Inicio / Coronavirus / El confinamiento por COVID redujo las urgencias por quemaduras en un 80-90%

El confinamiento por COVID redujo las urgencias por quemaduras en un 80-90%

Las quemaduras son heridas graves que dejan fuertes secuelas. Durante los meses álgidos de la pandemia por COVID-19, con la población española confinada, las urgencias atendidas por quemaduras se redujeron de manera drástica, entre un 80 y un 90%. Un dato que se facilitó en la presentación del “Informe de lesionados por quemaduras en España (2011-2017)” elaborado por la Fundación MAPFRE en colaboración con la Asociación Española de Quemaduras y Traumatismo Eléctrico (AEQUE)

quemaduras

Las quemaduras son heridas graves, dolorosas y complejas de curar. La mayor parte de ellas acarrean consecuencias para la salud física y emocional de quienes las sufren. De hecho cada día en España se atiende a una media de 18 personas en las urgencias y un 20% necesitan hospitalización.

La fundación MAPFRE y la Asociación Española de Quemaduras y Traumatismo Eléctrico (AEQUE) han elaborado el informe Lesionados por quemaduras en España. Una iniciativa pionera para conocer el impacto social y alcance en nuestra sociedad de estas lesiones.

El informe recoge datos, facilitados por el Ministerio de Sanidad, comprendidos en el periodo 2011-2017.

En su elaboración han participado profesionales sanitarios de siete Unidades de Referencia Nacional (CSUR) de Quemados Críticos de diferentes hospitales: Hospital Universitari Vall d´Hebrón (Barcelona), Hospital Universitario Juan Canalejo (A Coruña), Hospitales Universitarios de La Paz y Getafe (Madrid), Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla), Hospital Universitario La Fe (Valencia) y Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).

Los encargados de presentarlo han sido Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de MAPFRE, y el doctor Enrique Monclús, especialista en cirugía plástica y reparadora, secretario general de la Federación Iberolatinoamericana de Quemaduras (FELAQ) y  presidente de AEQUE.

“Hemos tardado tanto en elaborar este informe porque no teníamos datos homogéneos. No sabíamos cómo recogerlos y tampoco cómo compararlo con el resto de regiones”, comenta el doctor Enrique Monclús. Gracias a la creación del CSUR se han establecido criterios iguales para todas las Unidades que ha permitido analizar y comparar estos datos.

Quemaduras y COVID-19

Ya ha visto la luz la primera publicación iberolatinoamericana sobre quemados y COVID-19 liderado por la doctora Pérez del Caz, cirujana plástica del Hospital Universitario La Fe (Valencia).

En este trabajo se ha reflejado la organización, durante los meses de la pandemia, de las Unidades de Quemado de los Hospitales de Vall d´Hebrón (Barcelona), La Paz (Madrid), La Fe (Valencia), Miguel Servet (Zaragoza) y del Hospital Central de Santiago de Chile (Chile).

En ese periodo de confinamiento se produjo una disminución importante (entre el 80-90%) de urgencias atendidas e ingresos por quemaduras. De la misma manera, solo ha habido constancia de 4 casos positivo en COVID-19 que hayan sido atendidos por quemaduras y un solo fallecido.

Conclusiones del informe

Durante el periodo analizado (2011-17) en España visitaron una unidad de emergencias alrededor de 46.000 personas. De ellas, más de 9000 tuvieron que quedarse ingresadas.

“Esto supone que al día en España necesitan atención de urgencia en un hospital más de 18 personas y un 20% tienen que quedarse hospitalizados”, apunta Jesús Monclús.

En cuanto al género, los hombres son los que más sufren de quemaduras, en especial, en las edades comprendidas entre los 30 y 50 años (casi un 40% de los casos). Solamente a partir de los 65 años los valores se invierten y son las mujeres las que más incidentes tienen.

Las causas que originan las quemaduras son múltiples, pero el doctor Enrique Monclús aclara que hay que diferenciar entre adultos y niños. “En los adultos la causa de quemadura más frecuente es la llama y en los niños la escaldadura por líquidos calientes”, apunta. Los adultos, con un 12%, tienen mayor superficie corporal quemada frente al 8% de los niños.

quemaduras
Número de ingresos hospitalarios y urgencias por año por quemaduras/ Fuente: Informe de lesionados en España (Fundación MAPFRE y AEQUE)

Solo un 5% de las personas que tienen que ser ingresadas fallecen como consecuencia de las quemaduras. Esto supone un dolor social e individual difícil de superar.

Para prevenir las quemaduras en niños, Jesús Monclús insiste en tener especial cuidado con los objetos que contengan agua caliente, los mecheros y la temperatura del baño.

En el caso de sufrir una quemadura el doctor Enrique Monclús propone las siguientes recomendaciones:

  1. Apartarse de la fuente de calor
  2. Retirar la ropa quemada o evitar el contacto con elementos metálicos
  3. Remojarse unos minutos en agua fría. NO APLICAR HIELO
  4. No pinchar las ampollas
  5. Acudir a un centro de salud

Bromelaína, el gran avance

El presidente de AEQUE ha querido destacar que el número de intervenciones realizadas por quemaduras también se mantiene a la baja. “Desde el año 2015 empezamos a utilizar un tratamiento llamado Bromelaína. Es una especie de pomada que elimina la quemadura en unas pocas horas”, indica.

La bromelaína es una enzima derivada del tallo de la piña de la que se obtiene una pomada. “Se aplica en la superficie quemada y en cuatro horas elimina toda la quemadura”, explica el doctor Monclús.

Esto permite que la piel se autoregenere. En un solo día permite eliminar entre un 20-30% de quemadura reduciendo así el número de intervenciones quirúrgicas.

“En un paciente con un 90% de quemadura, esta puede estar completamente eliminada en tres días” indica Enrique. Es la mayor revolución en el tratamiento de los quemados de los últimos 40 años.

(No Ratings Yet)
Cargando…