Inicio / Enfermedades / Hepatitis C, ¿podemos librarnos del virus?

Hepatitis C, ¿podemos librarnos del virus?

¿Es posible cumplir el objetivo de convertir a España en un país libre de hepatitis C? Muchos expertos afirman que sí, que podría lograrse si se llevan a cabo determinadas acciones como el cribado generalizado de toda la población, y una atención especial a las poblaciones de mayor riesgo como los usuarios de drogas o los hombres que practican sexo con hombres

Hepatitis C, ¿podemos librarnos del virus?
infografía EFE

Adelantar la eliminación de la hepatitis C, propuesta por la OMS para el 2030, y convertir España en un territorio libre del virus es la reivindicación que ponen sobre la mesa la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH); la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE); el Grupo de Trabajo sobre Tratamiento del VIH (gTt-VIH) y Apoyo Positivo.

A través de la campaña #CribadosinC en la plataforma Change.org, las citadas organizaciones junto a la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH) y la Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis (ASSCAT) impulsan acciones de cribado que permitan detectar los casos ocultos de esta dolencia.

La iniciativa, que cuenta con la colaboración de la compañía biofarmacéutica AbbVie, se ha puesto en marcha con motivo del Día Mundial de la Hepatitis que se celebra este sábado, 28 de julio.

Tenemos una oportunidad única para acabar con un problema de salud pública que no podemos desaprovechar, pero necesitamos voluntad política y apoyo social”, explica Eva Pérez Bech, presidenta de la FNETH.

“Con el arsenal terapéutico actual y las herramientas sanitarias de las que disponemos, no podemos permitir que siga habiendo personas con la enfermedad sin que lo sepan, de ahí nuestro empeño en movilizar esta iniciativa en Change.org”, añade.

En concreto,según los datos aportados por la AEHVE, se estima que en nuestro país hay alrededor de 50.000 personas con esta patología que no saben que la tienen.

Se trata de una enfermedad silenciosa que no suele presentar síntomas hasta que no está en un estadio avanzado.

La hepatitis C se ha convertido en la principal causa de muerte por enfermedad infecciosa en nuestro país.

Usuarios de drogas, objetivo principal

Juanse Hernández, coordinador de la organización gTt-VIH, ha explicado a EFEsalud que las personas usuarias de drogas son el colectivo que registra la tasa de tratamiento de la hepatitis C más baja.

“Se trata de una población muy vulnerable, donde la infección activa alcanza aproximadamente a un 60 por ciento de los usuarios de droga inyectable y además resulta difícil llegar a ellos”.

Realmente es una población que en todas sus prioridades vitales, la salud no está en el primer puesto, aunque los hay que sí.

Hernández juzga que ahora es un buen momento de decirles que esta enfermedad se puede curar, que hay fármacos que son totalmente efectivos, que el tratamiento actual no es como el de antaño, que provocaba “enormes efectos secundarios, con muchas contraindicaciones para este colectivo en concreto”.

Pero ahora incluso teniendo un consumo activo pueden tratarse, porque los ensayos y estudios han demostrado que estos tratamientos tienen la misma eficacia y la misma seguridad en población general con hepatitis C que aquellos que se inyectan drogas.

El problema es como llegar a estas personas.

Sucede que los circuitos actuales son una barrera y un obstáculo para que este colectivo pueda hacer el tratamiento.

De alguna manera habría que intentar llevar todo el diagnóstico y tratamientos de la dolencia  a los centros de atención a las drogodependencias y a los de reducción de daños que sabemos que son los sitios a los que acuden estas personas.

Y no se perderían en el circuito actual asistencial que lo hace muy complejo para ellos.

En su opinión, prosigue Hernández, existe hoy una ambiente muy propicio para lograr que España pueda afirma que está libre de hepatitis C  y “con un poco de esfuerzo de todas las partes se puede conseguir”.

Hepatitis C, cualquiera puede tenerla

En el caso de la hepatitis C, hasta en el 40% de los pacientes afectados desconoce cuál es el factor de riesgo de transmisión.

Esto significa, afirman los expertos, que cualquiera podría ser paciente y no saberlo.

Por ello defienden que se practique un cribado general en toda la población, con planes de acción dirigidos a poblaciones más vulnerables y de mejoras asistenciales que faciliten y simplifiquen al paciente el acceso al diagnóstico, tratamiento y seguimiento.

Además de una llamada a la acción a las autoridades sanitarias y la movilización social mediante Change.org, las organizaciones han iniciado una campaña en redes sociales con los hashtags #CribadosinC y #EliminalaC.

hepatitis C
Infografía de la AEHVE

El problema de la reinfección

La reinfección por el virus de la hepatitis C (VHC) después de la cura con antivirales de acción directa (AAD) en personas con VIH y también infectados de VHC resultó 28 veces más frecuente en hombres que mantenían sexo con otros hombres (HSH) que en personas con antecedentes de consumo de drogas inyectadas.

Esta es al menos la conclusión de un estudio realizado por investigadores de GeSIDA (Grupo de Estudio del SIDA de la SEIMC) y de la RIS (Red de Investigación del SIDA) en colaboración con la Subdirección General de Farmacia y Productos Sanitarios de la Comunidad de Madrid.

Los resultados de este trabajo de investigación, coordinado por los doctores Juan Berenguer (Hospital General Universitario Gregorio Marañón) y Juan González (Hospital Universitario La Paz) han sido presentados en la 22ª Conferencia Internacional del SIDA (AIDS 2018) que se celebra estos días en Ámsterdam.

Desde hace años se tiene constancia de que las reinfecciones por este virus son frecuentes en usuarios de drogas inyectadas que persisten con consumo activo de drogas por vía parenteral .

De los 2.359 pacientes coinfectados por VIH/VHC incluidos en este estudio, 1.459 referían haber adquirido la infección  por uso de drogas inyectadas en el pasado, 177 eran hombres que afirmaban haberse infectado por relaciones sexuales con otros hombres y 723 aludían a otras practicas de riesgo o no habían desvelado cuáles eran estas.

Las reinfecciones se detectaron una media de 15 semanas después de la cura y la inmensa mayoría ocurrieron en el intervalo de tiempo transcurrido entre las 13 y las 26 semanas después de la cura.

La revisión de las historias clínicas reveló que todos los hombres que practicaban sexo con otros hombres reconocían haber tenido múltiples relaciones sexuales, con penetración anal, sin preservativo, con diferentes parejas sexuales y algunos reconocieron que practicaban chemsex.

Una buena inversión

Para Juanse Hernández, la reinfección es un fenómeno habitual en las enfermedades transmisibles sobre todo cuando no hay una vacuna preventiva, y es algo con lo que hay que contar y abordar.

“Lo que no se puede hacer es no dar el tratamiento pensando que esa persona se va a volver a reinfectar y es un gasto de dinero”.

“Aquí todos tenemos una responsabilidad y la responsabilidad también es de los equipos médicos, de los hepatólogos de los médicos de infecciosas que tratan la dolencia a este colectivo, y ese tratamiento no debe ser solo darles la pastilla sino que tienen que acompañarla con educación sobre salud sexual”

No obstante reconoce que esto es “bastante difícil porque muchas veces los médicos no tienen conocimiento sobre que prácticas realizan los hombres homosexuales, sobre todo el chemsex”.

“Son temas difíciles también de abordar en la consulta y ademas la carga asistencial que soportan no les deja tiempo para tratar el  tema de forma completa”.

Pero no obstante Juanse Hernández defiende que es absolutamente necesario introducir estrategias de educación para la salud sexual dentro del contexto hospitalario.

“Hay que tratar a estas personas que tienen un alto riesgo de infección y de transmitir la hepatitis C,  y los estudios demuestran que se ahorra dinero al sistema a medio y largo plazo porque se evita la cadena contagios”.

hepatitis
Andreu Dalmau

Medicamentos innovadores

Con ocasión de este Día Mundial, Farmaindustria ha entrado en el debate para recordar que el tratamiento de la hepatitis C es el protagonista de uno de los mayores logros de la I+D farmacéutica de este siglo.

También afirma que es “una de las mejores pruebas de que el esfuerzo realizado en la investigación de nuevas terapias se traduce en avances que no sólo son capaces de mejorar los síntomas o convertir en crónicas enfermedades mortales, sino también de curar”.

Para Farmaindustria el caso de la hepatitis C es “paradigmático” por tratarse de una enfermedad que hasta hace pocos años -y hasta que llegaron a los pacientes los nuevos antivirales de acción directa (AAD)- terminaba provocando con el paso del tiempo complicaciones como cirrosis, hipertensión portal, descompensación hepática y desarrollo de carcinoma hepatocelular, que finalmente producía la muerte.

Y todavía hoy, según datos de la Organización Mundial de la Salud, esta patología afecta a 71 millones de personas en todo el mundo y es responsable de casi 400.000 fallecimientos al año debido a la cirrosis y al carcinoma hepatocelular.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies