Inicio / Actualidad / Un año de pandemia: La Atención Primaria reclama un pacto sanitario

Un año de pandemia: La Atención Primaria reclama un pacto sanitario

El presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Antonio Fernández-Pro Ledesma, reclama un pacto por la sanidad de todos los partidos políticos “poniendo en claro que el sistema público debe ser universal como esencia de nuestro estado de bienestar”

Atención Primaria
Antonio Fernández-Pro Ledesma, presidente SEMG

En esta tribuna para EFEsalud y tras un año de pandemia, Antonio Fernández-Pro Ledesma, expone sus reflexiones y planteamientos:

Pandemia y pacto sanitario

Por Antonio Fernández-Pro Ledesma

Hace ya un año que comenzamos con esta pandemia y estamos a las puertas de un posible cambio en la situación.

Si realmente empezamos a vacunar de manera masiva, realizamos una desescalada progresiva y, además, a todo esto, sumamos un comportamiento social acorde con las circunstancias que tenemos, conseguiremos un escenario muy favorable.

De no ser así, será muy probable que vivamos una cuarta ola con todas sus consecuencias.

La situación que hemos vivido estos meses nos obliga a realizar una serie de reflexiones.

La primera y fundamental es el modelo que tenemos de sistema sanitario.

El estado que nos procuramos todos los españoles es el estado del bienestar, y éste está sustentado en una serie de valores y principios que son los pilares básicos de nuestra sociedad, basado en la libertad, igualdad, equidad y justicia.

Estos principios esenciales solo se consiguen vertebrando los servicios que el Estado ofrece a los ciudadanos, y estos deben cumplir una serie de criterios de calidad para conseguir los resultados deseados.

Años pregonando en el desierto

En este contexto, la asistencia sanitaria es esencial como factor determinante en la consecución de estos objetivos.

Llevamos años ‘pregonando en el desierto’, denunciando lo mismo en cada declaración, en cada entrevista, en cada tribuna: que la Atención Primaria es deficiente, que estamos muy en precario y que, para colmo, nuestros profesionales jóvenes huyen de las condiciones en las que está instalado el primer nivel asistencial, buscando escenarios laborales más favorables y perdurables que los que les ofrece el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Aunque la repetición de estas cuestiones es atávica por parte de organizaciones como la nuestra, no son oídas por  nuestros gestores y políticos, sumidos -salvo honrosas excepciones- en una inercia de descapitalización y desinversión de la Atención Primaria con respecto al ámbito hospitalario, creando una brecha que ha deteriorado de forma clara y palpable la calidad de nuestro SNS.

atención primaria
Sanitarios de Atención Primaria en un Centro de Salud practican un test de detección del COVID-19. EFE/Cati Cladera

Atención Primaria: financiación finalista

Otras de las reflexiones obligadas es la modalidad de financiación de nuestro sistema sanitario, a través de impuestos, por lo que, como consecuencia, los dueños “naturales” del sistema son los ciudadanos, que se han expresado en multitud de ocasiones a favor de mantener el estado de bienestar, con los principios básicos del mismo, a través de manifestaciones o informes (por ejemplo, las mareas blancas, movimientos por la sanidad pública, etc.).

Todos exigen un sistema sólido, fuerte y que, detrás del mismo, exista un Pacto por la sanidad de todos los partidos políticos, poniendo en claro que el sistema público debe ser universal como esencia de nuestro estado de bienestar.

Para que todo esto se cumpla, existe otra reivindicación de todas las sociedades científicas y corporaciones sanitarias de este país, y no es otra que el SNS tenga un presupuesto suficiente y dejemos de arrastrar la infradotación presupuestaria que arrastramos desde hace muchísimos años.

Para finalizar estas reflexiones, aunque bien es verdad preocupan muchas más, volvemos a pedir que los presupuestos que se dediquen a Sanidad, sean precarios o no, sean finalistas.

Desde SEMG creemos que esta cuestión es fundamental para conseguir lo que todos queremos y deseamos: un Sistema sanitario fuerte, de calidad y suficientemente dotado, tanto de recursos materiales como humanos.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…