Inicio / Enfermedades / ¿Qué sabes del sida? Pinceladas de su historia y sus retos en el Día Mundial

¿Qué sabes del sida? Pinceladas de su historia y sus retos en el Día Mundial

El sida es una de las epidemias más terribles y aunque se han conseguido estabilizar el número de contagios, es la época de luchar contra la comorbilidad y el diagnóstico tardío. Cuatro especialistas, que han trabajado con la enfermedad desde su explosión en los 80, repasan en su Día Mundial su hitos y destapan los retos de una infección con la que viven 37 millones de personas en el mundo

Otras noticias

¿Qué sabes del sida? Pinceladas de su historia y sus retos en el Día Mundial
Gran lazo rojo, símbolo de la lucha contra el SIDA, en las Ramblas de Barcelona. EFE/Andreu Dalmau con texto de EFESALUD.

Desde aquellos primeros casos en los años 80 de una enfermedad desconocida y apodada “el cáncer de los homosexuales” a la actualidad, ha aumentado la supervivencia a pesar de los contagios. Han pasado más de treinta años de investigación, lucha y buenas noticias para el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y el sida, aunque los retos siguen siendo extraordinarios.

Testigos de la enfermedad desde sus inicios, los doctores Manuel Fernández Guerrero, Juan González García, Julia del Amo y Santiago Moreno han impartido el curso de formación para periodistas de salud “Tres décadas del VIH: Aproximación a la enfermedad”, organizado por la empresa farmacéutica Gilead.

Comorbilidad y diagnóstico precoz: su lucha hoy

En la actualidad, que se ha definido como la era de la enfermedad crónica y la comorbilidad del sida, “hay mejor control pero tenemos otros problemas, otras enfermedades añadidas”, apunta el doctor Manuel Fernández Guerrero, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y responsable de Enfermedades Infecciones de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Entre esas comorbilidades están problemas cardiovasculares, cánceres no asociados al sida, envejecimiento y aumento de nuevas infecciones.

El otro gran reto es el diagnóstico precoz, “que tiene un beneficio individual y poblacional importantísimo”, expresa el doctor Juan González García, jefe de sección de Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario La Paz de Madrid

El especialista ha animado a apostar por “una estrategia universal” para luchar contra el diagnóstico tardío, que se da en la mitad de los casos porque la primera fase del VIH es asintomática, destruye linfocitos CD4 sin que se advierta, ya que el sistema inmunológico tiene defensas de sobra.

Aunque se hayan popularizado las pruebas rápidas, estas “nunca son diagnósticas en sí mismas, necesitan confirmación”, ha aclarado el jefe de sección de La Paz.

El perfil del paciente con VIH o sida varía según la zona del mundo en la que nos situemos. Por ejemplo, en África el 90% son heterosexuales y la mujer iguala o llega a superar al hombre.

En España, sucede lo contrario: el 83% son hombres y la mayoría se ha contagiado por la práctica sexual con otro hombre. El 69% es de origen español y el 27% posee estudios universitarios.

Sus cifras

“El VIH es una enfermedad global que ha cambiado el orden social: ha visibilizado aspectos como los derechos de las minorías sexuales y étnicas”, ha referido Julia del Amo, investigadora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, y lo ha equiparado con la peste

Algunas cifras que destaca esta doctora son:

  • Alrededor de 37 millones de personas en el mundo viven con VIH
  • El año pasado se estima que murieron 1,2 millones de personas de sida
  • En 2014 hubo 2 millones de nuevas infecciones en el mundo
  • Al día, 5.600 personas contraen la enfermedad
  • El 66% de nuevas infecciones viven en África subsahariana
  • En España hay 150.000 personas infectadas por VIH, una prevalencia global de 0,4%
  • En nuestro país, hay al año 10 nuevas infecciones por VIH por cada 100.000 personas

Una fórmula de ONUSIDA ha calculado que si se diagnostican el 90% de los casos, se consiguen tratar nueve de cada diez de ellos y se reducen a una carga viral indetectable, “para el año 2030 podemos acabar con la epidemia del VIH”, ha expresado la doctora Julia del Amo.

Lo que no sabías de su historia

¿Dónde estaba el sida y por qué explota en los ochenta? “El virus de la inmunodeficiencia humana procede de los simios”, revela el doctor Fernández Guerrero.

El virus comenzó a transmitirse en África Central, tras la descolonización, con el intercambio de obreros de todo el mundo y el auge de la prostitución. Muchos haitianos, por su color e idioma francés, cruzaron el charco para trabajar en la reeestructuración de los países africanos.

Por otra parte, en los años 70 Haití era destino de turismo sexual para los estadounidenses homosexuales, además de que allí se ubicaba una fábrica de donación de plasma. El resultado fue que el sida entra en Estados Unidos y de ahí a Europa.

Los primeros casos saltaron en el país americano en 1981. Fue precisamente un administrativo el que dio la voz de alarma al advertir que había un incremento en la dispensación de un fármaco para la neumonía, uno de los síntomas más frecuentes.

Es cuando empieza a hablarse de “cáncer de homosexuales” y las famosas cuatro H de la enfermedad: homosexuales, hemofílicos, heroinómanos y haitianos, apunta el doctor Fernández Guerrero.

En esa primera etapa, la era de las infecciones oportunistas, “lo único que podíamos hacer era intentar que llevaran la vida lo mejor posible. Era una época de impotencia”, ha recordado el doctor Santiago Moreno, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Tuberculosis, neumonía, cándida o sarcoma de Kaposi eran las enfermedades más características y las señales de alarma del sida.

El doctor Fernández Guerrero pudo ver su primer caso de sida en 1983 en Estados Unidos, y comprobó que entonces ya era terrible, “hoy lo sigue siendo, porque hay gente que se ha infectado, no se ha enterado y vienen al hospital en estado muy avanzado muy avanzado”.

En los noventa, la era antirretroviral, hasta 1996 la incidencia y la mortalidad siguen aumentando hasta que se logra un tratamiento de alta eficacia, antirretroviral. La década terminaba con la combinación de los fármacos de tres en tres y con la lucha contra los efectos tóxicos o las resistencias, señala el doctor Moreno.

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies