Inicio / Cáncer 360 / Normopeso y ejercicio físico, aliados en la prevención del cáncer de mama

Normopeso y ejercicio físico, aliados en la prevención del cáncer de mama

Concienciar a las mujeres, desde niñas, de la importancia de practicar ejercicio físico de forma regular y de consumir una dieta saludable que ayude a mantener el normopeso, en especial en la época de la menopausia, ayuda a prevenir el cáncer de mama, un tumor que el 19 de octubre celebra su Día Mundial

“Lo ideal es incorporar el ejercicio físico a tu vida en edades tempranas de forma natural, sin que se convierta en una obsesión y, junto, con buenos hábitos alimenticios, se puede evitar el sobrepeso y la obesidad y así su relación con el cáncer de mama”, asegura la doctora Laura García Estévez, coordinadora de la Unidad de Mama de MD Anderson Cancer Center de Madrid.

Diferentes estudios científicos concluyen que en torno al 40 % de los cánceres se pueden prevenir con hábitos de vida saludables.

Pero hace falta cultura para aprender a comer y a cocinar de forma saludable, como también es cuestión de educación el que la mujer se incorpore desde niña al deporte.

“Empezar a hacer ejercicio cuando ya tenemos tiempo porque nos hemos jubilado es demasiado tarde”, advierte la oncóloga.

prevención cáncer mama
La oncóloga Laura García Estévez, coordinadora de la Unidad de Tumores de Mama de MD Anderson Cancer Center. EFE/Ana Soteras

Obesidad y su relación con los subtipos de cáncer de mama

Conocer los factores de riesgo cardiovasculares (hipertensión, hipercolesterolemia, índice de masa muscular…) y analizar su relación con los distintos subtipos de cáncer de mama es el objetivo del estudio que tiene en marcha la Unidad de Mama de MD Anderson Cancer Center y para ello cuenta con datos de 800 mujeres. Los resultados podrían estar a finales de año.

“La mama es una glándula que tiene grasa, adipocitos, y durante mucho tiempo se ha creído que ese adipocito era inerte, pero no, tiene un factor activo sobre todo en la mujer postmenopáusica, en cierto modo por una serie de receptores que pueden favorecer un cáncer de mama”, explica la doctora.

La investigación también pretende determinar si la obesidad en la postmenopausia está ligado al subtipo de cáncer de mama hormonal, el luminal, el más frecuente; mientras que la obesidad en la mujer joven está ligada con mayor frecuencia a otro subtipo, el triple negativo, el menos frecuente y más agresivo.

También otro estudio llevado a cabo por MD Anderson refleja que la obesidad y el colesterol son factores de riesgo para el cáncer de mama y que la mujer que gana peso después de un tumor de este tipo también tiene mayor probabilidad de recaída.

“Por eso es tan importante mantener siempre el normopeso, aunque es cierto que en la menopausia se complica y cuesta más perder kilos. Hay que ser mucho más severa en la dieta y en el ejercicio”, señala Laura García Estévez.

Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer, en 2019 se ha registrado más de 33.000 nuevos casos de tumores de mama con un incremento respecto a 2012 del 7,5 %.

El 90% de los casos sobreviven cinco años después de haber sido diagnosticadas.

(No Ratings Yet)
Cargando…