Inicio / Actualidad / El nuevo presidente de los médicos, Tomás Cobo, reclama más inversión para sostener la sanidad

El nuevo presidente de los médicos, Tomás Cobo, reclama más inversión para sostener la sanidad

El recién elegido presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Tomás Cobo, advierte del impacto de la pandemia en la actividad asistencial, ya que se han demorado actividades programadas, y afirma que si se quiere “sostener” el modelo sanitario actual “sin duda” hará falta más inversión

Doctor Tomás Cobo
El recién elegido presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Tomás Cobo, posa para Efe tras una entrevista. EFE/Pedro Puente Hoyos.

“Muy desafortunadamente la pandemia ha frenado y retrasado las actividades programadas, y todo esto habrá que atajarlo progresivamente”, destaca Cobo en una entrevista con Efe.

Para ello, los hospitales “no tendrán que trabajar de 8.00 a 15.00 horas”, sino que habrá que “movilizar todos los recursos y todas las horas del día”.

Y en esa tarea se necesitan más efectivos, más plantilla y más inversión. “Pero no solo es dinero, sino adecuar bien las estrategias”, insiste.

La carga de trabajo para los médicos es “abrumadora” y faltan profesionales, y Cobo señala que existe una bolsa de 7.000 facultativos que han terminado la carrera y que no acceden a la formación especializada.

El presidente de los médicos incide además en que las agendas de un médico de primaria o de un hospital son “abrumadoras”.

“Un traumatólogo, por poner un ejemplo, puede ver en una mañana entre 50 y 70 pacientes, y en primaria la agenda es también tremenda”, manifiesta.

Cobo elogia, no obstante, la “capacidad de dinamización” que tiene el Sistema Nacional de Salud, como cree que se ha demostrado con la pandemia.

“Especialistas de áreas muy específicas han sido capaces de trabajar en otras al servicio de esta crisis”, dice, antes de resaltar la vocación de servicio de los médicos.

Por eso, ve “con extrema preocupación” que no se esté vacunando a todos los médicos en el ámbito privado. “No entiendo cómo ha podido ser que haya personal sanitario, en este caso en lo privado, que no haya sido inmunizado”, recalca.

Por otro lado, admite que a los médicos les preocupa la posibilidad de que se relajen restricciones con demasiada celeridad.

A su juicio, la Administración fue “demasiado laxa” con las medidas al final de la primera ola, en el verano, y a raíz de ello hubo una segunda “tan importante o casi” como la anterior.

Hay que ser cautelosos -prosigue-  y enfatiza la importancia de las tres medidas básicas de protección para combatir la covid que “han venido para quedarse”: mascarilla, lavado de manos y distancia social.

Tomás Cobo presidente de los médicos españoles
El doctor Tomás Cobo, nuevo presidente de los médicos españoles/Foto facilitada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos

Estas tres medidas se han demostrado “tremendamente efectivas” y deben estar presentes “en todas las casas” y espacios de socialización, remarca.

Modernización, digitalización y formación

El doctor Cobo tiene entre sus objetivos al frente del Consejo General de Colegios de Médicos su modernización y hacerlo “lo más útil posible a los colegiados”.

Una pata importante es la digitalización, con herramientas como la firma electrónica, la receta electrónica, el certificado médico electrónico o el registro de las actividades que se lleven a cabo.

Pero también quiere impulsar e innovar la formación médica continuada y su acreditación, con las nuevas tecnologías.

Uno de los problemas que más preocupa al Consejo General de Colegios de Médicos son las agresiones a los profesionales.

“Los médicos hemos hecho algo mal a la hora de explicar a la sociedad en qué consiste nuestro trabajo y a la hora de explicar cómo se siente por ejemplo un profesional del 061 al llegar a casa tras encontrarse la muerte desparramada en la carretera, o al explicar cómo se siente un oncólogo al perder un paciente”, reflexiona Tomás Cobo.

A su juicio, la sociedad ve la muerte y la enfermedad como un fracaso y culpa de ello al médico, y también de las expectativas “difíciles de cumplir” que suelen crearse en torno a la medicina. “Cuando no se cumplen al final es el médico el culpable”, lamenta.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…