Inicio / Salud sexual / Nuevo parche anticonceptivo discreto y apto para “olvidadizas”

Nuevo parche anticonceptivo discreto y apto para “olvidadizas”

Un nuevo parche de uso semanal más pequeño y transparente propone llamar la atención de las usuarias que piden a gritos un método discreto, fácil de usar, y que solucione el problema de los olvidos frecuentes con la toma de la píldora. Este avance farmacéutico se da tras más de una década sin mayores innovaciones en el terreno de métodos anticonceptivos aplicables sobre la piel

Otras noticias

Nuevo parche anticonceptivo discreto y apto para “olvidadizas”
De izq. a derecha, Miguel Ángel Losada, director científico de Gedeon Richter, Esther de la Viuda, ginecóloga del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario de Guadalajara, y Verónica Sobrino, ginecóloga del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Infanta Leonor, durante la conferencia de prensa. Foto cedida por los organizadores.

La nueva alternativa en anticonceptivos hormonales combinados ha sido presentada en España por el laboratorio húngaro Redeon Richter con el nombre comercial de Lisvy, y la novedad es que es redondo, transparente, y tiene menos de 4 centímetros de diámetro.

Pero lo innovador no solo está en su diseño y la matriz multicapa, sino también en la baja dosis de estrógenos que libera a través de la piel. Según lo explica Verónica Sobrino, ginecóloga del Hospital Universitario Infanta Leonor, este método “tiene la mitad de dosis hormonal que el anterior parche, el mismo efecto anticonceptivo, permite el buen control del ciclo, y menos efectos secundarios”.

“A los ginecólogos lo que más nos llama la atención del parche es la dosis de 13 microgramos de Etinilestradiol y 6 microgramos de gestodeno”, explica Sobrino, ya que la mayoría de los anticonceptivos orales más utilizados liberan por encima de 20 o 30 microgramos al día.

La eficacia del miniparche ha sido probada en un estudio con mujeres de 18 a 45 años, en el que se determinó que el índice de Pearl es 0,4 (Índice de Pearl Europeo que indica el porcentaje de fallos del método), lo que confirma una alta eficacia anticonceptiva.

¿Cómo se usan los parches anticonceptivos?

En un ciclo normal de 28 días, se puede aplicar en el abdomen, la nalga o en la parte superior externa del brazo, una vez a la semana, lo que significa que son tres parches para las tres semanas de uso. Después se deja un intervalo de siete días sin parche durante el cual tiene lugar la menstruación. Y se vuelve a empezar la misma dinámica.

Parche anticonceptivo transparente
Parche Lisvy trasparente. Fotografía cedida por Gedeon Richter

El parche tiene cinco capas, en la parte baja está la superficie adherente, que es la que tiene el fármaco. La liberación hormonal se da lentamente y esto evita altibajos de la medicación y los niveles de concentración en la sangre.

Ante la duda de si el parche se despega, la doctora Sobrino asegura que “las mujeres pueden ir a la piscina, a la sauna, al hidromasaje y hacer ejercicio, pues las tasas de despegue son muy bajas, en condiciones de calor o humedad”, de alrededor del 5 %, precisa.

¿Y si se despega o se olvida retirarlo a los 8 días?

Según lo explica Sobrino, si la persona olvida cambiar el parche, por ejemplo el lunes, y el martes se acuerda, no hay problema se pone el siguiente, sin que pasen más de 24 horas. Sin embargo, advierte que si después de la semana de descanso se dejan más días sin parche anticonceptivo, puede haber riesgo de embarazo.

En caso de dudas es recomendable acudir a las indicaciones descritas en el prospecto. “La mayoría de personas al empezar a leerlo, lo dejan o lo tiran, pero hay que conservarlo y tenerlo a la mano”, matiza el doctor Miguel Ángel Londoño, director científico de Gedeon Richter.

Otros de los beneficios de este método anticonceptivo

Al ser administrado por vía trasdérmica, los fabricantes manifiestan que este fármaco es “la mejor opción para las mujeres que sufren de problemas intestinales, especialmente para las que son intolerantes a la lactosa”, indica Esther de la Viuda, ginecóloga y ex presidenta de la Sociedad Española de Contracepción (SEC).

parche anticonceptivo
Zonas para la aplicación del parche. Fotografía cedida por Gedeon Richter

Este método tiene un seguimiento visual que le facilita a las mujeres comprobar su uso, al estar ubicado en zonas del cuerpo visibles a la hora de vestirse, a comparación de la píldora anticonceptiva, que a veces se olvida en casa.

“Muchas mujeres no quieres utilizar un anillo vaginal, porque es un cuerpo extraño, además la forma de comprobar que está puesto no es tan discreta”, manifiesta Sobrino.

Al igual que la píldora y todos los anticonceptivos hormonales combinados, el parche anticonceptivo no protege contra las infecciones de transmisión sexual. Asimismo, advierten que es recomendable estar atentos a cualquier síntoma de alergia, como enrojecimiento desigual en la zona donde se ha puesto el parche.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies