Inicio / Actualidad / La ONU pide reabrir escuelas para evitar una catástrofe generacional

La ONU pide reabrir escuelas para evitar una catástrofe generacional

La ONU llamó este martes a todos los países a dar prioridad a la reapertura de sus escuelas en cuanto tengan controlada la transmisión local del coronavirus, advirtiendo de que los cierres prolongados plantean el riesgo de una “catástrofe generacional”.

“Vivimos un momento decisivo para los niños y los jóvenes de todo el mundo. Las decisiones que los gobiernos y los asociados tomen ahora tendrán un efecto duradero en cientos de millones de jóvenes, así como en las perspectivas de desarrollo de los países durante decenios”, señaló el secretario general de la ONU, António Guterres, en un mensaje en vídeo sobre las escuelas.

Guterres presentó un informe elaborado por la organización para analizar el impacto del cierre de los colegios, institutos y universidades y ofrecer recomendaciones a los responsables políticos.

ONU escuelas
Los colegios del estado federal alemán de Mecklemburgo-Pomerania Occidental reanudan sus clases en agosto. EFE/FELIPE TRUEBA

Según el análisis, el mundo ya sufría una “crisis de la educación” antes de la pandemia, con más de 250 millones de niños en edad escolar que no estaban escolarizados y, en los países en desarrollo, con solo una cuarta parte de los alumnos de secundaria terminando sus estudios con competencias básicas.

“Ahora nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas”, avisó Guterres.

OMS: vacunas son esperanzadoras pero podrían no dar fruto

La investigación de vacunas contra la COVID-19, que en algunos laboratorios de todo el mundo se halla ya en las últimas fases de pruebas es esperanzadora, pero “puede que nunca haya una panacea contra esta pandemia”, advirtió hoy el máximo responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Varias vacunas se encuentran en la fase tres de las pruebas clínicas y todos esperamos que de ellas salgan vacunas eficaces que ayuden a que la gente no se infecte, pero ahora mismo no hay una panacea, y quizá no la haya nunca”, admitió el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en rueda de prensa.

Con 18 millones de infecciones y más de 686.000 fallecidos, Tedros recordó que los contagios confirmados se han multiplicado por cinco en los últimos tres meses, y que a falta de vacuna hay que seguir buscando el control de los contagios con múltiples medidas que incluyen el rastreo de casos y contactos.

“Hay que hacerlo todo: mantener el distanciamiento físico, lavarse las manos de forma constante, no toser al lado de otros, llevar mascarilla y reforzar la vigilancia”, insistió el experto etíope.

“Hemos visto en todo el mundo que nunca es tarde para darle la vuelta a la situación: colaborando juntos podemos salvar vidas”, aseguró.

El máximo responsable de la OMS insistió en el hecho de que se trata de la primera pandemia de la historia causada por un coronavirus, frente a las epidemias gripales que fueron habituales en los últimos siglos (al menos una decena en los últimos 250 años).

“Se da una combinación de factores muy peligrosos, con un virus que se desplaza con mucha rapidez y además mata muchísimo”, y que afecta tanto a naciones desarrolladas como a aquellas más pobres, resumió Tedros.

América es el continente más castigado en este momento de la pandemia. Estados Unidos aglutina 4,7 millones de casos, mientras que Latinoamérica y Caribe rozan los cinco millones con Brasil, México, Perú, Chile, Colombia y Argentina a la cabeza.

Pero también en los otros continentes hay países que están en los primeros puestos del ránking mundial de casos positivos como India, Ruisa y Sudáfrica que se sitúan tras Estados Unidos y Brasil. El mundo sumas más de 18 millones de casos positivos y 694.000 muertes.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…