Inicio / Actualidad / Por la salud de la mujer

Por la salud de la mujer

En el Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo, diversas entidades médicas lanzan mensajes sobre la salud de las mujeres, entre ellas la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Fundación Española del Corazón (FEC) o la Organización Nacional de Trasplantes (ONT)

Por la salud de la mujer
Salvadoreñas participan en una marcha por el Día de la Mujer/EFE/Roberto Escobar

La salud es uno de los asuntos más sensibles y mencionados en el Día Internacional de la Mujer. Diversas iniciativas, acciones y comunicados inciden en ello.

Mujer y cáncer

La SEOM recuerda la importancia de la prevención primaria y secundaria en los diferentes tumores que afectan a la mujer.

Las cifras de incidencia, mortalidad y prevalencia del cáncer en los últimos 5 años son diferentes entre hombres y mujeres. A nivel mundial, en ambos sexos, el cáncer con mayor incidencia y mortalidad es el de pulmón y el de mayor prevalencia a 5 años es el cáncer de mama.

En general, la supervivencia de las mujeres es superior a la de los hombres porque los tumores más frecuentes en ellas presentan mejores supervivencias.

Afortunadamente -resalta en un comunicado esta sociedad médica-, a pesar del aumento del número de pacientes diagnosticados de cáncer, consecuencia fundamentalmente del envejecimiento de la población y de nuestros hábitos de vida, la mortalidad está disminuyendo en la mayoría de tumores.

Esto es debido a los numerosos avances en el tratamiento, y también a las medidas de prevención y diagnóstico precoz. Adoptando hábitos de vida saludables (no fumar, no beber alcohol, tener una dieta saludable y practicar ejercicio moderado) se reduciría hasta un 40% la incidencia de cáncer en los países industrializados.

El tabaquismo es el principal factor asociado con el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón. Los fumadores tienen 20 veces más riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón.  Globalmente, el porcentaje de hombres fumadores está disminuyendo pero lentamente el de mujeres fumadoras está aumentando. En algunas partes del mundo occidental el cáncer de pulmón es ya la primera causa de muerte por cáncer en mujeres, por delante del cáncer de mama.

Día Mujer
Una joven enciende una vela ante el Ayuntamiento de Valencia en memoria de las mujeres víctimas de violencia de género en el Día de la Mujer/EFE/Kai Försterling

Por ello, desde SEOM queremos alertar del aumento de mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres y concienciar a la población que deje el hábito tabáquico cuanto antes.

Es también importante recordar que la obesidad es la segunda causa prevenible de desarrollo de cáncer tras el consumo de tabaco. Hoy sabemos que hasta el 7% de las mujeres deben su cáncer a la obesidad.

Siguiendo las recomendaciones del Código Europeo Contra el Cáncer aconsejamos que se realice lactancia materna siempre que se pueda al menos durante 6 meses, que limite el uso de terapia hormonal sustitutiva y ante la duda consulte a su médico. Además no olvide participar en los programas de detección precoz de cáncer de colon, mama y cérvix.

Respecto a los factores de riesgo existen aspectos diferenciales en la mujer respecto del hombre; entre ellos se encuentra la herencia genética, ya que los síndromes de cáncer de mama y ovario familiar son frecuentes y afectan principalmente a las mujeres de la familia afectada.

Mujer y corazón

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España, por delante del cáncer, y causan además más fallecimientos entre las mujeres que en los hombres (un 6 % más) por múltiples factores, entre ellos los síntomas, mucho más difíciles de identificar en el sexo femenino.

Día Mujer
Mujeres participan en una marcha en Brasil en conmemoración del Día de la Mujer/EFE/Fernando Bizerra Jr.

En 2016, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), fallecieron en España 119.778 personas por una enfermedad del corazón, lo que supone el 29,17 % de todas las muertes. En el caso de las mujeres, murieron por esta causa un total de 64.471, mientras que en el caso de los hombres fueron 55.307.

Una de las principales razones que explica que la mortalidad por enfermedad cardiaca sea mayor en mujeres que en hombres es la dificultad para identificar los síntomas, según ha explicado a Efe el presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), Carlos Macaya, con motivo del Día Internacional de la Mujer.

“El dolor de infarto en las mujeres presenta síntomas atípicos como dolor en la espalda, en el cuello, o en la mandíbula. También los tiene en el pecho, como los hombres, pero a veces refieren dolor en la zona abdominal alta, debajo del tórax o molestias de sensación de falta de aire, fatiga y sudoración, que son interpretadas como crisis de ansiedad”, ha señalado.

Esta peculiaridad en los síntomas provoca que, en muchas ocasiones, la paciente llegue tarde a los servicios de urgencia, lo que aumenta también la probabilidad de muerte.

De hecho, según el Observatorio Regional Bretón sobre el Infarto de miocardio (ORBI), las mujeres tardan 60 minutos desde que perciben los primeros síntomas hasta que piden asistencia médica, frente a los 44 minutos de los hombres.

“Así que cuando la mujer llega al hospital, llega tarde”, lamenta Macaya, que detalla que también las muertes extrahospitalarias en los infartos son mayores en mujeres que en hombres y que, debido a esta tardanza a la hora de acudir a los servicios de urgencias, la mujer no puede beneficiarse de los tratamientos, ya que su beneficio está en función de la precocidad de instauración del tratamiento.

Día Mujer
Museo de la Mujer de Ciudad de México/EFE/Alex Cruz

Otro factor que redunda en esa mayor mortalidad es que generalmente las mujeres tienen una superficie corporal inferior al hombre y también es menor el tamaño de sus arterias, algo que dificulta la cirugía.

Dos de cada tres donantes vivos de riñón son mujeres

La donación en vivo de riñón tiene un “marcado acento femenino” ya que dos de cada tres donantes vivos de este órgano en 2017 fueron mujeres (el 64 %), datos que responden “probablemente” a su “carácter altruista y de cuidadoras”.

Lo ha puesto de manifiesto la directora de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, en la jornada institucional “Mujer y salud renal” que se ha celebrado en el Senado, con motivo de la conmemoración el próximo 8 de marzo del Día Mundial del Riñón y del Día Internacional de la Mujer.

Domínguez-Gil ha destacado en el acto, en el que han intervenido expertos y representantes de pacientes, que el trasplante de riñón no solo mejora la calidad del paciente con enfermedad renal crónica sino que “ofrece unas claras ventajas respecto a su supervivencia”.

La directora de la ONT ha destacado que en España el pasado año se realizaron 332 trasplantes renales de donantes vivos, que en un 64 % fueron mujeres, mientras que los receptores fueron en un 66 % hombres.

A su juicio, que dos de cada tres donantes vivos de riñón sean mujeres se debe al carácter “altruista y de cuidadora de la mujer“, algo que, según ha dicho en declaraciones a los periodistas, hay que poner en valor por “todo el sacrificio que supone” para una persona sana una intervención de estas características.

Ellas suelen donar a sus parejas, pero también a sus hijos.

Beatriz Domínguez-Gil, directora de la Organización Nacional de Trasplantes, posa a su llegada al acto del V Aniversario de EFEsalud/EFE/J. P. Gandul

Este “marcado acento femenino” no solo ocurre en España, también en el resto del mundo, tal y como ha indicado la directora de la ONT, que ha subrayado que en los últimos años ha descendido un 20 % la donación en vivo de riñón.

Mujer e investigación

La Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (ASEICA) advierte de que la baja financiación y la falta de políticas de conciliación frenan la carrera de la mujer investigadora.

Sólo 3 de cada 10 investigadores en oncología son mujeres. Este es el principal rasgo del personal investigador especializado en cáncer en España, un perfil profesional que se completa con una media de edad por encima de los 50 años cuando el rango de la investigadora es el de líder del grupo.

“El porcentaje de mujeres en el mundo de la investigación oncológica iba en aumento hasta 2007 en todas las fases de la carrera, pero la crisis además de perjudicar a las más jóvenes ha golpeado particularmente a las profesionales en puestos de directivos o de alta responsabilidad, con índices atascados en el 20-30%”, señala Marisol Soengas, Jefa del Grupo de Melanoma del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

Entre las razones más destacadas que justifican esta baja representación de la mujer en la carrera investigadora encontramos la escasa financiación pública y privada de la I+D oncológica, la inexistencia de políticas de conciliación laboral o motivos sociales y culturales, entre otros. La brecha de género, según señala ASEICA, está presente en dos fases: la primera, en el salto de investigadoras postdoctorales a investigadoras principales y, la segunda, para progresar de investigadora principal hacia puestos de dirección.

“El escaso presupuesto destinado a proyectos hace que una mujer con hijos apueste por un puesto de trabajo más estable, que se quede como ‘segunda de abordo’ en un grupo de investigación o que pase a puestos de gestión”, señala Gema Moreno-Bueno, investigadora de la Universidad Autónoma de Madrid y la Fundación MD Anderson Cancer Center España.

Asimismo, ASEICA pone de relieve que todavía en la actualidad existen sesgos en los procesos de evaluación en los que, ante currículums equivalentes, los hombres resultan mejor puntuados y, por ello, con mayor posibilidad de promoción.

Día Mujer
Manifestación por la Gran Vía madrileña por el Día de la Mujer/EFE/Mariscal

Así, según afirma Angélica Figueroa, coordinadora del grupo de Plasticidad Epitelial y Metástasis del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (INIBIC), “es importante que, en puestos de responsabilidad, en comisiones de evaluación y en equipos directivos haya mujeres para que actúen como referentes que promuevan este cambio”. Además, a estos problemas se unen las barreras políticas y económicas que impiden la estabilización del personal senior.

Mujer y joven: donde la ciencia se atasca

Con motivo del día de la mujer, las investigadoras de ASEICA quieren poner de relieve los problemas que afrontan las científicas jóvenes, las que están en las fases iniciales de su carrera.

“La escasez de ayudas para guarderías y la sobrecarga de trabajo que supone compatibilizar la dirección y supervisión de personal con la solicitud de múltiples proyectos científicos, viajes a congresos, participación en distintos comités, y el desarrollo de otras labores administrativas, limita el desarrollo profesional de las investigadoras, particularmente cuando la distribución de tareas no es equitativa en el entorno de la pareja”, indica Soengas.

“Por otra parte, hay otras barreras más sutiles. Se han publicado varios estudios que demuestran sesgos en procesos de evaluación, en los que para CVs equivalentes, los hombres resultan mejor puntuados, y, por tanto, con mayores posibilidades de promoción. Todo ello determina que muchas científicas elijan una posición intermedia, en lugar de un puesto de investigador principal”, añade la investigadora del CNIO.

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies