Inicio / Enfermedades / Pacientes crónicos: aprobado raspado al sistema de salud

Pacientes crónicos: aprobado raspado al sistema de salud

Aunque ha logrado superar el 5, la escasa puntuación otorgada por los enfermos crónicos al sistema de salud pone de manifiesto el amplio margen de mejora en la atención asistencial de estos pacientes. Son datos que revela un informe elaborado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) en colaboración con la Universidad Complutense. Entre las propuestas de mejora, la creación de una figura de coordinación, la integración de la atención social o la cohesión territorial

Pacientes crónicos: aprobado raspado al sistema de salud
Gráfica extraída del V Barómetro Escrónicos: Continuidad Asistencial, elaborado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid.

La satisfacción de los pacientes crónicos con el funcionamiento general del sistema sanitario público español es de 5,4, un aprobado con amplio margen de mejora, tal y como reflejan los datos del V Barómetro EsCrónicos: Continuidad Asistencial. El estudio, que se acaba de presentar, ha sido realizado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) en colaboración con la Universidad Complutense.

Entre otros datos de interés, destaca que la puntuación otorgada por los pacientes crónicos es claramente inferior a la que daba el conjunto de la población española en 2018, un 6,6 según el CIS.

Asimismo, señala que el ámbito asistencial más valorado es la atención primaria, con un 64 % de valoraciones positivas. Le sigue la atención médica especializada, con un 50 % de valoraciones positivas, y lo peor valorado son los servicios de urgencias, que tan solo alcanzan un 37 por ciento de valoraciones positivas.

La presidenta de la POP, Carina Escobar, señala: “Es un proyecto al que tenemos especial cariño porque es el primero con el que nos pusimos de acuerdo para conocer lo que necesitaban las personas con enfermedades crónicas. Este barómetro nos dice qué debemos priorizar en atención sanitaria y qué debemos mejorar”.

“El sistema de salud necesita una transformación que se adapte a las necesidades que tenemos los pacientes”, añade.

María Gálvez, directora general de la POP, expone: “Al hablar con los pacientes nos dimos cuenta que debíamos centrarnos en la continuidad asistencial. Queríamos ver cómo era la coordinación entre profesionales, averiguar si existe un responsable de coordinación y conocer cuál era ese impacto en la transmisión de la información, además de proponer medidas de mejora”.

Por su parte, Millán Arroyo y Cristóbal Torres, doctores en Ciencias Políticas y Sociología, presentaron los principales resultados del estudio.

Arroyo señala que la percepción del paciente crónico tiende claramente a empeorar cuanto más avanzada está la enfermedad: “Se vuelve más negativa”, entre otras causas como consecuencia de un sistema sanitario que se centra sobre todo en agudos, dejando de lado a las personas con enfermedades crónicas”.

Con respecto a la valoración de la coordinación general, Cristóbal Torres asegura que, en líneas generales, el 63 % de los pacientes afirma que el grado de coordinación entre los profesionales sanitarios es “regular, malo o muy malo”, concretamente, “una tercera parte, el 37 %, opina que es muy buena o buena, el 33 % que es mala o muy mala y el 30 % que es intermedia o neutra”.

Pacientes crónicos
De izquierda a derecha: Millán Arroyo, doctor en Ciencias Políticas y Sociología; María Gálvez, directora de la POP; Carina Escobar, presidenta de la POP; y Cristóbal Torres, doctor en Ciencias Políticas y Sociología. Foto cedida por la POP.

En cuanto a la valoración media de las dimensiones de la continuidad asistencial, la que más valoración positiva tiene es la continuidad de la relación entre el médico y el paciente (3,0), la segunda, la continuidad en la relación del vínculo del paciente con el médico especialista (2,7).

Los problemas están en el eje de la continuidad de la información y en el eje de la continuidad de la gestión. Información, en lo que se refiere a la transferencia de la información clínica alcanza el 2,4. En cuanto a gestión, la dimensión de la coherencia del cuidado obtiene 2,3 y la de accesibilidad entre los niveles un 2,2.

Propuestas de mejora para los pacientes crónicos

Las conclusiones generales vinieron de la mano de María Gálvez, quien se ha referido a las propuestas que ha dejado el análisis del V Barómetro EsCrónicos: Continuidad Asistencial, recomendaciones a futuro que tienen como objetivo mejorar la calidad del SNS. Son cinco.

  1. Instaurar una figura de coordinación entre niveles asistenciales que sea un referente para el paciente.
  2. Mejorar los sistemas de información que permitan a los profesionales acceder a los datos completos del paciente independientemente del lugar donde se encuentre.
  3. Flexibilizar el modelo de atención. Actualmente el modelo puede ser muy eficaz en procesos con demanda programable, pero fracasa en la atención de procesos con múltiples reagudizaciones, donde la demanda no es programable, lo que pasa factura a los servicios de urgencias.
  4. Integrar la atención social. El sistema falla en incorporar la parte social a la atención de las personas. Debemos entender la salud como algo holístico que nos permita tratar a la persona en toda su complejidad y necesidad. Es necesario conectar la información entre ambos sistemas.
  5. Asegurar la cohesión territorial. Necesitamos mayor cooperación para favorecer la cohesión del sistema de salud entre las diferentes CCAA. La dificultad para acceder a un tratamiento fuera de la Comunidad Autónoma de un paciente genera mucha incertidumbre.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…