Inicio / Psicología y bienestar / Pintura para combatir la demencia

Pintura para combatir la demencia

Los cuadros son una vía de expresión de emociones. Las personas mayores ahora tienen la oportunidad de dar rienda suelta a su imaginación y desarrollar sus capacidades cognitivas a través del arte, gracias a la iniciativa de un centro de salud. Una exposición itinerante recoge las trece mejores obras de un grupo de ancianos que padecen demencia

Pintura para combatir la demencia
Cuadros pintados por Petra (82 años), Tránsito (90 años), Pilar (92 años) y Matilde (85 años). Imágenes cedidas por Sanitas

Los talleres de pintura fomentan que los afectados por demencia se sientan activos y motivados. Por eso, cuarenta centros de Sanitas organizan este tipo de actividad y reúnen los trece mejores cuadros en una muestra artística itinerante que recorrerá diez comunidades autónomas.

El arte es un reflejo de sentimientos y emociones, incluso en fases muy avanzadas de demencia. Cada uno de los 220 dibujos y pinturas que han participado en el proceso de selección son el resultado de una eficaz terapia.

‘La Tormenta’, pintado por María Jesús (88 años). Imagen cedida por Sanitas

Beneficios para los mayores

Los pacientes están perdiendo habilidades poco a poco debido a su enfermedad, pero elaborar sus propias obras les ayuda a mantener sus capacidades activas y desenvolverse en la vida diaria.

Para elaborar sus creaciones, recurren al ingenio y emplean una amplia gama de colores y técnicas: dibujar, hacer collage, colorear, pintar con acuarelas, etc.

Todo son ventajas:

  • La estimulación cognitiva, sensorial o de generación de ideas forma parte de este tratamiento no farmacológico. El objetivo es retrasar el proceso de la enfermedad y la pérdida de funciones.
  • El trabajo en grupo permite que los mayores se relacionen con los demás y con el entorno, expresen sus pensamientos y muestren emociones.
  • Al terminar el trabajo, se sienten muy satisfechos con ellos mismos y están encantados de enseñar sus cuadros a familiares y amigos. Es decir, su estado de ánimo mejora y les mantiene activos.

Con esta exposición, los organizadores quieren demostrar que las personas con demencia son personas útiles, con mucho que aportar y capaces de desarrollar actividades enriquecedoras.

‘Tarde de Otoño’, pintado por Carmen (84 años). Imagen cedida por Sanitas
(No Ratings Yet)
Cargando…