Inicio / Coronavirus / Presidente Academia Medicina: los brotes son “enormemente” preocupantes

Presidente Academia Medicina: los brotes son “enormemente” preocupantes

El nuevo presidente de la Real Academia Nacional de Medicina, el oncólogo Eduardo Díaz‐Rubio, considera “enormemente” preocupantes los nuevos brotes de la pandemia del coronavirus y anuncia su intención de crear un comité de crisis, dentro de la institución, para dar respuestas rápidas ante emergencias como la COVID-19

Academia Medicina
Presidente Real Academia Medicina, Eduardo Díaz- Rubio

En entrevista a EFEsalud, el nuevo presidente, que fue el impulsor de la actual unidad de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos, reconoce que “ni España, ni ningún país del mundo estaba preparado para esta pandemia, que no sabíamos como tratar”.

“Mirando hacia atrás, sí se puede decir que el estado de  alarma tenía que haber sido decretado antes”, señala.

“Nosotros, por ejemplo, cerramos el 3 de marzo la Academia”, aunque explica que siguieron trabajando telemáticamente analizando los aspectos técnicos, de comunicación, bioéticos , sanitarios… de la pandemia.

Todo este trabajo se está compilando en un informe, que se hará público en septiembre, y se trasladará al Ministerio de Sanidad y a la sociedad.

Ese mismo mes, la Academia tiene programado un ciclo para analizar todas las secuelas que provoca la COVID, y las consecuencia de la falta de atención que se ha producido en otras enfermedades al estar los quirófanos cerrados y los hospitales colapsados.

“Ahora ya hemos aprendido mucho, sabemos mejor como hacer las cosas y tenemos mejor preparación”, precisa.

“Pero debemos hacer una reflexión todos de cómo se ha procedido para prepararnos ante una segunda ola u otra pandemia que nos pueda venir dentro de 3, 4 o 5 años, y que indudablemente va a llegar”.

Los nuevos brotes, afirma, son “enormemente preocupantes”, y aunque no son de la misma naturaleza que cuando la pandemia se desencadenó en marzo, sino que están más localizados en ciertos grupos (temporeros, jóvenes…) “preocupan porque empieza a haber transmisión comunitaria” .

Considera que este es el punto “absolutamente crítico” y controlar es básico: hacer el seguimiento de los casos y su entorno para que no se extienda más, y  aumentar el número de rastreadores.

Pero también hay que tener en cuenta, indica, que la enfermedad va cambiando cada semana, y no se conoce todavía muy bien.

“Estamos en contacto de forma regular con otras doce academias de medicina de América Latina  y en cada uno de sus países las cosas son muy diferentes, y también les ha pillado con el pie cambiado”.

Comité de Crisis

En relación a la creación del Comité de Crisis, el nuevo presidente explica que se trata de tener comités de emergencia que puedan funcionar en 24 horas y sacar a la luz pública aquellas ideas que les parezcan importantes.

El proyecto, refiere, es crear un comité de expertos, que en el momento en que salte alguna alarma, en 24 horas empezar a convocar a los mejores expertos de toda España, aunque no sean numerarios de la Academia, para inmediatamente emitir informes al Gobierno y a la sociedad, sobre como debería ser abordada la crisis.

“Quizás esa es una de las cosas que nosotros hemos echado de  menos, el que no se hayan aprovechado de las sociedades científicas, de la Academia, por ejemplo, para tener una voz independiente y que a lo mejor podía haber sido útil y podíamos haber generado ideas”.

Díaz-Rubio se lamenta de que la colaboración de esta entidad vaya a ser a posteriori, con el informe que sacarán en septiembre.

“No lo hemos hecho desde un primer momento, porque no nos han llamado, y quizá también es culpa nuestra, porque no teníamos preparados esos comités de emergencia para dar una respuesta rápida”.

Academia de Medicina: Nuevos objetivos

El nuevo presidente se ha propuesto además modernizar la Academia de Medicina, lo que “implicará mantener, intensificar y mejorar las relaciones institucionales a todos los niveles”.

Es decir con el Gobierno de España, con el Ministerio de Sanidad, con el Ministerio de Ciencia, así como con el resto de instituciones académicas nacionales e internacionales.

Otro objetivo es ir incorporando la máxima excelencia en los miembros que forman parte de esta institución.

Este será un compromiso reforzado y la seña de identidad de la Institución en la que los jóvenes investigadores y profesionales de la medicina también serán protagonistas.

Presencia de la mujer

academia medicina
EFE TV

Eduardo Díaz-Rubio quiere además incrementar la presencia de la mujer, tanto en los órganos de gobierno como en el cuerpo académico.

Es algo que tendrá muy presente la nueva presidencia, máxime teniendo en cuenta que hoy día 3 de cada 4 nuevos médicos colegiados en nuestro país son mujeres.

Actualmente de los 50 académicos de número que conforman la institución, solo tres son mujeres.

Afirma que la Academia ha estado abierta a las mujeres, pero también ellas se tienen que presentar, aunque admite que la institución tiene que ser “más proactiva en este sentido e ir a buscarlas”.

Academia de Medicina y COVID‐19

Actualmente la Academia de Medicina concentra gran parte de su actividad en compartir y difundir el conocimiento médico sobre la COVID‐19, fruto de la experiencia clínica y la labor investigadora de sus miembros.

En este sentido durante los últimos meses ha venido desarrollando sesiones científicas monográficas sobre COVID‐19, de un modo telemático.

En ellas han participado académicos de Número, Correspondientes y miembros de Academias de Medicina de Latinoamérica.

En estas sesiones la pandemia ha sido tratada desde múltiples perspectivas: microbiológica, preventiva, medicina intensiva, oncológica, pediátrica, rehabilitación, neumológica, inmunitaria, genética, geriátrica, deontólogica, patológica, radiológica y diagnóstico por imagen, histórica …

Como resultado de todas estas sesiones científicas, los dos próximos números de la revista científica Anales de la Academia serán monográficos COVID‐19, albergando todo lo expuesto en dichas sesiones.

Paralelamente la Academia de Medicina ha mantenido una serie de encuentros con responsables gubernamentales y miembros de la comunidad científica internacional.

Diccionarios

El Diccionario de Términos Médicos (DTM), publicado en 2011 y en permanente revisión, seguirá ocupando un lugar importante en los trabajos académicos de esta institución, así como la culminación del Diccionario Panhispánico de Términos Médicos (DPTM).

Este último está actualmente en producción y se ha desarrollado en colaboración con doce Academias de Medicina Latinoamericanas.

El DPTM recogerá las diferentes versiones lingüísticas de la expresión médica y el vocabulario de más de un millón de profesionales de la medicina y la salud hispanohablantes.

También la Biblioteca de la Real Academia seguirá siendo uno de los pilares de la institución.

Con más de 100.000 volúmenes es única en fondos de los siglos XVIII/XIX, estando actualmente en proceso de digitalización todas las obras que atesora.

Igualmente continuará el impulso de la revista “Anales RANM”, órganos de difusión científica de la Real Academia. Es la revista decana de la ciencia médica y comenzó su andadura en el año 1879.

Ha iniciado una nueva etapa recientemente (2018) que ha dado una nueva dimensión a la labor médico‐científica desarrollada por la Corporación.

A éstas se unen otras iniciativas como el Museo de Medicina, el Banco de Imágenes de la Medicina Española, así como la realización de informes al Gobierno como órgano asesor/consultor que es la Real Academia de Medicina.

Eduardo Díaz-Rubio

El nuevo presidente es en la actualidad catedrático Emérito de la Universidad Complutense, Emérito del Sistema Madrileño de Salud y Académico de Número de la Real Academia Nacional de Medicina desde mayo de 2006 (sillón 37 ∙Oncología) .

Fue Presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM, de la Federación de Sociedades Oncológicas (FESEO), de la Sociedad Española de Investigación del Cáncer (ASEICA) y de la Comisión Nacional de Oncología Médica.

Fundador del grupo español TTD (Tratamiento Tumores Digestivos) del que es Presidente de Honor, ha sido coordinador del Plan Integral del Cáncer del Gobierno Español desde 2003 hasta junio 2008 y desde diciembre de 2019 es el Coordinador Científico de la Red Oncológica Madrileña de la Comunidad de Madrid.

Autor de más de 300 publicaciones y editor de más de 300 libros, Eduardo Díaz-Rubio ha participado en más de 50 Proyectos de Investigación y en más de 800 ensayos clínicos sobre oncología.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…