Inicio / Enfermedades / Psoriasis, mucho más que una costra

Psoriasis, mucho más que una costra

La psoriasis es una enfermedad que afecta al 2,3% de la población. A menudo, los síntomas dermatológicos van acompañados de otras enfermedades que dificultan el día a día de los pacientes. Te ofrecemos los resultados de una encuesta de Acción Psoriasis y el testimonio de un paciente

Psoriasis, mucho más que una costra
Efecto de la psoriasis, enfermedad autoinmune, en el brazo de una mujer/Foto facilitada por Acción Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel de origen autoinmune que produce lesiones cutáneas que pueden ir acompañaras de otra serie de comorbilidades. Según la OMS, se trata de una “enfermedad crónica, no contagiosa, dolorosa, desfigurante e incapacitante para la que no hay cura”.

A menudo, los síntomas dermatológicos van acompañados de otras enfermedades que dificultan el día a día. Con motivo de conocer el impacto que tiene esta enfermedad en la calidad de vida de los pacientes y de profundizar en estas comorbilidades, la asociación de pacientes Acción Psoriasis ha presentado los resultados de la encuesta IMPAS, un estudio llevado a cabo entre 1.209 pacientes de toda España en colaboración con la compañía biofarmacéutica AbbVie.

De acuerdo a los resultados de esta encuesta, un 85% de los pacientes encuestados tenía alguna enfermedad asociada a la psoriasis, habiendo aparecido la mayoría de ellas tras el diagnóstico de la misma. Entre las más frecuentes, destacan la artritis psoriásica (31%), el sobrepeso (30%), la ansiedad (26%), la hipertensión (15%), la depresión (10%), los problemas cardiovasculares (5%), la diabetes (3%) y la enfermedad hepática (3%).

El proceso inflamatorio de la psoriasis podría ser el responsable de la aparición de muchas de sus morbilidades asociadas. “El paciente debe saber que se trata de una enfermedad crónica que va a estar presente el resto de su vida y que su afectación es global”, afirma Santiago Alfonso, director de Acción Psoriasis.

El cuestionario DLQI, que permite medir el índice de calidad de vida de pacientes con problemas dermatológicos, muestran que en España la psoriasis afecta de forma grave o muy grave a la calidad de vida del 22,7% de los pacientes que la padecen.

Además, refleja que estos pacientes presentan una mayor incidencia en la mayoría de comorbilidades asociadas con respecto al global de pacientes con psoriasis encuestados: depresión (52%), ansiedad (39%), enfermedad hepática (35%), osteoporosis (28%), sobrepeso (27%) y artritis psoriásica (21%).

“La explicación de estas asociaciones puede basarse en el perfil genético, así como en el componente inflamatorio que conlleva la enfermedad y que causa la resistencia a la insulina”, señala el doctor Miquel Ribera, dermatólogo del Hospital Parc Taulí de Sabadell.

Por ello, destaca la importancia de que los especialistas sean conscientes de que la psoriasis es más que una afección cutánea, y que puede conllevar otras enfermedades menos visibles que dificultan enormemente el día a día del paciente.

sal
Detalle de una placa de psoriasis/Foto facilitada por Acción Psoriasis

La importancia de un abordaje a tiempo es fundamental para la evolución de la enfermedad. “La detección temprana y el tratamiento adecuado es importante, dado que podría permitir prevenir su evolución a fases más graves, por lo que el manejo del paciente con psoriasis debe contemplarse desde un punto de vista integral”, advierte el doctor Pablo de la Cueva, jefe de servicio de Dermatología en el Hospital Clínico Infanta Leonor.

Según IMPAS, un 20% de los pacientes no siguen ningún tratamiento para su psoriasis. Dentro de los pacientes con psoriasis moderada-severa, un 17% carece de tratamiento, un 51% tiene tratamiento tópico y un 4% recibe fototerapia.

Psoriasis, personas tras los datos

La psoriasis es una enfermedad que no solo produce consecuencias físicas, sino que también tiene un gran impacto psicológico en el paciente.

No obstante, Irene Escribano, paciente con esta enfermedad que ha pasado por los micrófonos de nuestro programa de radio, “El Bisturí”, considera que aunque su día a día sea más complicado, aceptar la enfermedad y adaptarse al tratamiento ayuda a llevarla de una forma mucho más positiva.

“Cuando empiezas a aceptar que es una enfermedad crónica, de larga duración, y que lo que se puede intentar hacer es mantenerla para tener una vida lo más normal posible, la cosa mejora”, señala.

Afirma que intentan normalizarlo lo máximo posible, pero a veces es difícil. “Vivimos distintos momentos en nuestra enfermedad, pero normalmente tenemos placas en la piel, visibles o no, en las articulaciones… Y a veces es bastante complicado adaptarse a levantarte por la mañana, mirarte en el espejo y ver que tu cara es una pura costra”.

psoriasis
Detalle de placas de psoriasis en los codos/Foto facilitada por Acción Psoriasis

Irene considera que, aunque la sociedad sigue teniendo un escaso conocimiento de la enfermedad, las asociaciones y los medios de comunicación están intentando dar a conocer en qué consiste y transmitir que no se trata de algo contagioso para que la imagen no se quede en la superficie. “Esa persona tiene sus sentimientos igual que todas las demás”.

Con ese objetivo, desde la asociación Acción Psoriasis se han llevado a cabo campañas informativas. “Nos hemos involucrado para que se acerquen, nos vean e intenten conocer lo que es la enfermedad”, dicen desde la organización.

Además, esta información también es la clave para empoderar al paciente, ya que según Irene, “no puede obtenerse en en la consulta en el momento del diagnóstico debido a la situación de la sanidad”.

Por ello, considera que es necesario que se movilicen, que se relacionen con otros pacientes, que intenten conocer todos los tratamientos que hay, que sepan que pueden acceder a ellos y empezar otras líneas si fallan las primeras… “Que conozcan que se está investigando -los biosimilares van a permitir que muchos más pacientes puedan acceder a esta terapia-, y esperamos que cada vez haya más posibilidades”.

No obstante, la crisis también ha afectado al abordaje de la psoriasis. “Los tratamientos biológicos son muy caros y por ello hay que priorizar, de alguna manera, los casos en los que se pueden recetar”.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies