Inicio / Coronavirus / Telemedicina: las consultas a distancia han llegado para quedarse

Telemedicina: las consultas a distancia han llegado para quedarse

En su sección de prevención, El Bisturí se centra en la telemedicina, la forma de pasar consulta que se ha seguido durante la pandemia COVID-19. ¿Cuáles son sus beneficios?, ¿Cómo cambia la relación médico-paciente? De ello habla la doctora Milagros González Béjar de SEMERGEN, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria

teledermatología
Foto cedida por la Asociación Española de Dermatología y Venerología (AEDV).

La telemedicina ha adquirido un protagonismo esencial durante la pandemia provocada por la COVID-19. Como medida preventiva, en los centros de salud las consultas se han realizado de manera no presencial, evitando el desplazamiento del paciente y la exposición que suponía.

Ahora, una vez iniciada la etapa de “nueva normalidad” la pregunta que nos hacemos es ¿qué va a pasar ahora? La respuesta parece clara, la telemedicina ha llegado para quedarse.

“Durante este tiempo ha servido para hacer el seguimiento a los pacientes con COVID-19, que no podían desplazarse al centro por las medidas de aislamiento, y para tener un acercamiento a todos los pacientes que tenían una patología previa o que necesitaban de nuestros servicios”, explica la doctora González Béjar.

Apunta que, aunque no ha llegado en las mejores circunstancias, sí podemos decir que la telemedicina se quedará entre nosotros e ira sustituyendo, en la medida de lo posible, las visitas a la consulta médica.

Las ventajas de la telemedicina

Esta forma de atender a los pacientes, como señala la doctora de SEMERGEN, permite organizar mejor la consulta y resolver demandas administrativas que no requieren de la presencia del paciente en el centro de salud.

“Es una forma de optimizar los recursos y evita la multifrecuentación, es decir, que el pacientes esté aquí todos los días”, destaca.

“Hay cosas que se puede manejar de una forma distinta y es bueno tanto para el paciente como para el profesional”, añade.

TELEMEDICINA
Hay cosas que requieren de la presencia del paciente en la consulta. En la imagen, sanitarios de Atención Primaria en un Centro de Salud practican un test de detección del COVID-19. EFE/Cati Cladera

Las consultas telemáticas no siempre son posibles

Aunque son muchas las ventajas de esta nueva forma de pasar consulta, la doctora advierte de que no vale para todo y hay circunstancias en las que el encuentro presencial con el médico es imprescindible.

“No debe de servir para quitarse al paciente del medio, no debe darse esta sensación porque es todo lo contrario.  Se hace para agilizar los trámites y en ningún caso debe limitar la accesibilidad, ni a nivel hospitalario ni a nivel de atención primaria”, subraya Milagros González Béjar.

Lo importante, como recuerda, tiene que ser la salud y no se debe perder la cercanía. “En ningún momento se limita el acceso del paciente al centro de salud sino todo lo contrario, nos da más tiempo para ver su cuadro y el mejor tratamiento, si se evitan los desplazamientos es siempre por el bien del paciente”.

Por último, explica que se está desarrollando la posibilidad de conectarse con el paciente en tiempo real a través de la plataforma Zoom y hay servicios, como el de medicina interna, que trabajan con las residencias para evitar desplazamientos innecesarios.

Todo se basa, recalca, en utilizar los medios tecnológicos para dar una mejor atención y un mejor servicio.

(No Ratings Yet)
Cargando…