todo el mundo.

Aún así, la OMS confirma que entre el 2000 y el 2017 la vacunación del sarampión ha logrado evitar más de 21 millones de muertes, disminuyendo los fallecimientos hasta un 80 % durante ese periodo.

A finales de agosto pasado, la OMS alertó del resurgir del sarampión en Europa e informó que cuatro países habían perdido el estatus de haber erradicado la enfermedad: Reino Unido, Albania, República Checa y Grecia.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social emitió un comunicado en el que establece que España mantiene el estado de eliminación del sarampión desde el año 2016. Por ello, conservan las recomendaciones de vacunación ya impuestas y sostienen que España no se encuentra en situación de urgencia.

¿Quién debe vacunarse?

Los niños

Sanidad recomienda dos dosis de vacuna triple vírica durante la infancia, la primera a los 12 meses y la segunda a los 3 o 4 años. Aquellos niños que superen los 4 años y no hayan sido vacunados deberán hacerlo manteniendo un intervalo de, mínimo, cuatro semanas entre las dos dosis.

vacunación sarampión
EPA/FRANCIS R. MALASIG

Los adultos

Todos aquellos que hayan nacido después de 1970 y no hayan padecido el sarampión ni hayan sido vacunados con las dos dosis establecidas, tendrán que hacerlo dejando, por lo menos, cuatro semanas de separación entre ambas. En cambio, si solo se recibió una dosis deberán vacunarse con una segunda.

Por otra parte, desde el ministerio asumen que los nacidos antes de 1970 son inmunes al sarampión por haberlo padecido antes.

Profesionales sanitarios

Desde el ministerio recuerdan que, aquellos profesionales de la sanidad que no hayan pasado la enfermedad y tampoco estén vacunados con las dos dosis, lo hagan debido al alto riesgo que corren de contagiarse frente al resto de la población.

Los síntomas del sarampión

Los principales síntomas para detectar que se padece sarampión son las manchas rojas en la piel y fiebre alta. Durante la fase inicial el paciente también puede presentar tos, ojos rojos y llorosos y manchas blancas en las mejillas.

Pasados unos días hay posibilidad de que aparezcan erupciones en la piel de color rojizo en el rostro o la parte superior del cuello y que podrían llegar a afectar a los pies y las manos. Aún así se recomienda siempre acudir al médico para que detalle un diagnóstico exacto.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…