Inicio / Mujer e infancia / Pañales fuera, ideal en verano

Pañales fuera, ideal en verano

El verano es la época que muchos papás eligen para que los pequeños de la casa aprendan a controlar los esfínteres; menos ropa, no hace frío si se mojan y podemos estar más pendientes en su primera meta de hacer pis como los mayores

Pañales fuera, ideal en verano
EFE/EOA/Wu Hong

Es el primer reto de un niño, solemos identificarlo con que se hace mayor, de hecho, así se lo hacemos saber para incentivarle, pero esta primera gran meta no se consigue en dos días y algún pequeño “accidente” suele ocurrir en el proceso.

Consuelo Escudero, psicóloga clínica y Carmen Martínez González, pediatra de Atención Primaria, afirman en la publicación Famiped de la Asociación Española de Pediatría que entre los 2 y 3 años se inicia el control de esfínteres, primero el esfínter anal y a continuación el vesical. Según las doctoras, “cualquier niño sano consigue el control espontáneo del esfínter cuando está maduro neurológicamente, pero el control no es instantáneo ni está exento de avances y retrocesos, de incidentes y accidentes, como cualquier otro aprendizaje, andar, dormir, leer, etc”.

Ensayo, error, ensayo, error y algún “despiste” cuando parecía que el camino estaba aprendido, es una situación común. Los especialistas desaconsejan absolutamente el castigo si esto ocurre, pues para el pequeño, orinar es todavía un acto involuntario y como tal no debe ser causa de castigo, además de ser contraproducente con el objetivo que nos proponemos. Tampoco se aconseja tener prisa en conseguirlo así como compararle con otros niños.

Las sensaciones con las que se encuentra el niño son nuevas y por lo tanto extrañas tal y como afirman Escudero y Martínez. “En esta etapa se produce un aumento significativo de la sensibilidad y de la capacidad motora del niño, tanto fina como gruesa, siente con mayor precisión los movimientos intestinales que preceden las deposiciones, o el llenado de la vejiga. La percepción de estos movimientos puede producir satisfacción y en ocasiones inquietud porque son sensaciones nuevas, tanto a nivel motriz como a nivel psíquico”.

Es la etapa también en la que el niño adquiere una mayor autonomía, tanto en este ámbito como en otros; una etapa nueva para él y para los padres que deben tener en cuenta el carácter efímero que tiene esta época.

¿Cómo lo hacemos?

La Fundación Salud Infantil ofrece una serie de consejos para que el proceso de la retirada del pañal sea eficaz en medio de un ambiente de naturalidad y tranquilidad:

  • Jugar con ellos a “ser mayores” y a ir al baño para sentarnos en el inodoro incluso llevar muñecos al baño para que se sienten en el inodoro.
  • Leer cuentos ilustrados que traten el tema del control de esfínteres.
  • Comunicar a los niños que vamos a ir sin pañal durante el día y que sólo se lo pondremos cuando vaya a dormir.
  • Comprar un adaptador para el inodoro y un elevador antideslizante que le permita subir y bajar con facilidad.
  • Debemos darles autonomía siempre que sea posible para que entiendan todo lo que conlleva ir al baño.
(No Ratings Yet)
Cargando…